Yolanda Díaz lanza la asociación 'Sumar' como base para la nueva confluencia de izquierdas

Yolanda Díaz saluda a Errejón en la pradera de San Isidro.
Yolanda Díaz saluda a Errejón en la pradera de San Isidro.
EFE

Yolanda Díaz empieza a dar pasos para una posible candidatura a las elecciones generales. La vicepresidenta segunda del Gobierno ha registrado una asociación denominada 'Sumar' como base jurídica para iniciar el proceso. 

La también ministra de Trabajo aspira bajo ese paraguas, que contará con Podemos, Izquierda Unida y Compromís, entre otros partidos, a construir un frente amplio en la izquierda a la izquierda del PSOE.

Según han confirmado fuentes cercanas a Díaz a 20minutos, 'Sumar' se ha registrado como una asociación para dar los primeros pasos en lo que Díaz viene llamando "proceso de escucha".

Este colectivo será el instrumento para la organización de la fase de consulta con la sociedad civil, que Díaz prevé desplegar después de las elecciones andaluzas del 19 de junio.

No obstante, 'Sumar' no constituye de momento ni la plataforma política de Díaz ni tampoco un partido con vistas a las elecciones generales, una decisión que no está tomada y que se decidirá en su caso de forma colectiva.

Uno de sus principales lemas

La denominación de esta asociación evoca a uno de los principales lemas de la vicepresidenta de cara a conformar este nuevo movimiento y que, por ejemplo, enfatizó durante su reciente visita a la Feria de Abril de Sevilla al aludir a la necesidad de "sumar, sumar y sumar" con vistas a la candidatura de unidad de partidos progresistas, que cuajó finalmente en la coalición 'Por Andalucía'.

La titular de Trabajo comentó el pasado 9 de mayo que reactivaba la fase de escucha, que aparcó por la crisis de la guerra de Ucrania, en lo que es el primer paso de cara a esa futura plataforma.

De esta forma, ha reclamado que pronto comentará los pasos concretos de esta fase de consulta con la sociedad civil, que pospuso por la guerra de Ucrania, y que va a compatibilizar con su gestión dentro del Ejecutivo.

Durante estos meses, Díaz ha dejado algunas pinceladas de ese nuevo proyecto, que afronta con ilusión para dar "esperanza" y una alternativa para ensanchar las bases progresista, sobre todo para erradicar la desafección entre la ciudadanía y la política que arrojan diferentes sondeos.

Protagonismo de la sociedad civil

En este sentido, ha explicado que va a compaginar esta fase compatibilizando con su labor ejecutiva y que iba a emprender una gira por España que articularía con su "equipo de confianza" de voluntarios ajeno al Ministerio de Trabajo.

De cara a esta tarea empleó un símil musical para proclamar que ese proceso de escucha iba a ir acompañado por "el jazz y la improvisación", con vistas a congregar "muchas manos e inteligencia".

También enfatizó que el protagonismo en esta etapa lo tendrá la sociedad civil y que contará con los partidos políticos, que son importantes pero cuyo rol debe ser secundario.

Además, ha comentado que su objetivo es construir una plataforma que concite grandes mayorías y no se limite a situarse a la "izquierda del PSOE", un espacio que tildó de "pequeño" y "marginal".

La revelación del nombre del colectivo que le ayudará en esta fase de consulta coincide con varios gestos de cercanía a dirigentes ajenos a su actual espacio político.

Gestos de cercanía con otras fuerzas

Por ejemplo, este miércoles ha arropado junto al líder de Más País, Íñigo Errejón, a la portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García, durante la presentación de su libro Política sin anestesia.

Durante las últimas fechas, Díaz y Mónica García han coincidido en diversos actos, como en la manifestación por el Día Internacional del Trabajo el pasado 1 de mayo y, recientemente, durante las celebraciones de la festividad madrileña de San Isidro.

En la pradera de San Isidro también se saludó con Errejón, con quien ya compartió un acto de presentación del comité de expertos para analizar el impacto de la precariedad laboral en la salud mental, donde el diputado destacó la "magnífica" relación con la titular de Trabajo y "sintonía política" en muchas materias.

Por su parte, Díaz y García participaron el pasado noviembre en un acto de líderes progresistas junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la vicepresidenta valenciana y dirigente de Compromís, Mónica Oltra, un evento que no contó con representantes de Podemos.

Una cita que despertó, por su simbolismo, debates sobre posibles alianzas entre fuerzas de izquierda, aunque todas las protagonistas restaron trascendencia al acto, consistente en exponer sus respectivas experiencias políticas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento