Los salarios de los ministros han crecido 7,5 puntos más que los sueldos de los empleados públicos en la última década

Imagen de archivo de unos trabajadores públicos de Hacienda atendiendo a las personas que presentan la declaración de la Renta.
Imagen de archivo de unos trabajadores públicos de Hacienda atendiendo a las personas que presentan la declaración de la Renta.
Fernando Alvarado / EFE

La respuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre los planes del Ejecutivo respecto a los salarios de los empleados públicos en una entrevista al programa Espejo Público ha desatado las críticas de sindicatos como CSIF, el mayoritario entre los funcionarios, que ha asegurado que el líder de los socialistas está "muy mal informado" sobre la situación de los empleados públicos y la negociación de sus salarios.

"Los sindicatos y los empresarios están negociando este acuerdo de rentas en el que no solo se tiene que hablar de salarios, sino también de dividendos, de reparto de beneficios… y en función de ello veremos cuál es la evolución y la negociación que se articula", afirmó Sánchez, enmarcando así las hipotéticas subidas salariales para este colectivo en el llamado pacto de rentas, unos acuerdos aún por concretar entre Gobierno, sindicatos y patronal para repartir las pérdidas económicas generadas por la guerra en Ucrania. 

Las quejas de los 2,7 millones de empleados públicos están sustentadas en datos. En la última década, los salarios de los funcionarios han subido un 11,68% frente al 19,20% que lo han hecho los suelos de altos cargos de la administración del Estado, lo que supone 7,5 puntos menos entre los años 2012 y 2022. 

Según datos de la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos, dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública, un administrativo del Estado -nivel C1-, por ejemplo, tenía un sueldo base en el año 2012 de 9.884,84 euros brutos anuales repartidos en 14 pagas sin contar antigüedad (trienios) y otros complementos, como puede ser el de destino. En 2022, esta misma retribución se sitúa en 11.040, 40 euros brutos anuales. Por lo tanto, en diez años, el incremento es del 11,68%. Este porcentaje de subida es el mismo para el resto de niveles (A1, A2...). 

En cambio, el poder adquisitivo de altos cargos del Estado, como son los ministros, ha aumentado más de un 19%. En concreto, en 2012, un ministro del Gobierno de Mariano Rajoy cobraba 64.053,79 euros brutos anuales en doces mensualidades, sin pagas extraordinarias. 

En la actualidad, un ministro que no ostente ningún otro cargo, como una vicepresidencia, como ocurre con Nadia Calviño o Yolanda Díaz, alcanza los 76.355,28 euros brutos anuales, 12.301,49 euros más que hace diez años. 

"Llevamos desde 2010 contribuyendo al pacto de rentas"

"Pedro Sánchez debería saber que los empleados públicos de este país llevamos contribuyendo al pacto de rentas desde 2010 con una pérdida del poder adquisitivo del 12% en función de la categoría profesional y que a día de hoy no hemos recuperado", ha señalado sobre este asunto el presidente de CSIF, Miguel Borra. 

"Si el Gobierno no atiende a los empleados públicos y las medidas contra la crisis dañan nuestras condiciones laborales y los servicios públicos, CSIF realizará una campaña de movilizaciones en toda España para defender el modelo de Administración que ha garantizado los servicios y prestaciones que reciben los ciudadanos en momentos críticos", ha advertido Borra.

Los empleados públicos son uno de los colectivos que más poder adquisitivo ha perdido en los últimos años. De hecho, hasta 2019 no han recuperado el nivel de renta que tenían en 2009 tras una bajada de sueldo del 5% en 2010 y cinco años con los salarios congelados. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento