La séptima ola de Covid dispara la incidencia a 1.600 en mayores y obliga a reforzar urgencias

Los sanitarios han abandonado las viejas costumbres en los procedimientos covid. El ritual ha perdido pasos puesto que ahora se conoce que el virus no se contagia por contacto.
Imagen de archivo de una sanitaria atendiendo a una persona ingresada en Madrid.
JORGE PARÍS

Las últimas mutaciones de la variante ómicron de la Covid-19, la predominante en la Comunidad de Madrid ya que está detrás de más del 95% de los contagios, han disparado la incidencia acumulada a niveles desconocidos desde hace meses. Según ha informado este jueves la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, la incidencia entre los madrileños mayores de 60 años se sitúa en 1.600 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. Esto ha obligado a movilizar a más sanitarios en la red de urgencias, porque aunque el grueso de los positivos que se están detectando estos días presentan síntomas leves, hay cuadros que necesitan atención y, de hecho, los ingresos por Covid-19 han aumentado. 

"Estamos experimentando un repunte", ha admitido la jefa del Ejecutivo desde Boadilla del Monte, donde ha presentado una campaña turística. "Hemos reforzado la atención sanitaria, especialmente en urgencias y en los hospitales, con 90 médicos", ha añadido. "Somos una región preparada, con el hospital Zendal y otras medidas que en situaciones mucho peores hemos puesto en marcha", ha agregado Díaz Ayuso. 

Este miércoles, el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ya señaló que la situación actual en la región se corresponde con una nueva ola de la pandemia, la séptima, dado el importante número de casos y contagios que se están sucediendo en los últimos días. "Cada ola ha tenido su propia particularidad", destacó el máximo responsable de la sanidad regional, "en esta es que el número de contagios afecta especialmente a los mayores de 60 años", advirtió el consejero. 

Por ello, este miércoles desde el Ejecutivo se recordó que es recomendable que las personas vulnerables a la enfermedad, como mayores, inmunodeprimidos o embarazadas, utilicen la mascarilla, especialmente en lugares privados de uso público y eventos multitudinarios o privados en espacios cerrados. Además, esta recomendación se extendió a contactos entre personas no convivientes en los citados espacios cuando no se pudiera observar una distancia interpersonal de, al menos, 1,5 metros.

El 60%, con Covid y no por Covid

El vicepresidente madrileño, Enrique Ossorio, fue quien hizo pública esta recomendación de uso de la mascarilla. El también consejero de Educación y portavoz del Ejecutivo explicó que la mayoría de casos de Covid-19 que se están detectando estos días son leves. Esta es, precisamente, una de las características de los linajes BA-4 y BA-5 de ómicron, que son las que están detrás de este último repunte. Estas mutaciones son más contagiosas que otras anteriores, pero a la vez no causan cuadros de gravedad, en general.

En cualquier caso, la movilización de 90 médicos para urgencias se está produciendo porque muchos ciudadanos, aún con síntomas leves, requieren de asistencia sanitaria, aunque no se acabe produciendo su ingreso hospitalario. Desde la Comunidad se indicó este miércoles que las personas ingresadas que han dado positivo en coronavirus superan las 2.000 en este momento, aunque para seis de cada diez la Covid-19 no es la principal enfermedad que les mantiene ingresados, esto es, padecen otra patología principal. 

En cuanto a la evolución de la incidencia acumulada para los próximos días, aún se espera que siga al alza, pues en estos momentos el indicador a siete días es más de la mitad de la tasa a 14 días, lo que denota que los contagios se mantienen en ascenso. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento