Un millonario ruso, una llamada misteriosa, la pista del hacha con sangre... Todo lo que se sabe del crimen de Lloret de Mar

Una mujer y su hija han sido asesinadas en una vivienda de Lloret de Mar (Girona), donde también ha sido hallado el cadáver del marido, que, según las primeras pesquisas, se ha suicidado tras cometer el doble crimen. Según fuentes próximas a la investigación, se trata de un matrimonio y de su hija, a los que un hermano de esta última intentaba localizar desde ayer, lunes, sin conseguir contactar con ninguno de ellos.
Agentes en la investigación del crimen en el lugar de los hechos.

Los Mossos continúan sus investigaciones sobre el crimen machista de Lloret de Mar, en el que un hombre mató este martes a su esposa, Natalija, y a su hija mientras dormían, y, posteriormente, se suicidó en el jardín de la vivienda familiar, de la que aún falta por analizar los aparatos electrónicos para conocer más detalles del suceso.

Esperó a que se durmieran

La hipótesis que toma más fuerza para los investigadores es que el presunto autor del doble crimen, Sergey Protosenya, esperó a que las dos durmieran para atacarlas violentamente, primero a la joven y después a su esposa.

Las patrullas de la guardia urbana y de los Mossos d'Esquadra encontraron a su llegada al lugar de los hechos el cadáver de Sergey Protosenya ahorcado con una cuerda atada a una barandilla de obra que hay sobre un muro de rocas en una de las zonas del jardín.

En el interior de la vivienda, los agentes hallaron los cadáveres de la mujer, Natalija P. de 53 años, y de su hija, de 18, muertas en sus camas, así como también un cuchillo y un hacha que aparecieron en el lugar manchados de sangre.

La llamada misteriosa

Fue otro hijo del matrimonio, de 22 años, quien dio la alerta desde Francia al no lograr contactar con su familia y después de que la noche del pasado lunes hablara con ellos y la conversación le dejara inquieto, han explicado fuentes cercanas al caso.

En un primer momento, el joven se puso en contacto con un socio de su padre que se desplazó hasta la vivienda, ubicada en la urbanización Els Pinars de Lloret de Mar, y vio desde el exterior el cadáver de Sergey y avisó a la Policía Local.

Un millonario ruso

Según varios medios, Sergey Protosenya, ciudadano ruso de 55 años, era un "alto cargo en Novatek, una importante empresa nacional encargada de la distribución del gas". 

El hombre era titulado de Ingeniería Civil por la Universidad de Moscú y, concretamente, era el "vicepresidente del Consejo de Administración de Novatek desde hace más de siete años". 

Su fortuna podría ser de más de 400 millones de euros, y es por ello que él y su familia llevaban una vida de lujos. Además, era usual que compartieran sus aficiones y viajes a través de redes sociales.

Una familia llena de lujos

La pareja, originaria de Moscú, estaba empadronada en Lloret de Mar, como otros cerca de 2.500 ciudadanos rusos que residen en esta localidad, y hacía años que pasaba temporadas junto a su hijo en esta vivienda que cuenta con piscina, pista de tenis y donde se guardaban media docena de coches de alta gama.

La familia residía, sin embargo, en una ciudad del suroeste de Francia y viajaba frecuentemente a otros países. Los vecinos de Lloret de Mar señalaron a varios medios que "eran muy educados" y que "no vieron nada extraño en la familia rusa". 

Crimen machista

En Girona, han guardado este miércoles un minuto de silencio, a la espera del previsto para última hora de esta tarde en Lloret de Mar, donde la delegada de la Generalitat en Girona, Laia Cañigueral, ha lamentado tener que acudir nuevamente a "un acto de rechazo" de un asesinato por violencia machista.

"Es importante que todas y todos paremos los pies a esta lacra de la sociedad que debemos eliminar de una vez por todas", ha añadido Cañigueral.

El conseller de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, ha visitado este miércoles la comisaría conjunta de Mossos d'Esquadra y Policía Local de Salt (Girona), donde también ha confirmado que "todo apunta" a que se trata de un crimen machista, aunque todavía falta conocer el resultado de las autopsias y de otras pruebas para cerrar la investigación.

No obstante, el Ministerio de Igualdad ya ha confirmado que se trata de un nuevo crimen machista, con lo que el número de mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de año asciende a 12 y a 1.138 desde que en 2003, cuando se empezaron a contar los casos.

El de la hija de la víctima no forma parte de esta estadística y será computado como feminicidio, según han explicado desde Igualdad, cuya responsable, Irene Montero, ha condenado el doble crimen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento