Los signos del zodiaco más optimistas y los más pesimistas

Signos del Zodiaco
Signos del Zodiaco
Henar de Pedro

Esta semana vamos a analizar una de las facetas más interesantes relacionadas con los signos del zodiaco, la predisposición al optimismo o al pesimismo. Veremos cuáles tiran más hacia una dirección o hacia la otra, o en su caso, que tendencias tienen algunos signos en una dirección o en la otra según determinadas circunstancias. 

Pero finalmente, también, como afectarían estas tendencias en la trayectoria del destino de cada nativo, favoreciéndolo o, por el contrario, atrayendo toda una serie de luchas y dificultades

ARIES

Debido a su naturaleza suspicaz y el instinto que le impulsa hacia la lucha y la conquista, estos nativos tendrían, mayormente, una tendencia hacia el pesimismo, sobre todo porque ven la vida y a las demás personas como si se tratara de un campo de batalla, más como enemigos que como amigos, al menos de manera inconsciente. Suelen tener fuertes oscilaciones entre momentos de gran entusiasmo y optimismo, pero seguidos de otros más pesimistas o fatalistas, según vayan logrando triunfos o siendo derrotados.

TAURO

Estos nativos están dotados de una mentalidad fuertemente realista y tienen los pies muy en la tierra, por encima de todo son personas sensatas, prudentes y realizadoras. Pero en el fondo, tras este modo de ver la vida, se esconde un cierto pesimismo. Van consolidando poco a poco todo aquello que consiguen, pero huyen de las actitudes alocadas y temerarias, piensan y reflexionan mucho las cosas antes de hacerlas. En una palabra, estamos ante una personalidad sutilmente pesimista, que se va moviendo con cautela.

GÉMINIS

La naturaleza extravertida y comunicativa de estos nativos, su flexibilidad y facilidad para los cambios y adaptarse a ellos sugieren que nos hallamos ante una personalidad optimista, o por lo menos tendría mucho de ello. Pero también en esto se manifestaría la dualidad propia de este signo, ya que su naturaleza racional, intelectual y científica le inclinaría hacia una actitud algo más pesimista. De todos modos, claramente podemos clasificar a este signo dentro de los más optimistas por la imagen que emiten al mundo.

CÁNCER

Aquí nos hallamos ante una personalidad muy complicada, hipersensible y de profunda vida interior, dominado por los sentimientos y emociones, que prevalecen claramente frente al lado más frío y racional. Oscilaría entre unos momentos de gran optimismo y sincera esperanza para pasar luego a otros de profundo pesimismo, pero son las emociones quienes gobiernan estos estados y no la mente. De todos modos, prevalece cierta predisposición al optimismo que les da fuerzas y fe para afrontar la vida y sus peligros.

LEO

Los hijos del Sol, reyes sin corona, y a veces con ella, se encontrarían entre las naturalezas más confiadas y optimistas del zodiaco, y no hay duda de que eso influiría mucho en la famosa buena estrella atribuida a este signo, y totalmente real en la práctica. Se creen sinceramente reyes y protegidos de la fortuna y la realidad se ajusta a ello, porque en el caso de los Leo es la vida la que se adapta a ellos y no ellos a la vida. Pero, en cualquier caso, aquí estaríamos ante una de las personalidades claramente más optimistas.

VIRGO

Contrariamente al signo anterior, aquí nos hallaríamos ante una personalidad claramente melancólica y pesimista, aunque al mismo tiempo esto no impide que desplieguen una enorme actividad tanto intelectual como física. En estos nativos el lado superior de la personalidad (la mente) se impone claramente sobre el inferior (emociones, instintos), reprimiéndolos en una gran mayoría de casos. Tienen una inteligencia sobresaliente, pero a la vez es una personalidad marcadamente pesimista o que tiende mucho a ello.

LIBRA

Este signo engaña mucho porque su apariencia cordial, cercana, bondadosa, humanista y fácil para tender puentes y buscar acuerdos esconde, en el fondo, una naturaleza melancólica y pesimista. Detrás de su acusada tendencia a renunciar a la lucha y buscar la concordia en todas las circunstancias, se escondería, precisamente, esa naturaleza pesimista. También podemos ver que, tras su imagen cordial, llena de tacto y en apariencia sensible, se esconde una personalidad más fría y racional, incompatible con el optimismo.

ESCORPIO

Tras este signo mejor dotado que nadie para la guerra y la destrucción, los más grandes cambios y transformaciones y las pasiones más volcánicas y dramáticas, se escondería una personalidad no solo muy apasionada, sino también marcadamente pesimista, que se orienta más a la destrucción que a la construcción, y se siente más atraído hacia la guerra que hacia la paz. Hasta el amor de Escorpio es profundamente dramático y destructivo. En el fondo y aunque no lo parezca, estamos ante un nativo muy pesimista.

SAGITARIO

Aquí nos encontraremos con uno de los signos más optimistas del zodiaco, tal vez el que más, dotado de una personalidad claramente optimista y esperanzada para todas las situaciones de la vida. Y al mismo tiempo, esto se corresponde con una marcada buena estrella que siempre suele acompañarlos, en paralelo con una personalidad bondadosa y protectora, que busca hacer el bien y trabajar por un mundo mejor. Cuando les afecta alguna adversidad lo viven como una oportunidad, no como una calamidad.

CAPRICORNIO

En teoría, este signo gobernado por Saturno estaría considerado como uno de los más pesimistas y melancólicos, a pesar de su carácter voluntarioso e implacable. Pero lo cierto es que también nos encontramos otros de carácter mucho más jovial y mucho más positivos en apariencia, aunque cuando se les conoce bien se descubre que se trata más de una apariencia que de una realidad. Lo cierto es que el Capricornio típico sería el modelo que se tomaría para describir el temperamento melancólico y pesimista.

ACUARIO

En estos nativos nos encontramos una aparente contradicción, ya que por lo general su apariencia exterior se suele parecer muy poco a como son realmente por dentro. De cara al exterior es habitual que se muestren joviales y encantadores, mostrando una disposición no solo bondadosa y humanista, sino también positiva y optimista. Pero en su interior la realidad no es así y estaríamos ante una personalidad no solo mucho más radical y purista, sino también mucho más pesimista o melancólica de lo que se ve por fuera.

PISCIS

Estamos ante una de las naturalezas más emocionales y sensibles del zodiaco y también, al mismo tiempo, con grandes altibajos que oscilarían entre momentos de gran optimismo, en los que todo encaja dentro de un mundo feliz, pero seguidos de otros momentos del más negro pesimismo, en los que la tristeza es absoluta. Aquí serían las emociones y sentimientos los que mandan, aunque por lo general, la verdadera naturaleza de Piscis suele ser optimista, por eso creen en Dios, o en la humanidad, o en algún noble ideal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento