Sánchez alerta de que la ola de calor "no es una anécdota" y que negar el cambio climático "es un insulto a la inteligencia"

(I-D) El secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD), Ibrahim Thiaw; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, mantienen una conversación a su llegada al acto de inauguración del Día Mundial de Lucha Contra la Desertificación y la Sequía 2022, en el Museo Reina Sofía, a 17 de junio de 2022, en Madrid (España). Madrid acoge el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, tras ser España país anfitrión este año, 2022. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), en colaboración con la Secretaría de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD) han preparado unas jornadas durante los días 16 y 17 junio para conmemorar esta fecha clave en la lucha contra este problema global. El Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía busca concienciar sobre estos problemas ambientales así como demostrar que es posible combatirlos con eficacia. 17 JUNIO 2022;SEQUIA;DESERTIFICACIÓN;NATURALEZA;RECURSOS Alberto Ortega / Europa Press 17/6/2022
El secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD), Ibrahim Thiaw; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares.
Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha alertado este viernes de que la tórrida ola de calor que asola estos días España "no es una anécdota", sino el reflejo del cambio climático, una realidad que algunos "niegan" tildándola de "religión o fanatismo climático". "No hay mayor fanatismo que negar la evidencia científica; es un insulto a la inteligencia", ha afirmado el mandatario, poniendo de relieve que la península ibérica "es cada vez más seca": con el caudal de los ríos más bajo en 40 años, 22 millones de personas viviendo en lugares donde el consumo de agua es mayor que el recurso disponible y 3,3 millones padeciendo escasez hídrica, ha repasado.  

El jefe del ejecutivo ha participado en un acto de inauguración del Día Mundial de Lucha Contra la Desertificación y la Sequía 2022, celebrado en el Museo Reina Sofía (Madrid) y donde ha reivindicado la  sostenibilidad, la conservación del planeta y una transición ecológica cómo únicas recetas para combatir el calentamiento global. 

Sánchez ha aprovechado la oportunidad para pedir a la población que se "no se exponga a la horas centrales del sol", se "hidrate" y extreme las precauciones para evitar los peores efectos de la ola de calor y los incendios forestales tan comunes en estas fechas. 

Además de repasar las acciones emprendidas por el Gobierno en este ámbito, como la Ley de Cambio Climático y Transición Energética ola Estrategia Nacional de Lucha contra la Desertificación, el presidente del Gobierno ha anunciado una nueva iniciativa que "reforzará los vínculos de colaboración con el continente africano" para luchar contra la desertificación y restaurar el ciclo del agua: 'Retaurando paisajes y agua para la adaptación y la resiliencia’

"Sumemos fuerzas frente a uno de los desafíos del siglo: la lucha contra la desertificación y la sequía. Hagamos de nuestro planeta un lugar habitable para está y otras generaciones", ha arengado el jefe de Moncloa frente un auditorio repleto de expertos del ramo y líderes internacionales. 

La jornada, organizada a través del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) en colaboración con la Secretaría de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD), también ha contado con la presencia de el secretario ejecutivo de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, Ibrahim Thiaw; el presidente de la COP15 de Desertificación, Alain-Richard Donwahi, y la activista climática Patricia Kombo. 

Además, António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, y Virginijus Sinkevičius, comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, han intervenido a través de un vídeo.

Por parte del Gobierno, también han asistido la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

11,7 de muertos desde 1990 a causa del cambio climático

Entre 1900 y 2019 las sequías afectaron a 2.700 millones de personas en el mundo y causaron la muerte a 11,7 millones. Pero esto es solo el principio: las previsiones científicas actuales pronostican que irán en aumento y que podrían afectar a más de tres cuartas partes de la población mundial en 2050. En la región mediterránea, en la que se encuentra España, según el sexto informe del ‘Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático’, para el año 2050, entre 4.800 y 5.700 millones de personas sufrirán por la escasez de agua, al menos, una vez al mes.

El Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1994 y se celebra cada 17 de junio para concienciar sobre la importancia de estos problemas ambientales y plantear soluciones para combatirlo. Este año se celebra bajo el lema "Superando juntos la sequía" y se esta centrado en la urgencia de adoptar políticas y medidas a escala local, regional y global para evitar los efectos de la desertificación y la sequía, así como en crear sociedades más resilientes ante este reto, informan desde Moncloa. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento