Amber Heard se derrumba al contar cómo Johnny Depp intentó supuestamente agredirla sexualmente con una botella

Johnny Depp y Amber Heard en su decimoquinta jornada judicial.
Johnny Depp y Amber Heard en su decimoquinta jornada judicial.
EFE

Continúa el juicio por difamación que enfrenta a Johnny Depp y Amber Heard. El litigio, que comenzó el 11 de abril, está previsto que dure seis semanas en el tribunal de Fairfax (Virginia, Estados Unidos). Este jueves, 5 de mayo, ambos actores se han vuelto a ver las caras en su decimoquinta cita judicial.

El artista pide a su expareja 50 millones de dólares por daños y perjuicios, mientras Heard, por su parte, responde con una contrademanda en la que alega que el actor ha impulsado una campaña de difamación en su contra y le reclama 100 millones.

Todo ello ha provocado un largo proceso judicial en el que se han aportado diferentes pruebas gráficas, y distintos testigos, extrabajadores y amigos de la pareja han declarado para intentar discernir el comportamiento de ambos dentro de la relación.

Además, está siendo un juicio muy mediático, tanto nacional como internacionalmente, y seguido en directo por diferentes medios y canales de televisión, superando las audiencias que generó el proceso legal de O. J. Simpson.

Segundo día de declaración de Amber Heard

Amber Heard ha subido al estrado por segunda vez para continuar con su testimonio, que ha seguido la misma línea que en la sesión anterior: la actriz ha vuelto a dirigirse a su exmarido como "el monstruo" mientras este ha evitado en todo momento mantener el contacto visual. 

La artista ha retomado el relato sobre la adicción a las drogas de Depp, las cuales, asegura, le hacían cambiar su forma de ser. "No había nadie que me respaldara, solo los empleados y todos los que lo han estado apoyando en mi contra", ha explicado, justificando por qué le sacaba fotografías cuando estaba ebrio o drogado. El jurado ha presenciado varias imágenes de este tipo. Sobre una de ellas, Heard ha dicho: "Trató de quemar un cuadro. Me estaba acusando de tener amoríos con un músico, mi ex".

La actriz ha contado que durante la gira de El llanero solitario él se mostró agresivo delante de sus hijos. "Me dijo algunas cosas desagradables. No sé si necesito repetirlo". Una actitud que se habría mantenido a lo largo del tiempo a través de prohibiciones en su trabajo. Según la intérprete, este le decía que "no necesitaba" trabajar, ya que él podía apoyarla. Además, le impedía aceptar papeles con escenas de sexo o besos, menos maquillaje y ropa modesta.

La artista ha dicho que un compañero de trabajo le pidió que asistiera a un concierto, pero que Depp estaba en contra porque seguramente este se le insinuaría. Luego, ha recordado su mudanza al piso Edificio Eastern Columbia de Depp en Los Ángeles (EE UU), donde esta le habría sido infiel con James Franco o Elon Musk. "Después de un tiempo acepté mudarme y ceder", ha apuntado.

Heard ha contado que "había días en los que [Depp] no regresaba a casa o no podían llevarlo al set". "Lo observé, me sorprendió que pudiera hacerlo. Uno de los guardias de seguridad cogió a Johnny como un bebé... Pensé: 'Tiene que ser esto'". También ha comentado que una de las hijas del actor, Lily-Rose Depp, consumió marihuana y discutieron por ello. La joven tenía 18 años por aquel entonces y a Heard le parecía muy joven.

Patadas, insultos y celos por James Franco en pleno vuelo

Kate James, la ex asistente personal de la actriz, fue una de las primeras personas en testificar, asegurando que la artista abusaba de ella laboralmente. "Ella era difícil, problemática e incompetente. Bebía en el trabajo... Hacía cosas así", ha respondido Heard al ser preguntada por ella. Luego han vuelto a hablar de Depp y de una fuerte discusión prenupcial: "Me dijo que la única forma de salir de esto es la muerte".

""Me dijo que la única forma de salir de esto es la muerte"

Entonces, la actriz ha recordado otra disputa, esta vez en la Met Gala. "Recuerdo que me decía que había estado coqueteando en el evento. Regresamos a la habitación del hotel y Johnny me empujó, me agarró por la clavícula". Esto ha llevado a hablar de sus broncas sobre las supuestas mentiras con James Franco. "Fue una pesadilla. [...] Odiaba a James Franco". Así, los abogados le han pedido que detallara cómo fue su pelea sobre este tema en un vuelo de Boston a Los Ángeles, en 2014.

La intérprete, de nuevo al borde del llanto, ha afirmado que Depp fue violento con ella, llegando a agredirla delante de otras personas: "Nadie dijo nada, nadie hizo nada. Se podía oír caer un alfiler... Me daba tanta vergüenza que pudiera patearme en el suelo delante de la gente... Y lo más vergonzoso es que no sabía qué hacer al respecto". En la sesión anterior, Heard dijo que durante ese vuelo no hubo violencia. El actor se ha reído junto a su abogado.

Luego han escuchado un audio de los gemidos de Depp después de que le pidiera a una azafata que le diera un tanque de oxígeno. Tras el incidente, la actriz le envió un mensaje de texto a un amigo: "No soy buena persona". Le ha dicho al jurado que se sentía mal por no haber sabido controlar la situación. También que Depp le había prometido que iba a cambiar, aunque no fue así.

Depp testificó en el juicio que su exmujer no respetaba su proceso de desintoxicación y que, mientras trataba de cumplirlo en su isla privada de Las Bahamas, esta se portó mal. Tanto es así que el intérprete habría tratado de echarla y esta se negó. Heard ha subrayado que el equipo médico no se negó a que esta echara una mano.

El jurado ha observado dos capturas de mensajes que Heard y Depp se intercambiaban por aquel entonces. "El lenguaje que usaba después de episodios particularmente violentos era salvaje, monstruoso, diabólico...", ha explicado la artista.

"El lenguaje que usaba después de episodios particularmente violentos era salvaje, monstruoso, diabólico..."

"Traté durante más de un año, tal vez dos, de simplemente no responder físicamente, no responder verbalmente. En este punto de nuestra relación nos decíamos cosas terribles el uno al otro. Desafortunadamente, cuando Johnny comenzaba a golpearme, simplemente ganaba", ha añadido.

La actriz ha hablado de nuevo de los celos de Depp, que, tal y como ha contado, estaba celoso del director de la película La chica Danesa, Tom Hopper, así como de otros rostros conocidos, como Billy Bob Thornton, Jim Sturgess y Eddie Redmayne.

Terror en Australia

La intérprete se ha derrumbado en el estrado al recordar una bronca que vivió con Depp en Australia, donde, ha asegurado, este consumía MDMA -Heard ha aclarado que ella dejó de tomar esta droga con él tras su bronca en el avión a Rusia-. "Me mantuvo contra la pared. Recuerdo que esta vez me golpeó. Me refiero a que me golpeé la cabeza con fuerza... Recuerdo los insultos: la puta, la zorra, la gorda...".

"Recuerdo los insultos: la puta, la zorra, la gorda..."

"Empezó a decirme que todos le habían advertido sobre mí y que deseaba no haberse casado nunca conmigo", ha testificado, a lo que ha añadido: "Lo miro a los ojos y ya no lo veo. Ya no lo veo. No era él, era negro. Nunca he pasado tanto miedo en mi vida".

Entre lágrimas, Heard ha recordado uno de los episodios más estremecedores que se conocen de su relato: cuando Depp quiso penetrarla supuestamente con una botella. "Sentí la presión, sentí la presión...", ha repetido, y ha continuado: "Solo recuerdo haber pensado: 'Por favor, Dios, por favor. Espero que no me haya roto nada". El actor le habría repetido una y otra vez la frase "te mataré, joder".

La actriz ha pedido parar el interrogatorio porque se sentía incapaz de seguir relatando una experiencia "tan dura". "Johnny metió la botella dentro de mí. La estuvo metiendo dentro de mí una y otra vez", se ha limitado a decir la actriz, que, tras ver una fotografía de varias botellas sobre una mesa. "He necesitado un minuto para responder porque no recordaba haber visto la botella que Johnny estaba usando conmigo. No tengo ningún recuerdo de haberlo visto. No me di cuenta de esta foto hasta el otro día... Y sentí que se me encogía el estómago cuando la vi".

"Johnny metió la botella dentro de mí; lo hizo una y otra vez"

La actriz ha sido preguntada sobre las horas posteriores a la agresión sexual que ha relatado. Ha afirmado que sangró, pero no fue a urgencias y no tiene pruebas de lo ocurrido. "No pensé en eso. Pensé que podría doler, pero me convencí de que la botella no estaba rota y la incomodidad se fue con lo asustada que estaba", ha explicado.

La artista ha comentado que Depp se lamentó de haberse casado con ella, lanzándola después contra una mesa de ping pong. "Se puso encima de mí y me golpeó en la cara. Luchamos en la mesa de juegos", ha contado. Después, ha añadido: "Johnny se sacó el pene del pantalón y empezó a orinar o a intentarlo". Heard ya había hablado de esto en otras ocasiones. El guardaespaldas lo negó y testificó la pasada semana que "recordaría haber visto el pene del señor Depp".

Heard ha testificado que Depp usó sangre y pintura para escribir mensajes en la casa de Australia. Eso sí, ha aclarado que no le cortó la yema del dedo a Depp ni vio cómo le ocurrió esto, lo que contradice la versión del actor, quien afirma que fue su exmujer quien durante la pelea lo hirió al lanzarle una botella, presentando después instantáneas tomadas en el hospital del estado de su mano.

La actriz recuerda la primera vez que pegó a Depp

La actriz ha contado que Depp empezó a mensajearse con una mujer poco después de contraer matrimonio: "Le estaba enviando mensajes de texto a esta mujer diciéndole que tenía una relación de vez en cuando... La cita fue justo después de nuestra boda. Había visto que había ido a su casa después de nuestra boda". "Solo recuerdo estar tan enfadada con él por engañarme y hacerlo de esta manera... Justo después de la boda...".

Heard ha contado que, durante una de sus trifulcas, Depp le lanzó un bote de Red Bull. Esto contrasta con la declaración de Travis McGivern, que dijo a los abogados de Heard le arrojó la lata de Red Bull al intérprete. La artista ha dicho que, después de esto, su hermana Whitney se interpuso entre ambos. "Esa fue la primera vez que pegué a Johnny", ha resaltado.

"Me golpea en la cara. Me vuelvo a levantar. '¿Quieres intentarlo de nuevo?'. Aprieta el puño, se inclina hacia atrás y me da un cabezazo en la nariz. Es un dolor abrasador", ha explicado. "Me arroja sobre la cama. Se arrodilla sobre mi espalda con una pierna. Me golpea. Puño cerrado. Me golpea repetidamente... Golpea la parte de atrás de mi cabeza... Me dice que me iba a matar", añade, de nuevo a punto de llorar.

Parón hasta el 16 de mayo

Pese a que desde el pasado 11 de abril se estuvieron celebrando entre tres y cuatro sesiones por semana, el litigio no se retomará hasta el próximo 16 de mayo, tal y como ha explicado la jueza Penney Azcarate.

Por compromisos personales, ha anunciado que se realizará un parón de poco más de una semana. Concretamente, de once días desde la última cita.

Por otro lado, los argumentos finales se presentarán el próximo 27 de mayo, lo que coincide con la duración esperada del juicio, unas seis semanas. Por el momento, han transcurrido cerca de cuatro semanas de procedimientos, y quedan, al menos, dos por realizarse.

Depp testificó la segunda semana del juicio, mientras Heard lo ha hecho en las dos últimas sesiones. La actriz tendrá que esperar unos días para declarar en el interrogatorio que le realizará, esta vez, el equipo de abogados del actor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento