Robos con tarjetas: ¿es seguro pagar con 'contactless? ¿Los usuarios pueden recuperar su dinero? ¿Qué pasos deben seguir?

  • Ángela G. Valdés, técnico de Ciberseguridad de INCIBE explica a 20Minutos los pasos a seguir tras sufrir un robo.
  • Algunas recomendaciones pueden evitar que el usuario sufra robos de forma física y online.
España, el país europeo en el que más ha crecido el pago 'contactless'
Pago mediante Contactless
Europa Press

Desde el año 2015, se ha generalizado el pago mediante el uso de contactless, un sistema que permite abonar una cantidad de dinero en los cajeros, en peajes o en los datáfonos de los comercios sin necesidad de introducir la tarjeta y marcar el PIN, de forma fácil y rápida.

Su comodidad y seguridad hacen que este tipo de pago se haya convertido en algo habitual, pero, como en todos los sistemas tecnológicos, los delincuentes encuentran formas para conseguir burlar esa seguridad y hacerse con el dinero o los datos de los usuarios. 

Robos de casi 1.000 euros a través de pagos contactless

Seguro que muchas personas tienen amigos, familiares o algún conocido que, en alguna ocasión, ha sido víctima de un robo de dinero por medios informáticos, ya sea por una compra online en un sitio poco fiable, al sacar dinero de un banco o al pagar en un comercio que ha hecho mal la transacción.

Sin embargo, en las últimas semanas, varios usuarios han visto como el dinero de sus cuentas disminuía tras hacer un pago o una retirada de efectivo en un cajero, tras acercar la tarjeta o el móvil a un contactless. 

En uno de los casos concretos, el usuario hizo una retirada de efectivo en un cajero. Tras sacar 20 euros y abandonar el cajero, con la tarjeta y el móvil en su poder, vio que en la cuenta bancaria faltaban un total de 970 euros, dos cargos más realizados a su cuenta en una operación realizada en ese mismo cajero en el que se habían sacado los 20 euros. 

En este caso concreto, el usuario se comunicó con el teléfono de atención a fraudes de la propia entidad, donde comprobaron que tanto los 20 euros retirados en efectivo como la operación de 970 euros se ejecutaron desde el mismo cajero, a través del contactless. 

Aunque no ha podido obtener todavía una explicación a lo sucedido, en la propia sucursal del banco le indicaron que se habían producido más incidencias de ese tipo en el mismo cajero. 

De la misma manera, otra usuaria, I.G.P., que viajaba en su vehículo, realizó un pago a través del contactless en el peaje de la A-6 dirección A Coruña, en Segovia. Minutos después de este pago, se dio cuenta de que se había producido un hurto de 300 dólares a cargo de un nombre formado por números y letras, desde Estados Unidos.

"Busqué pronto una salida para poder parar mi coche y evitar que me siguieran sacando el dinero. En mi caso, apagué la tarjeta, pero normalmente en los bancos aconsejan que se bloquee y se pida una nueva", cuenta I.G.P. "Al día siguiente, puse una denuncia en la policía con el justificante del cobro que imprimí. En mi banco, solo me sufragan 150 euros por el seguro de la tarjeta, aunque con la denuncia espero poder conseguir el total de la sustracción", concreta.

¿Es seguro el pago mediante contactless?

Hace un tiempo, este tipo de pago quedó en entredicho cuando se dio a conocer un bulo en el que se afirmaba que cualquier persona que tuviera un datáfono podría robar pequeñas cantidades de dinero a todo aquel que llevara la tarjeta encima, con solo acercarse a él.

Ya que el sistema contactless funciona únicamente arrimando la tarjeta a un datáfono, este bulo fue lo suficientemente creíble como para extenderse de boca en boca, pero lo cierto es que no es tan fácil.

Todos los datáfonos, para poder realizar un cobro, deben estar asociados a una cuenta y unos datos de titularidad bancaria reales, de lo contrario, no funcionará. Es por ello que si un ladrón quisiera robar el dinero de este modo, la cifra iría a parar a la misma cuenta del ladrón, por lo que la víctima tendría todos los datos fiscales de la persona que le ha robado, algo inviable que haría que fuera descubierto rápidamente.

¿Son frecuentes este tipo de estafas?

Lo cierto es que este tipo de estafas por contactless no son algo frecuente, por lo menos, hasta el momento. Así lo explica Ángela G. Valdés, técnico de Ciberseguridad para Ciudadanos del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), que indica que no tienen conocimiento de este tipo de fraudes: "Nosotros de este caso de contactless no tenemos ningún tipo de noticia, de ningún fraude realizado de esa forma", explica.

"Quizás lo que puede suceder es que haya algún tipo de incidencia con la entidad bancaria, alguna cuestión relacionada con el cajero o que fuera anteriormente cuando se ha captado la información de esa tarjeta y que penséis que ha sido en ese momento cuando se ha producido el robo con contactless, pero realmente no fue ahí, fue anteriormente", añade.

Además de esto, indica que, normalmente, cuando se producen fraudes con la tarjeta, es cuando se introduce esta en la ranura del cajero: "Al meterlo en la ranura sí que es cuando los cajeros pueden estar modificados y te leen la tarjeta", además de que en estos casos siempre hay que introducir el PIN. 

"Nosotros no hemos recibido ninguna consulta de sustracción de dinero y duplicidad de tarjeta mediante algún pago contactless y yo, ahora mismo, no lo veo muy viable", concluye, algo que coincide con la versión de la Policía Nacional en comisaría, que apuntaban más a un fallo informático del cajero. 

¿Qué deben hacer los usuarios para reclamar su dinero?

En muchas ocasiones, cuando se producen cargos desconocidos en las tarjetas, el propio banco puede parar estos cargos o manda un mensaje de alerta sobre los cargos que se están queriendo hacer a la tarjeta para pedir una confirmación: "Es en este momento cuando podemos detectar que nos han duplicado la tarjeta sin que lleguen a hacernos ningún cargo", continúa explicando Ángela G. Valdés.

Si esto no sucede y realmente somos víctimas de una estafa con tarjeta de crédito, se debe seguir un procedimiento tanto para detener el fraude: "Lo primero que hay que hacer es llamar al banco para que bloqueen la tarjeta y que no se sigan haciendo más cargos. Después, con todas las pruebas, hay que efectuar una denuncia, que se puede presentar al banco", indica la experta.

Posteriormente, la recuperación del dinero va a depender de las condiciones de contratación de cada tarjeta y de las prestaciones de cada banco. De hecho, la mayoría de tarjetas tienen seguros que cubren este tipo de robos o fraudes. 

Del mismo modo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) también también ofrece un listado de pasos que deben dar los usuarios para recuperar su dinero: 

  1. En primer lugar, lo más importante es llamar al banco directamente para anular o bloquear la tarjeta. De hecho, todos los bancos tienen servicios 24 horas para comunicar fraudes, robos o incidencias.
  2. También es importante poner una denunciar y contar lo sucedido, para que quede constancia del robo o fraude y, de este modo, poder hacer uso del seguro que tienen todas las tarjetas para recuperar el dinero robado.
  3. Si la entidad bancaria no se hace responsable de las cantidades defraudadas, se puede poner una reclamación ante el Servicio de Atención al Cliente o el defensor del cliente de la entidad. Si pasa un mes sin contestación o si la solución no es satisfactoria, se podrá reclamar en el Departamento de Conducta de Mercado, que se ubica en la Calle Alcalá, 48, 28014, en Madrid. El teléfono es 901 545 400.

Consejos de seguridad para evitar estafas

Para evitar cualquier tipo de estafa con tarjetas de crédito, los usuarios pueden seguir una serie de recomendaciones relacionadas con el uso de cajeros, según indica el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE): 

  1. En los cajeros, hay que prestar atención a la ranura donde se introduce la tarjeta, que no esté manipulada. 
  2. Igualmente, habrá que fijarse en que no haya cámaras que puedan grabar la tarjeta y el PIN, para lo que es importante siempre cubrir con la mano el teclado cuando se vaya a introducir. 
  3. También es posible que los delincuentes estén esperando para robar físicamente la tarjeta, por lo que habrá que extremar las precauciones a la hora de acudir a sacar dinero. 

Igualmente, en cuanto a los medios digitales, lo primero a tener en cuenta son las diferentes opciones de métodos de pago:

  • Una de ellas es el pago directo con la tarjeta, incluyendo los datos. En estos casos es muy importante fijarse en que la página web es fiable, que no sea una web fraudulenta. Incluso, aunque parezca una web oficial, puede estar suplantando a una tienda online.
  • A la hora de realizar el pago, hay que asegurarse de que la pasarela de pago sea segura e incluya en la URL el 'https' y un certificado digital, así como que tenga todas las condiciones de servicio y términos de uso bien explicadas.
  • Aun así, es posible que los ciberdelincuentes consigan robar los datos de tarjeta y realizar acciones fraudulentas, por lo que para evitar robos lo mejor es utilizar tarjetas virtuales, conocidas como 'e-wallets' o las tarjetas de un solo uso. También es buena opción de pagar con un intermediario, con plataformas de pago como PayPal, Apple Pay o Google Pay, entre otras, siempre con una contraseña muy robusta y única.
  • En el caso de pago con NFC, con el móvil o con relojes inteligentes, también hay que tener una contraseña segura y robusta, que no se utilice para otros servicios.
  • Lo mismo sucede con Bizum, con el que también hay que tener en cuenta que, en las webs de compraventa, donde el usuario es el vendedor, los ciberdelincuentes se hacen pasar por compradores ficticios que, en lugar de enviar el dinero, hacen una solicitud de dinero. Si el usuario no se da cuenta, acabará mandando el dinero en lugar de recibirlo. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento