La NASA pide ayuda a la ciudadanía para identificar las nubes de Marte

Cuando se formó nuestro sistema solar, Marte se formó antes que la Tierra, y su composición da pistas sobre los primeros pasos en la formación de planetas. Un nuevo estudio de UC Davis anula las ideas anteriores sobre cómo se forman los planetas rocosos.
Cuando se formó nuestro sistema solar, Marte surgió antes que la Tierra, y su composición da pistas sobre los primeros pasos en la formación de planetas.
NASA

Científicos de la NASA esperan resolver un misterio fundamental sobre la atmósfera de Marte invitando al público a identificar las nubes marcianas utilizando la plataforma Zooniverse.

La información obtenida con la iniciativa Cloudspotting on Mars puede ayudar a los investigadores a descubrir por qué la atmósfera del planeta es solo un 1% más densa que la de la Tierra, aunque una amplia evidencia sugiere que el planeta solía tener una atmósfera mucho más espesa.

La presión del aire es tan baja que el agua líquida simplemente se vaporiza desde la superficie del planeta hacia la atmósfera. Pero hace miles de millones de años, lagos y ríos cubrieron Marte, lo que sugiere que la atmósfera debe haber sido más espesa entonces.

¿Cómo perdió Marte su atmósfera con el tiempo? Una teoría insinúa que diferentes mecanismos podrían estar elevando el agua hacia la atmósfera, donde la radiación solar descompone esas moléculas de agua en hidrógeno y oxígeno (el agua está formada por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno). El hidrógeno es lo suficientemente ligero como para que luego pueda flotar hacia el espacio.

Similitudes y diferencias con Marte

Al igual que la Tierra, Marte tiene nubes hechas de agua helada. Pero a diferencia de la Tierra, también tiene nubes hechas de dióxido de carbono, que se forman cuando se enfría lo suficiente como para que la atmósfera marciana se congele localmente. Al comprender dónde y cómo aparecen estas nubes, los científicos esperan entender mejor la estructura de la atmósfera media de Marte, que tiene una altitud de aproximadamente 50 a 80 kilómetros.

"Queremos saber qué desencadena la formación de nubes, especialmente nubes de hielo de agua, que podrían ensañarnos la altura a la que llega el vapor de agua a la atmósfera, y durante qué estaciones", dijo en un comunicado Marek Slipski, investigador postdoctoral en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Ahí es donde entra Cloudspotting on Mars. El proyecto gira en torno a un registro de datos de 16 años del Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la agencia, que ha estado estudiando el planeta rojo desde 2006. El instrumento Mars Climate Sounder de la nave espacial estudia la atmósfera en luz infrarroja, que es invisible al ojo humano. En las mediciones tomadas por el instrumento mientras MRO orbita alrededor de Marte, las nubes aparecen como arcos. El equipo necesita ayuda para examinar esos datos en Zooniverse, marcando los arcos para que los científicos puedan estudiar de manera más eficiente en qué parte de la atmósfera ocurren.

Ahora tenemos más de 16 años de datos para buscar, lo cual es muy valioso

"Ahora tenemos más de 16 años de datos para buscar, lo cual es muy valioso: nos permite ver cómo cambian las temperaturas y las nubes en diferentes estaciones y de un año a otro", dijo Armin Kleinboehl, investigador principal adjunto de Mars Climate Sounder en JPL. "Pero es una gran cantidad de datos para que los analice un equipo pequeño".

Si bien los científicos han experimentado con algoritmos para identificar los arcos en los datos de Mars Climate Sounder, es mucho más fácil para los humanos detectarlos a simple vista. Pero Kleinboehl dijo que el proyecto Cloudspotting también puede ayudar a entrenar mejores algoritmos que podrían hacer este trabajo en el futuro. Además, el proyecto incluye seminarios web ocasionales en los que los participantes pueden escuchar a los científicos sobre cómo se utilizarán los datos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento