Oro parece…

Un momento del videoclip de 'Ay mamá' de Rigoberta Bandini
Un momento del videoclip de 'Ay mamá' de Rigoberta Bandini
20minutos

O mejor dicho: oro, queremos que parezca... y quizás tampoco es plata. Me da mucho respeto lo de conocer a mis ídolos en persona. ¿Me llevaré una decepción monumental? ¿Mi cantante preferido comulga con todas sus letras bonitas? ¿Es tan buena gente como aparenta cuando va a El hormiguero? ¿Es lo que yo pienso de él un fiel reflejo de su realidad? La mayor parte de las veces no. Y no tiene por qué ser algo malo.

A veces, esperamos cosas de nuestros ídolos que, o bien ni ellos mismos se plantean, o les vienen demasiado grandes. Algo así es lo que está ocurriendo con Rigoberta Bandini, la artistaza que nos ha enamorado con el himno Ay mamá y que, sin comerlo, beberlo, ni mamarlo, se ha convertido en un símbolo del feminismo.

La gente comenzó a sentir que quizás no es tan feminista ni tan atrevida como muchos habían pensado de Rigoberta.

La semana pasada se publicó el esperado videoclip de la canción con la que estuvo a punto de representar a España en el Festival de Eurovisión. Dio a luz el día de la madre y las críticas al vídeo, que como pieza audiovisual fueron bastante buenas, llegaron velozmente. El problema surgió con un polémico tuit de una activista que había participado en el rodaje sacando sus pechos fuera al puro estilo Delacroix. La gente comenzó a sentir que Paula (que es el nombre que aparece en el DNI de Mrs. Bandini) quizás no es tan feminista ni tan atrevida como muchos habían pensado de Rigoberta.

El hecho de que se hayan censurado los pechos desnudos en el videoclip y de que haya sido dirigido por un hombre, molestó a aquellos que la erigieron como un icono. Y no es que haya que vetar a los hombres, es que, quizás, una canción tan simbólica y un proyecto tan esperado debía haber sido más sensible con el movimiento. ¿Alguien le ha preguntado a Rigoberta Bandini si se siente cómoda representando al feminismo? Inventamos ídolos perfectos y cuando nos damos cuenta de que no los son los convertimos en juguetes rotos. No parece muy justo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento