Un pueblo de Granada descubre unos 'recuerdos' de la época romana en plenas labores del arado

Visita a zona de viviendas cueva en Beas de Guadix (Granada) DIPUTACIÓN DE GRANADA (Foto de ARCHIVO) 19/6/2020
Visita a zona de viviendas cueva en Beas de Guadix (Granada).
DIPUTACIÓN DE GRANADA

Los trabajos del arado han dejado a la vista trozos de tejas romanas en Beas de Granada, un hallazgo que se ha producido en una zona de olivar colindante con el camino del Hornillo por donde pasaba la antigua calzada a Guadix.

Así lo ha señalado este miércoles en una nota de prensa la asociación Oppidum Eleberis para la protección, defensa y difusión del patrimonio histórico y natural de Granada.

En un escrito enviado al Ayuntamiento de Beas de Granada, Oppidum Eleberis ha comunicado a la corporación local el descubrimiento. Por este camino se afirma que pasaba la antigua calzada romana que comunicaba Florentia Iliberritana (Granada) con Acci (Guadix).

Usos en el período romano 

En el trayecto de estas calzadas de carácter militar y público, se establecían unas estaciones de servicios para atender las necesidades de los viajeros, donde se podía cambiar de caballo, reparar los carros y hacer un breve descanso. 

Estas paradas se situaban en torno a las diez millas romanas (unos 15 kilómetros). Había otros servicios, así como construcciones de carácter militar como campamentos o de abastecimiento; además de establecerse grandes villas en sus cercanías.

A estas paradas o servicios, con el tiempo, se le iban añadiendo otras casas, que en algunos casos dieron origen a nuevas poblaciones con el topónimo latino de Vea (camino), como Beas de Granada.

Otro ejemplo en este mismo camino es Beas de Guadix. También existen otros vestigios en las cercanías que refuerzan la existencia de esta calzada, como el lagar rupestre y la villa que había en su entorno, datados por la arqueología de la época romana.

Posible motivo del descubrimiento

Para el coordinador de la asociación, Narciso Crespo, este hallazgo casual y su ubicación podría estar relacionado con la calzada y los restos de una Mutatio (parada o establecimiento en una calzada romana) "aunque eso lo tendrán que decir los especialistas, si finalmente se estudia".

Con la caída del imperio romano, estas calzadas de carros, siguieron utilizándose en la edad media. Sin embargo, no será hasta 1546 cuando se vuelva a conocer la vertebración de estos antiguos caminos con la publicación del 'Repertorio' de Juan Villuga, donde aparece el camino de Granada a Guadix, camino que fue utilizado hasta el siglo XIX, momento en comienza a ser abandonado por la apertura de la carretera por Diezma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento