PP y Cs cierran la puerta a las listas conjuntas el 19-J, aunque les gustaría repetir gobierno

El consejero de Presidencia en funciones, Elías Bendodo.
El consejero de Presidencia en funciones, Elías Bendodo.
J. Corchero / EP

El Partido Popular y Ciudadanos concurrirán por separado a las elecciones andaluzas del 19 de junio. Era algo que se venía advirtiendo en las últimas semanas después de que, a final de año, las posturas hubieran estado más abiertas que nunca a las listas conjuntas. El consejero de Presidencia en funciones y coordinador de campaña del PP, Elías Bendodo, confirmaba que "cada uno concurrirá a las elecciones con su lista, no creo que haya más debate sobre esa cuestión".

Juan Marín, candidato de Cs, ya había advertido antes de la convocatoria electoral de que "somos dos partidos distintos" y que el único acuerdo pasaría por reeditar, si dan los número, el Gobierno de coalición. En diciembre, Marín sí indicaba un interés en concurrir con el PP: "Juanma Moreno y yo creemos que ir en listas conjuntas podría significar mayoría absoluta", señaló entonces. Dentro de su partido, la mayor defensora de la candidatura en solitario era entonces Inés Arrimadas, presidenta de Cs, quien sin embargo había relajado su postura posteriormente.

Finalmente, los socios del actual Gobierno cierran el debate, lo que no significa que exhiban fisuras en la "unidad y estabilidad" que en todo momento han querido mostrar en el pacto de Gobierno. De hecho, Bendodo recordó que, a diferencia de los sucedido en otras coaliciones, PP y Cs seguirán gobernando juntos en funciones hasta que se constituya un nuevo Ejecutivo tras las elecciones. El "gobierno del cambio" llega, por tanto, unido al último peldaño después de haber asistido, en esta misma legislatura, a la ruptura traumática de todos los pactos PP-Cs en España: los de Murcia, Madrid y Castilla y León.

Inés Arrimadas confió ayer en que "Andalucía siga el buen camino que ha iniciado el Gobierno del cambio, que sí que puede seguir y en el que tienen que estar PP y Cs". Una coalición de los populares con Vox, señaló, solo augura "muchas broncas".

El consejero de Presidencia, por su parte, recordó que, a pesar de la convocatoria electoral y la disolución del parlamento, el Gobierno andaluz continúa su andadura en funciones y el Consejo seguirá reuniéndose para articular las iniciativas gubernamentales. Sin embargo, amén de no poder realizar actos electoralistas, el Gobierno no podrá sacar adelante un puñado de decretos que tenía previsto aprobar antes del adelanto de las urnas, debido a la disolución del Parlamento. Así, se han quedado fuera la Ley de Economía Circular, la de Policías Locales y Función Pública y la polémica norma sobre el regadío en Doñana. "La idea es retomar estas leyes como las primeras si volvemos al Gobierno", explicó Bendodo.

Además, el presupuesto de 2023, que ha sido el motivo que ha precipitado las elecciones, estaría en lo más alto de las prioridades y comenzaría a diseñarse en septiembre para votarlo y aprobarlo eventualmente en diciembre.

Por último, respecto a la fecha electoral, el 19-J, Bendodo no cree que la participación se resienta por coincidir con el último día del puente del Corpus, festivo en Granada y Sevilla. "Hay tiempo para todo", aseguró. Tampoco considera importante la masiva convocatoria de oposiciones a magisterio ese mismo día, ya que se celebran en todas las provincias, lo que minimiza los desplazamientos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento