Todos los perros nos hablan con su cuerpo, estas son algunas de las claves imprescindibles para entenderlos mejor

Infografía con las claves para entender a tu perro.
Infografía con las claves para entender a tu perro.
H. DE PEDRO
Infografía con las claves para entender a tu perro.

Como animales sociales que son, los perros tienen la necesidad de comunicarse con otros canes y también con las personas, llegando a ser sorprendente la forma en la que han aprendido a "hablar" con nosotros y a entendernos. Por esto, también nosotros vamos aprendiendo poco a poco sobre sus señales y sus gestos para comunicarnos mejor con ellos.

Es así como llegamos a estudios sobre el lenguaje canino como el de Turid Rugaas, quién detalló en su libro El lenguaje de los perros: las señales de calma, una serie de señales que están presente en todos los canes y que nos ayudan a entender cuando se encuentran cómodos y cuando no.

"Absolutamente todos los perros se comunican con estos gestos, que son un total de 30. Los hay para evitar conflictos, para relajarse ellos mismos, para mostrar felicidad... Aunque hay otro tipo de gestos comunicativos, estos son los básicos que tenemos que saber si queremos hablar con nuestros peludos", explica Sonia Losada, profesora en activo del curso profesional de Educación canina y Adiestramiento de l’Escola d’oficis de Catalunya y conocida como Xila's Training.

Para la experta, el principal problema que hay a la hora de comunicarse personas con perros es que no entendemos lo que los peludos nos quieren decir. "Cuando están excitados, lo confundimos con que están contentos; cuando están relajados, nos llegamos a pensar que están enfermos...", comenta.

Repasamos diez de las más expresiones corporales más representativas para comenzar a entender mejor a nuestros peludos; diez gestos que van desde la expresión del miedo hasta el estrés, pasando por la curiosidad y la travesura.

Claves para entender a tu perro
Claves para entender a tu perro
Henar de Pedro

El miedo. Cuando un perro tiene miedo, existen dos señales esenciales que nos lo harán ver. La primera será la que posiblemente más esperemos, una postura agazapada, con la cola entre las piernas y la espalda encorvada. La segunda será una actitud más agresiva, seguiremos viendo al animal en una postura baja y encorvada pero con la cabeza alta y las patas en posición de salto. Además, nos mostrará los dientes. En cualquiera de los dos casos, debemos intentar dejar al animal en paz, ya que acercarnos e intentar calmarlo le causará más estrés.

Curiosidad. Cuando un perro siente esta emoción, se mostrará erguido y recto, nos mirará o mirará aquello que le causa curiosidad torciendo la cabeza hacia un lado y levantará la cola hacia arriba.

Alerta. En los casos en los que nuestro perro está atento a algo o alguien, la postura es también muy concreta. Estará erguido, con la cabeza alta y las orejas rígidas, así como su cola y, probablemente observará aquello que lo ha puesto en ese estado de atención.

Calma. Además de cuando están tumbados, podemos saber que nuestros perros están relajados cuando están de pie, con las orejas y colas relajadas y sin estar completamente rígidos.

Feliz y travieso. Si nuestro perro tiene ganas de jugar y está contento, va a mostrar una señales muy claras de ello, de hecho, este gesto es uno de los más conocidos popularmente. El animal apoyará en el suelo sus dos patas delanteras, manteniendo erguidas sus patas traseras, levantará y moverá la cola con rapidez y te mirará desde abajo. ¿Quién podría resistirse?

Estrés. Cuando un perro está estresado puede mostrar diferentes señales, algunas muy poco intuitivas desde el punto de vista humano. Por ejemplo, pueden bostezar o lamerse la nariz, gestos que podríamos malinterpretar y confundirlos con que están cansados o con que tienen hambre. También podemos ver que se rascan mucho, lo que no debemos confundir con la tenencia de parásitos como pulgas o garrapatas; y se pueden sacudir, ya que liberan su estrés de esa forma.

Estas son algunas de las expresiones más importantes que debes conocer para entender mejor a tu perro, pero no son las únicas. Si quieres conocer más sobre el lenguaje canino, puedes leer el libro de Rugaas o ponerte en contacto con un educador canino que te enseñe más a fondo cómo se comportan estos maravillosos animales con nosotros y con otras especies.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento