¿Necesitan los gatos salir a pasear? De forma segura y junto a nosotros, esas salidas pueden llegar a ser muy beneficiosas

Imagen de archivo de un gato paseando con un arnés.
Imagen de archivo de un gato paseando con un arnés.
Александр Бочериков / PIXABAY
Imagen de archivo de un gato paseando con un arnés.

¿Alguna vez has visto a un gato paseando junto a su dueño como si fuera un perro? Es posible que la respuesta sea sí, ya que parece ser una práctica cada vez más común entre dueños de gatos. Es un hecho que, especialmente en entornos rurales, mucha gente deja que sus felinos entren y salgan del hogar cuando quieran y, quizás, esa necesidad de exploración por parte de los animales haya llevado a aquellos dueños que viven en áreas urbanas, salir a pasear con sus gatos. Pero, ¿necesitan los gatos salir a pasear?

Mireia Berenguer, especialista en conducta felina por la Sociedad Internacional de Medicina Felina (ISFM por sus siglas en inglés) y educadora canina en Kireba, asegura que debemos tener claro que los gatos necesitan estimulación física y mental, pero que realizar paseos en la calle o en otro entorno depende de otros factores.

"La seguridad del gato es el principal factor que debemos tener en cuenta, ya que se puede producir una pérdida del animal, un robo, un atropello... También, si salen solos sin estar esterilizado pueden provocar camadas indeseadas", enumera. "Al final depende mucho de la forma de pensar del propietario y del entorno en el que vive el animal".

Pasear, una gran estimulación mental y física

Como propietaria de un gato y desde su perspectiva profesional, Berenguer considera que hay muchos factores de riesgo en dejar que el gato salga solo a la calle, de forma libre y sin control. "Sí es cierto que les ofrece una gran estimulación física y mental, por lo que, para mí lo ideal es que, en aquellas casas en las que existe la posibilidad, poder hacer cierres seguros en jardines, terrazas o balcones grandes, para que el animal pueda salir a un territorio más amplio pero controlado y seguro", recomienda.

"Por supuesto, no todo el mundo tiene un jardín enorme, de hecho, la mayoría de gente vive en un piso, de ahí la opción de pasear con el gato desde una perspectiva más perruna, con arnés y correa", añade la especialista en comportamiento felino.

"Hay muchos factores de riesgo en dejar que el gato salga solo a la calle, de forma libre y sin control"

Pero, ¿ofrece beneficios pasear a los gatos como si fueran perros? Mireia lo tiene claro: "A algunos gatos sí, siempre que haya sido habituado a ello de forma progresiva y positiva desde pequeño y que no suponga un estrés para él el arnés, la correa, cruzarse con gente, los ruidos, ni el cambiar de entorno, entre otros".

"Sin embargo, para la mayoría de los gatos será una experiencia muy estresante", afirma. "De todas formas, el enriquecimiento del entorno habitual del gato, el juego, el aprendizaje de tareas y el desarrollo del olfato, son actividades que pueden incrementar la calidad de vida de un gato sin necesidad de salir a la calle", concluye la experta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento