Bruselas frustra las expectativas de Sánchez al ofrecer subvenciones al consumo de gas en vez de topar el precio

Pedro Sánchez, a su llegada este viernes al Consejo Europeo.
Pedro Sánchez, a su llegada este viernes al Consejo Europeo.
EFE
Sánchez, enfadado, abandona momentáneamente la Cumbre.
Europa Press

Las cosas no pintan bien para las aspiraciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Consejo Europeo. Su propuesta para que la UE acceda a limitar temporalmente el precio del gas, para que así baje el de la electricidad, se ha topado este viernes con el 'no' definitivo de Alemania y Países Bajos y tampoco ha sido acompañada por la Comisión Europea, que en su lugar ha propuesto a primera hora que los Estados miembros puedan subvencionar el consumo de gas. Por el contrario, Sánchez insiste en que de la Cumbre tiene que salir un "alivio significativo" sobre el precio de la luz.

Esta "contrapropuesta" de Bruselas a la que presentó anoche Sánchez -un tope al precio del gas, solo para España y Portugal, solo para la producción de electricidad y temporal, si acaso ligada a la duración de la guerra en Ucrania- está muy lejos de las pretensiones españolas. Sin embargo, por el momento fuentes comunitarias indican que ha sido el primer ministro de Italia, Mario Draghi, el que ha amenazado con vetar las conclusiones del Consejo Europeo, incluidas las que tienen que ver con el apoyo a Ucrania, si los Veintisiete no acceden a limitar el precio del gas.

Con esta advertencia, el primer ministro italiano se pone también en primera línea de una negociación que hasta ahora ha liderado principalmente Sánchez y que también apoyan Portugal, Francia, Grecia, Bélgica, Rumanía y Eslovenia. El primer ministro belga, Alexander de Croo, defendía este viernes a su llegada a la reunión "tomar medidas concretas porque los precios son demasiado altos, tienen que bajar".

Sin embargo, estos apoyos son muy insuficientes para un acuerdo que tiene que ser por unanimidad de los Veintisiete en al que se niega Alemania.. Sánchez todavía no ha pronunciado la palabra "veto" en el plenario del Consejo Europeo que continúa a estas horas, añaden las fuentes, pero tampoco descarta seguir los pasos de Draghi. En lo que el presidente español sí está insistiendo es en que "hay que actuar ya" y que de esta reunión de los jefes de Estado y Gobierno la UE tiene que salir alguna medida que suponga "un alivio significativo" en los precios de la energía.

España considera que la propuesta que ha planteado la Comisión en lugar de limitar los precios no lo es. Bruselas supone subvenciones a los consumidores que para el Gobierno son equivalentes a incentivar el consumo de una energía fósil como es el gas, lo que también va en contra de los objetivos de reducción de emisiones y de favorecer el desarrollo de energías renovables.

De momento, la Cumbre europea no ha terminado y España mantiene su intención de seguir negociando, aunque también es consciente de que la situación se pone cuesta arriba. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento