Los 'peajes' que Finlandia y Suecia van a pagar a Erdogan para entrar en la OTAN: lo que dice el pacto firmado

La firma del acuerdo entre Turquía, Finlandia y Suecia.
La firma del acuerdo entre Turquía, Finlandia y Suecia.
NATO PHOTOS
La OTAN desbloqueó este martes el veto que Turquía mantenía a la integración de Suecia y Finlandia, en la víspera de la celebración de la cumbre de los jefes de Estado y Gobierno aliados en Madrid.
EFE

Mes y medio ha tardado Turquía en levantar su veto a la adhesión a la OTAN de Finlandia y Suecia. Los tres países alcanzaron este martes un acuerdo en Madrid, justo antes del inicio de la cumbre de la Alianza, para que los dos nórdicos se conviertan en un plazo "breve" de tiempo en nuevos miembros de la organización, que pasaría a estar formada por 32 aliados. "Es histórico", aseguró tras el pacto el secretario general Jens Stoltenberg, que ve esto además como un mensaje para Vladimir Putin: "Quería menos OTAN y está consiguiendo justo lo contrario". Los protocolos de adhesión de ambos países se firmarán este martes en Bruselas, tal como ha confirmado la Alianza.

¿Pero qué recibe Recep Tayyip Erdogan a cambio de terminar con el bloqueo a finlandeses y suecos? El memorando firmado es escueto pero muy claro. El primer punto pasa por "establecer un mecanismo conjunto y estructurado de diálogo y cooperación a todos los niveles de gobierno, incluso entre las fuerzas del orden y los agencias de inteligencia, para mejorar la cooperación en la lucha contra el terrorismo, la delincuencia organizada y otros retos comunes, si así lo deciden".

Además, Finlandia y Suecia "investigarán e interceptarán cualquier financiación y actividades de reclutamiento del PKK y de todas las demás organizaciones terroristas y sus extensiones, así como los grupos o redes afiliados o inspirados". Esto de hecho resuelve el principal reclamo turco: los dos países estaban considerados como "refugios de terroristas", en referencia a los políticos kurdos. Sobre el papel, esa exigencia quedaría resuelta en el acuerdo.

En este sentido, los que serán nuevos aliados "llevarán a cabo la lucha contra el terrorismo con con determinación y firmeza, y de acuerdo con las disposiciones de los documentos y políticas pertinentes de la OTAN, y tomarán todas las medidas necesarias medidas necesarias para reforzar la legislación nacional con este fin", refleja el pacto. Asimismo, dice, "abordarán las solicitudes de deportación o solicitudes de extradición de sospechosos de terrorismo de forma rápida y exhaustiva, teniendo en cuenta la información, las pruebas y la inteligencia proporcionada por y establecerán los marcos jurídicos bilaterales necesarios para facilitar la extradición y la cooperación en materia de seguridad" con Turquía. Eso sí, tendrá que hacerse "de conformidad con el Convenio Europeo de Extradición".

Otro de los puntos se refiere a que "Turquía, Finlandia y Suecia se comprometen a luchar contra la desinformación y a impedir que sus leyes nacionales se utilicen de forma abusiva en beneficio o de organizaciones terroristas, incluso mediante actividades que incitan a la violencia contra Turquía". Y el siguiente punto es otro de los grandes logros de Erdogan: que Estocolmo y Helsinki levanten, en el marco de la OTAN, el embargo de armas.

Por último, Finlandia y Suecia se comprometen a "apoyar la mayor participación posible de Turquía y de otros aliados no pertenecientes a la UE en las en las iniciativas actuales y futuras de la Política Común de Seguridad y de la Unión Europea, incluida la participación de Turquía en el proyecto PESCO sobre Movilidad Militar". Con ese acuerdo, la idea es que ambos países se conviertan en miembros de la OTAN de forma "rápida". Según Stoltenberg, el proceso podría culminar "en cuestión de semanas" una vez que reciban la invitación de los 30 miembros. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento