Moreno convoca las elecciones andaluzas para el domingo 19 de junio

Juanma Moreno, en su comparecencia para convocar elecciones.
Juanma Moreno, en su comparecencia para convocar elecciones.
Junta de Andalucía
Juanma Moreno anuncia el adelanto electoral en Andalucía
EUROPA PRESS

Se acabaron las especulaciones: las elecciones andaluzas serán el domingo 19 de junio. Tras un intenso mes de rumores y conjeturas, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha comparecido a las 20.30 en el Palacio de San Telmo de Sevilla, sede del Gobierno regional, para anunciar que en menos de dos meses los andaluces votarán para constituir el Parlamento de la XII Legislatura.

"Es una decisión muy meditada, pensando en el interés de los andaluces", explicó en su comparecencia Moreno, que desgranó el principal motivo para este adelanto electoral antes del verano en lugar de optar por el otoño: la necesidad de tener presupuesto para el inicio de 2023 y no prorrogar nuevamente los de 2021 en este complicado contexto de alza de precios. Un argumento que se ha ido abriendo paso en la cabeza del presidente en el último mes, abanderado especialmente por su consejero de Hacienda, Juan Bravo. 

El presidente firmó el decreto de disolución del Parlamento, que se publicará este martes en el BOJA. A partir de ahí, cesará la actividad parlamentaria y se abrirá un periodo de 54 días preceptivos por Ley. La campaña electoral se iniciaría a las 00.00 horas del viernes 3 de junio y la sesión constitutiva del nuevo Parlamento andaluz tendría como fecha tope el 14 de julio.

Con un recuerdo a los 13.000 andaluces fallecidos por coronavirus y poniendo en valor un gobierno que se propuso "dignificar el nombre de nuestra tierra herido por la corrupción y poner Andalucía a funcionar", Moreno aseguró que la comunidad no puede «perder más tiempo». Así se lo trasladó a su equipo, a los partidos de la oposición y a su vicepresidente, Juan Marín (Cs). En este sentido, Moreno elogió la "estabilidad" del pacto y el entendimiento con Ciudadanos. Tras las rupturas en Madrid y Castilla y León, solo en Andalucía ha sobrevivido una coalición de este tipo. 

Como bien se ha encargado de recordar Moreno estas semanas, en calidad de presidente de la Junta solo tiene dos atribuciones completamente exclusivas: designar a sus consejeros y fijar la fecha de las elecciones. Durante un mes, e incluso más, ha mantenido celosamente en secreto esta última competencia, hasta el punto de que la convocatoria del Consejo Extraordinario de Gobierno en torno a las 17.00 de esta tarde ha pillado a varios consejeros fuera de Sevilla, por lo que se han visto obligados a asistir por videoconferencia. 

Tras la celebración del XX Congreso del PP en la capital andaluza, el primer fin de semana del mes, los rumores de adelanto electoral en junio se dispararon. Aunque Moreno ha ido abriendo la libreta y dejando entrever sus intenciones, no ha sido hasta este pasado fin de semana cuando confirmó que la única opción era junio, en detrimento del otoño. 

La fecha electoral elegida coincide con el puente del Corpus en Sevilla y Granada, que arranca el jueves 16, y una convocatoria de oposiciones para cubrir 2.600 plazas de enseñanza secundaria. Sin embargo, la otra fecha que se barajaba, 26 de junio, suponía el primer domingo tras las vacaciones escolares. Eso sí, de haberse decidido por ella, podría haberse celebrado el último Pleno parlamentario de abril este jueves, en el que estaba prevista la votación de la Ley de Economía Circular y el dictamen de la Faffe que culpa a Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz de las irregularidades. Moreno renuncia a ello pero, sobre todo, según explicó en su alocución, a las inauguraciones de importantes infraestructuras como la llegada del metro de Málaga al centro de la ciudad o el Hospital Militar de Sevilla. Lo hace, dice, "en interés de los andaluces". 

Aunque el Gobierno andaluz insiste en que éste es solo un "adelanto técnico", pues 2022 era año electoral y el calendario de sesiones estaba casi amortizado, estos son los cuartos comicios adelantados de la autonomía, tras las experiencias de 1996, 2015 y 2018.

Las elecciones andaluzas tienen, en especial para el PP, un doble recorrido más acusado de lo habitual: autonómico y nacional. No solo está en juego el asentamiento del "Gobierno del cambio" después de que, a finales de 2018, el PP pusiera fin a 35 años de hegemonía socialista, sino que se trata de las primeras elecciones de la "era Feijóo" al frente de los populares. Está por ver si el efecto revitalizador de la llegada de Alberto Núñez Feijóo a Génova 13 se deja sentir en Andalucía y el sello que imprime el partido al desafío que puede abrirse tras los comicios para constituir un gobierno con pactos.

Los populares llegan a las elecciones con los sondeos de su parte. Según el último Barómetro Andaluz, el PP-A podría alcanzar 43-44 escaños, por encima de los 30 del PSOE-A. Sin embargo, ante el descalabro y la absorción de Ciudadanos (2 escaños), necesitaría el apoyo de Vox (22 escaños) para llegar a la mayoría.

En el ala derecha, Moreno compite con Juan Marín (Cs), que repite como candidato y que ha sido su vicepresidente en el Gobierno PP-Cs, y con la incógnita de Vox. Hasta la fecha se desconoce si Macarena Olona, portavoz del partido en el Congreso, donde llegó como diputada por Granada, se decidirá a encabezar la lista de Vox para el Parlamento andaluz. La formación de Santiago Abascal deberá valorar a marchas forzadas si prescinden de Olona en Madrid para disputarle la derecha al PP en Andalucía. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento