Finlandia y Suecia registran su solicitud para entrar en la OTAN: ya esperan el bautismo en Madrid y la luz verde de los 30 miembros

Stoltenberg, con las solicitudes de entrada en la OTAN de Finlandia y Suecia.
Stoltenberg, con las solicitudes de entrada en la OTAN de Finlandia y Suecia.
EFE

La OTAN pasará a tener 32 miembros y, salvo un giro muy inesperado, lo hará más pronto que tarde. Finlandia y Suecia han entregado este miércoles en Bruselas sus solicitudes de acceso a la Alianza Atlántica a las manos del secretario general, Jens Stoltenberg, cuyo rictus emanaba satisfacción con las banderas de la organización y de los dos países en el fondo de una foto histórica. Dos Estados históricamente neutrales (aunque ya colaboraban con la OTAN desde fuera) han llamado a la puerta como respuesta a la invasión rusa de Ucrania. Eso sí, están todavía al principio del camino.

Stoltenberg se ha comprometido a que el acceso de ambos sea "rápido y sencillo" y mientras este se da ha abierto la posibilidad de desplegar tropas en sus territorios para hacer frente a la amenaza rusa. El siguiente paso es que Finlandia y Suecia reciban una guía a seguir para cumplir con una serie de premisas particulares, en materia evidentemente de Defensa, para adoptar el modus operandi de la OTAN. El punto clave es el artículo 5 del Tratado de la Alianza, que recoge que los miembros responderán de forma inmediata en caso de que uno de ellos sea atacado.

La invitación formal de al menos uno de los miembros se ha dado ya por hecha puesto que, además, algunos como Estados Unidos, España, Francia, Portugal o Italia ya se han mostrado a favor de la ampliación atlantista. No sucede lo mismo con Turquía: Recep Tayyip Erdogan insiste -como viene haciendo desde días atrás- en que su país no ve con buenos ojos las incorporaciones finesa y sueca. "La OTAN es una alianza de seguridad y Turquía no puede aceptar que esta seguridad esté en peligro", dijo el presidente turco, que acusa a Helsinki y Estocolmo de "apoyar el terrorismo" por acoger a políticos kurdos.

Erdogan recrimina a Suecia que se niegue a extraditar a "terroristas", en alusión a personas vinculadas a la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). "No nos dan a los terroristas pero piden que les aceptemos en la OTAN", sentenció Además de las negativas de extradición, que también se extienden a supuestos aliados del clérigo Fetulá Gulen -acusado del fallido golpe de 2016-, Ankara afea a los dos países nórdicos los embargos armamentísticos impuestos tras la ofensiva militar turca en el norte de Siria.

Ante este bloqueo lo previsible es que tenga que ser el propio Stoltenberg el que abra conversaciones con los miembros más reacios (aunque ninguno se ha pronunciado abiertamente en contra más allá de Turquía). "Todos los aliados están de acuerdo en la importancia de la expansión de la OTAN. Estamos de acuerdo en que debemos estar juntos y en que es un momento histórico que debemos aprovechar", sostuvo el secretario general de la Alianza. El acuerdo ahora es amplio, pero no total.

La última ampliación se dio en 2020 con la entrada de Macedonia del Norte, y la última incorporación a gran escala se produjo en 2004, con el acceso de los países de Europa del Este. Finlandia y Suecia se sumarán a la Alianza en un momento en el que la Defensa común se ha vuelto irrenunciable por la amenaza rusa. Pero sin unanimidad no hay entrada: es imperioso que los 30 miembros voten a favor, por lo que sin el apoyo de Turquía su adhesión quedaría frustrada. Los gobiernos de Sanna Marin y Magdalena Andersson insisten en que no les consta un rechazo rotundo por parte de Ankara mientras que Stoltenberg confía en que se alcance el consenso.

Destino Madrid: una cumbre "histórica"

El 29 y el 30 de junio son dos días que finlandeses y suecos tienen marcados en rojo en el calendario. Entonces se celebra la cumbre de la OTAN en Madrid, un evento calificado como "histórico" por el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, precisamente porque será el bautismo de dos nuevos miembros de la Alianza, si Erdogan lo permite. No necesariamente van a entrar en ese momento, pues el proceso puede alargarse hasta final de año. Pero en Madrid se hará la foto. La imagen de un cambio de era en el mapa de Defensa y de seguridad europeo.

Stoltenberg ha decidido apadrinar con efusividad la llegada a la Alianza de estos dos nuevos miembros. "Cada nación tiene derecho a elegir su propio camino. Ambas han hecho su elección, después de un minucioso proceso democrático y acojo con gran satisfacción las solicitudes de Finlandia y Suecia para ingresar en la OTAN. Son nuestros socios más cercanos y su ingreso en la OTAN aumentaría nuestra seguridad compartida", expresó, en un mensaje implícito también para Putin.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento