El preso acusado de asesinato y la subdirectora de la cárcel que le ayudó a fugarse llevaban casi dos años de relación

Las cámaras de seguridad captan el momento en el que la subdirectora de la prisión abre la puerta y deja salir al preso, todavía esposado. En la puerta les espera un coche policial en el que fingen acudir a un juzgado al que nunca llegaron. Ofrecen 10.000 dólares por una información que ayude a su detención.
Las cámaras de seguridad captan el momento en el que la subdirectora de la prisión abre la puerta y deja salir al preso, todavía esposado. En la puerta les espera un coche policial en el que fingen acudir a un juzgado al que nunca llegaron. Ofrecen 10.000 dólares por una información que ayude a su detención.
Las cámaras de seguridad captan el momento en el que la subdirectora de la prisión abre la puerta y deja salir al preso, todavía esposado. En la puerta les espera un coche policial en el que fingen acudir a un juzgado al que nunca llegaron. Ofrecen 10.000 dólares por una información que ayude a su detención.
Atlas

La supuesta relación amorosa entre la agente de policía Vicky White, subdirectora del centro penitenciario del condado de Lauderdale (Alabama, EE UU), y el preso acusado de asesinato al que esta ayudó a escapar de esa cárcel, Casey Cole White, podría remontarse al año 2020, según señaló este miércoles al diario New York Post el alguacil del condado, Rick Singleton.

Vicky White y el recluso Casey Cole White, que comparten el mismo apellido pero no están emparentados, están en busca y captura tras haber huido juntos de la mencionada prisión el pasado viernes, bajo el pretexto de una visita al juzgado para una evaluación psíquica del interno.

Varios medios estadounidenses ya habían informado este martes, citando asimismo a Singleton, de que ambos mantenían "una relación especial".  "Hemos confirmado a través de fuentes independientes y otros medios que, de hecho, hubo una relación entre Casey White y Vicky White fuera de su horario normal de trabajo", explicó el sheriff en una rueda de prensa recogida por la CNN. "No contacto físico, sino una relación de naturaleza diferente", añadió.

Según señaló Singleton al Post este miércoles, esa relación habría comenzado en la segunda mitad de 2020, cuando Casey White fue puesto bajo la jurisdicción de Vicky White en la prisión de Lauderdale.

El preso Casey Cole White y la agente Vicky White, que huyeron juntos de la prisión del condado de Lauderdale, en Alabama, EE UU.
El preso Casey Cole White y la agente Vicky White, que huyeron juntos de la prisión del condado de Lauderdale, en Alabama, EE UU.
OFICINA DE POLICÍA DE LAUDERDALE

Hasta ese momento, Casey había estado cumpliendo una sentencia de 75 años en el Centro Correccional William E. Donaldson, en el condado de Jefferson (también en Alabama), por una serie de delitos cometidos 2015, pero el 3 de agosto de 2020 lo trasladaron a Lauderdale para interrogarlo, después de que escribiera una carta confesando un asesinato, según informa el Post, citando tanto a Singleton como al fiscal de distrito, Chris Connolly.

Fue en ese momento cuando, según el sheriff, se cree que Casey y Vicky se conocieron y comenzaron su relación.

Durante los siguientes tres meses, informa el diario, Casey estuvo en la cárcel del condado de Lauderdale, donde trabajaba Vicky, mientras era interrogado sobre ese crimen. Finalmente fue procesado por cargos de asesinato el 2 de octubre de 2020.

En noviembre de ese año, Casey pasó de nuevo un tiempo en la cárcel William E. Donaldson, incomunicado por un intento de fuga, y Vicvky le visitó en varias ocasiones, según indicó al Post el fiscal del distrito.

No está claro cómo se veían cuando Casey estaba en la cárcel de Lauderdale, pero, como subdirectora de la prisión, el principal trabajo de Vicky era transportar a los reclusos, tal y como hizo cuando presuntamente ayudó a Casey a fugarse.

"Lo que hemos descubierto ahora es que estuvieron en comunicación desde 2020 hasta el día de hoy, incluyendo visitas y demás”, explicó al Post el alguacil. "Estoy seguro de que probablemente se comunicaron por otros medios, llamadas telefónicas o lo que sea", añadió.

"Peligrosos"

Aunque la fuga se produjo el pasado viernes, no fue hasta este lunes que el sheriff amplió a los dos la orden de búsqueda y captura, por entender ya probado que la agente ayudó al preso a huir, y advertir de que ambos pueden ser "peligrosos".

En declaraciones a los medios locales recogidas por Efe, el alguacil Singleton reconoció que los compañeros de la agente están "en shock", porque la consideraban una empleada ejemplar, que además tenía responsabilidades en el correccional, del que actualmente era subdirectora, o directora adjunta.

"Sabemos que participó. Esta no es la Vicky White que conocemos", dijo el sheriff, quien no obstante reconoció que no saben aún si la agente colaboró por voluntad propia o lo hizo bajo amenaza del preso.

En cualquier caso, en la orden de búsqueda y captura se cataloga a ambos como potencialmente peligrosos y armados. El preso fugado estaba a la espera de juicio por el mencionado de asesinato, con posibilidad de pena capital —que puede ser castigado con cadena perpetua o veredicto de muerte—, aunque ya cumplía sentencia por otro caso.

Según explicó el sheriff, la agente dijo a sus compañeros que debía transportar al preso al juzgado del condado para una evaluación de salud mental previa a su juicio el pasado viernes por la mañana, cuando ambos salieron de la prisión. Sin embargo, según averiguaron las autoridades, dicha cita en el juzgado no estaba prevista.

Desde el momento mismo de la desaparición de ambos se especulaba ya sobre la posibilidad de que la agente y el preso mantuvieran una relación amorosa. Además, algunos medios locales publicaron que la agente había entregado los papeles para pedir su jubilación unos días antes de la huida, y que incluso había vendido su casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento