La eterna espera de los vecinos para la demolición del 'scalextric' de Vallecas: "Un puente une, pero este nos separa"

Las obras para peatonalizar Sol y el desmontaje del scalextric de Puente de Vallecas comenzarán antes de 2022
El desmontaje del 'scalextric' de Puente de Vallecas 
ALBERTO ORTEGA

Los vecinos de Puente de Vallecas están consternados al ver como el puente sigue en pie segregando el barrio. Viven en un constante malestar a causa de la contaminación acústica y medioambiental que provoca el puente anexionado a la M-30. "Es una infraestructura bastante inútil, solo ralentiza el tráfico, contamina y segrega el barrio", comenta Javier Moral de la Asociación Vecinal Doña Carlota Numancia. 

Asociaciones vecinales del distrito han denunciado que el proyecto de desmantelamiento del 'scalextric' de Puente de Vallecas esté "paralizado". Más Madrid se ha hecho eco de las quejas vecinales y ha reclamado al Gobierno municipal que avance el proyecto denominado por el partido como 'Conecta Vallecas'.

El gobierno municipal se ha pronunciado al respecto: "Estamos ante un proyecto de enorme complejidad en el que no se puede improvisar, el Área de Medioambiente y Movilidad está desarrollando los estudios que nos permitirán tomar una decisión racional sobre la mejor solución a adoptar. Esto no supone perder el tiempo, sino todo lo contrario", alegan desde la delegación municipal. 

Este proyecto prometía demoler el puente que segrega Vallecas y convertir la zona en una gran avenida con parques y zonas verdes. Se aprobó por unanimidad hace un año pero no han terminado los estudios de viabilidad y movilidad para que las obras puedan comenzar lo antes posible con un plan estratégico concreto. La prolongación del tiempo de entrega de los informes y la incertidumbre de no tener una fecha estimada genera disconformidad en los vecinos que no ven que el arranque de las obras se de próximamente.

"Es un proyecto clave y fundamental para eliminar esta brecha urbana", comenta Jorge Nacarino, portavoz de la Asociación de Vecinos Puente de Vallecas. Los informes de ingeniería fueron expuestos en la última convocatoria, pero el estudio de movilidad tenía que estar terminado hace cuatro meses, los vecinos y asociaciones no tienen noticia de cuando prevén que esté finalizado. Aún no saben que planteamiento y alternativas de movilidad presentarán y ven de este proyecto una gran oportunidad para disminuir el caudal de tráfico de la M-30, uno de los mayores problemas que sufren los vecinos de la zona. 

"Estamos viviendo con resignación que el proyecto esté parado, un puente une y este nos separa", manifiesta Javier Moral de la Asociación Vecinal Doña Carlota Numancia. Desde la asociación plantean otras maneras de trasformar la zona con alternativas beneficiosas tanto para los vecinos como para el medio ambiente, comparan la superficie con un proyecto realizado en la capital de Corea del Sur, Seúl, en 2005. La restauración de Cheonggyecheon consistió en eliminar una autopista, considerada como una línea fronteriza, que dividía la zona sur de la autopista de la zona norte y restauraron un arroyo cercano para unificar la zona, mejorar la movilidad, el espacio público y el desarrollo económico.

En cambio desde el gobierno no ven que las alternativas sean tan sencillas como se plantean, "es extrema la complejidad de encontrar una solución funcional de la movilidad en superficie, por la cantidad de entradas y salidas al tronco principal de la M-30". 

"Cuando tenemos que ir a otro distrito a hacer algún recado utilizamos inconscientemente la expresión 'nos vamos a Madrid', ¿Cómo es posible que perteneciendo al municipio no nos sintamos parte de el?", lamenta Javier. Vallecas se encuentra a tan solo 9 km del centro de la ciudad pero muchos de los residentes de la zona sienten esa lejanía con respecto al resto del municipio a consecuencias de segregaciones como la del puente.

El tráfico masivo, al lindar con la M-30, conlleva otros problemas para los residentes como la polución, "la contaminación por culpa de los coches es brutal y el ruido provocado por el tráfico hace que pasear por la zona sea realmente incómodo", relata  Javier. Temen que a largo plazo las sustancias contaminantes, que son producidas por el tráfico intenso de la zona, puedan afectar negativamente a su salud. Ven necesario que la superficie sea renovada con más zonas verdes, parques y zonas limpias para mejorar la calidad de vida de los residentes del barrio. 

Los vecinos y asociaciones esperan que sus reclamos sean escuchados y reciban pronto una fecha concreta o la resolución del informe de movilidad por parte del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento