Una treintena de heridos, dos graves, al chocar una locomotora con un tren de pasajeros en Vila-seca

  • Según Adif, la locomotora se saltó un semáforo en rojo.
  • Embistió al tren regional Barcelona-Tortosa, en el que viajaban unas 75 personas.
Una treintena de personas resultaron heridas, dos de ellas graves, al chocar en la noche de este domingo en Vila-seca (Tarragona) un tren regional y una locomotora de mercancías que, según fuentes de Adif, se saltó un semáforo en rojo.
Estado en el que ha quedado uno de los vagones del tren regional tras el choque.
ATLAS
Estado en el que ha quedado uno de los vagones del tren regional tras el choque.
ATLAS

Una treintena de personas resultaron heridas, dos de ellas graves, al chocar en la noche de este domingo en Vila-seca (Tarragona) un tren regional y una locomotora de mercancías que, según fuentes de Adif, se saltó un semáforo en rojo.

La colisión se produjo sobre las 21.50 horas, cuando la locomotora, una máquina de la compañía Captrain que no arrastraba vagones, "se saltó la señal, que estaba en indicación de parada", y embistió al tren regional que cubría el trayecto entre Barcelona y Tortosa y en el que viajaban unas 75 personas.

Según informó el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que desplazó hasta el lugar del accidente a seis dotaciones, fueron atendidos en el lugar del accidente una treintena de heridos, la mayoría leves, así como dos graves y ocho menos graves.

De estos últimos, tres fueron sido trasladados al Hospital de Santa Tecla, tres al Joan XXIII, dos al Centro de Atención Primaria (CAP) de Salou y otros dos al ambulatorio de Cambrils.

Respecto a los heridos leves, este servicio realizó once traslados a los centro de atención primaria de Salou, Cambrils y Vila-seca.

El SEM precisa en su balance de heridos que otros pasajeros pueden haber resultado contusionados pero que varios de ellos han abandonado la zona con sus propios medios.

Parte posterior del tren regional que fue embestido por una locomotora en Vila-seca (Tarragona), en un accidente en el que una treintena de personas resultaron heridas.
Parte posterior del tren regional que fue embestido por una locomotora en Vila-seca (Tarragona), en un accidente en el que una treintena de personas resultaron heridas.
QUIQUE GARCÍA / EFE

Aunque inicialmente Adif atribuyó el choque frontal a un fallo en los frenos de la locomotora, posteriormente precisó que esa posibilidad era "una hipótesis más" de las causas del accidente.

"No se sabe por qué la locomotora se ha saltado el semáforo, y eso es lo que ahora hay que investigar", dijeron a Efe las fuentes de Adif, que precisaron que, además de la investigación que abrirán de oficio el gestor de infraestructuras y la compañía Captrain, se llevará a cabo otra por parte de la llamada Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios, un órgano colegiado dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Tráfico suspendido

A consecuencia del accidente, el tráfico ferroviario por ancho convencional quedó suspendido desde Reus hacia el sur de Cataluña y el Levante, lo que afectaba sobre todo, según estas fuentes, a los trenes de media distancia.

Renfe, por su parte, precisó que, dado que el tráfico ferroviario estaba interrumpido en los tramos Tarragona-Vilaseca y Cambrils-Reus, la compañía estaba gestionando un servicio alternativo de autocares desde Tarragona hasta Móra, Tortosa y Port Aventura para garantizar la movilidad de las líneas afectadas, la R15, la R16 y la R17.

Tras la colisión, Protección Civil activó el plan de emergencias en transporte de viajeros por ferrocarril, el Ferrocat, y los Bomberos de la Generalitat desplazaron a Vila-seca a doce dotaciones, entre ellas una unidad del Grupo de Actuaciones Especiales (GRAE), que evacuaron a los pasajeros y revisaron todos lo vagones.

Este es el segundo accidente ferroviario que se produce en Cataluña en menos de un mes, tras el ocurrido el pasado 16 de mayo en la red de Ferrocarrils de la Generalitat, cuando un convoy con mercancías y un tren de pasajeros chocaron en Sant Boi (Barcelona), lo que causó la muerte de uno de los maquinistas y heridas de diversa consideración a 86 pasajeros.

El accidente el 16 de mayo tuvo lugar sobre las 18.00 horas a unos 300 metros de la estación de Sant Boi, cuando el tercer vagón de un tren de mercancías que transportaba potasa y circulaba en dirección a Barcelona descarriló e impactó contra la cabina del tren de pasajeros que en aquel momento salía de la estación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento