Aragonès advierte que la mesa de diálogo tiene "un plazo" y espera reformas antes de que termine el año

Aragonès reta a Sánchez a "poner las urnas" si cree que el diálogo minimiza el independentismo
Imagen de archivo de Pere Aragonès
Europa Press

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha resaltado que la negociación con el Gobierno tiene un "plazo" y que espera que, antes de finalizar el año, se impulsen reformas legislativas para cumplir con los acuerdos firmados en la última reunión de la mesa de diálogo.

Para cumplir con ese calendario, "en pocas semanas se deberán mover muchas cosas", ha advertido Aragonès, quien ha sostenido que el plazo es la mejor garantía de la mesa. "También se decía que continuaríamos toda la legislatura con presos políticos, y finalmente se liberaron. Al final, la percepción de la fuerza la veremos el 31 de diciembre", ha añadido.

Además, ha apuntado que la apuesta de ERC sigue siendo la amnistía y que, mientras no la consigan, trabajarán "acuerdos parciales que se acerquen al máximo a los efectos" de la misma. 

La parte catalana podría conseguir mejores resultados yendo con más fuerza

Tras la última reunión de la mesa del diálogo, el presidente de la Generalitat ha alertado de que "la parte catalana podría conseguir mejores resultados yendo con más fuerza", haciendo referencia a la ausencia de Junts, que da por terminada la negociación. "Si hay formaciones que deciden mirarlo desde fuera, pensando que no irá bien, es su decisión", ha comentado.

A pesar de haber mostrado su respeto por la decisión de Junts de no participar, Aragonès ha mantenido que los acuerdos de la mesa "son acuerdos de Govern, porque son acuerdos encabezados por los dos presidentes" y que este espacio se recoge en el plan del Ejecutivo catalán.

Asimismo, ha subrayado que el objetivo es "conseguir un referéndum acordado y el fin de la represión". Así, ha apostado por un referéndum reconocido por la comunidad internacional, para lo que ve necesario ampliar mayorías: "El camino que, después del 1-O, se siguió, por la reacción del Estado, no nos permitió culminar el proceso de independencia. Ahora lo debemos hacer por otro camino".

También ha asegurado que el Gobierno "es consciente de que la relación entre Catalunya y España se deberá resolver a través de una votación", ante la que los socialistas deberán plantear cuál es su alternativa a la independencia. 

Respecto a los acuerdos con el Gobierno sobre el catalán, Aragonès ha asegurado que, además de oficializar esta lengua en la Unión Europea, el compromiso del Ejecutivo incluye "impulsar el uso del catalán en las Cortes Generales". Sobre la sentencia que ordena impartir el 25% de clases en castellano, ha argumentado que los acuerdos de la mesa suponen que el Gobierno "deberá defender la normativa aprobada por el Parlament" sobre el catalán en las aulas ante el Tribunal Constitucional.

Para Aragonès, el PSOE no ha asumido correctamente las responsabilidades por el caso de espionaje al independentismo con el programa Pegasus: "Esta es una carpeta que está abierta. Una carpeta en la que hay un profundo desacuerdo".

Sin embargo, han reactivado relaciones con el PSOE porque no se puede tener "eternamente bloqueado el proceso de negociación" y que se han tomado algunas medidas, como el cese de la directora del CNI, aunque considera que no son suficientes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento