El aumento del 25% en el precio del pescado preocupa a la FAO: hay que "asegurar que la producción sea asequible"

Imagen de archivo de una pescadería.
Imagen de archivo de una pescadería.
EFE

El precio del pescado aumentó un 25 % a nivel mundial entre diciembre de 2021 y el pasado abril, una tendencia que se extiende a todo el sistema alimentario pero que resulta "muy preocupante" para la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

"Estamos muy preocupados con esto", admitió el director de Pesca y Acuicultura de la FAO, Manuel Barange, durante la presentación del informe SOFIA 2022 de la organización, en la Conferencia de los Océanos de la ONU que se realiza en Lisboa.

Este aumento del precio del pescado no es "inusual", ya que está afectando a todo el sistema alimentario, pero la FAO reconoció que pone "presión sobre los consumidores en todo el mundo".

"Es muy importante para nosotros no sólo producir de forma sostenible y equitativa, sino de forma asequible", defendió Barange, que recordó que 3.000 millones de personas, casi la mitad de la población mundial, no se puede permitir una dieta sana.

Y hay claras evidencias de que la comida acuática es una parte importante de una dieta sana, por lo que hay que "asegurar que la producción es asequible para todos".

Buscar la gestión sostenible

Para ello es necesario desarrollar una acuicultura a un coste "menor", con necesidades de producción "menos intensas", dijo el responsable de la FAO, que descartó que el aumento del precio pueda llevar a más sobrepesca o pesca ilegal. "Si la gestión es buena, no pone presión en los recursos", afirmó.

En Estados Unidos el 92% de las poblaciones están bajo gestión sostenible y en Nueva Zelanda y Australia, el 85% y el 86%, respectivamente.  "Incluso aquí, en Portugal y en la costa norte de España", el 86% está bajo gestión sostenible, añadió. "Tenemos que asegurar que gestionamos los recursos de forma sostenible y entonces no importarán los efectos externos", insistió.

El informe SOFIA 2022 presentado este miércoles destaca que el crecimiento de la acuicultura ha llevado a máximos históricos a la producción pesquera y acuícola y por ello es cada vez más decisiva para garantizar la seguridad alimentaria y acabar con el hambre en el mundo.

La conferencia de Lisboa entra hoy en su ecuador en una jornada marcada por las protestas de ONG y sociedad civil para concienciar a los Gobiernos y los actores privados sobre la necesidad de tomar medidas urgentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento