Sánchez intenta vencer la negativa de Alemania al precio máximo del gas limitándolo solo mientras dure la guerra

Pedro Sánchez junto a otros líderes europeos en la primera jornada del Consejo Europeo.
Pedro Sánchez junto a otros líderes europeos en la primera jornada del Consejo Europeo.
EFE

Aunque la primera jornada del Consejo Europeo que ha empezado este jueves en Bruselas estaba dedicada a la situación en Ucrania, el Gobierno español ha puesto ya en marcha la maquinaria en búsqueda de un acuerdo entre los Veintisiete para poder limitar el precio de gas y que así baje el precio de la luz. España es consciente de que convencer a Alemania de ello previsiblemente permitirá el acuerdo y para ello el presidente, Pedro Sánchez, ha complementado su propuesta de un límite del precio que se compense con recursos nacionales el compromiso de que será temporal. Aunque no ha acotado cuánto podría durar, en la situación actual lo más razonable es que la medida esté en pie mientras dure la guerra en Ucrania, que en estos momentos es el principal elemento distorsionador del mercado de la energía.

Mientras los jefes de Estado y de Gobierno de la UE debaten a puerta cerrada -y sin móviles- la situación de Ucrania, incluso con la intervención a distancia de su presidente, Volodimir Zelenski, los diplomáticos y negociadores de los Estados miembros ya han empezado este jueves por la noche a abordar la cuestión de los precios del gas.

España cuenta en estos momentos con el apoyo de Portugal, Francia, Italia, Grecia, Rumanía, Eslovaquia y Bélgica. Sin embargo, es Sánchez quien está liderando los esfuerzos para que la UE se avenga a que los países que lo deseen puedan limitar el precio del gas. En este caso, negocia no tanto como España sino más bien, como Península Ibérica, incluyendo también a Portugal.

De momento, la negociación que ya ha empezado este jueves por la noche es muy preliminar y no concreta ni tan siquiera cuál debería ser el precio máximo del gas, que España y Portugal plantearon hace unos días que pudiera ser de 180 euros por MWh. Los contactos en la sede del Consejo son entre los llamados 'sherpas', como se conoce en jerga comunitaria a los negociadores de los países. La sensación general es que esta nueva propuesta no está siendo rechazada. El equipo español ya se ha reunido también con el de Alemania, el país que en estos momentos es más reticente.

En este mismo formato, España ya ha hablado también con la Comisión Europea, a la que tiene más esperanzas de poder convencer. El Ejecutivo comunitario no ha dicho todavía que sí, pero fuentes de la delegación española valoran que por lo menos tampoco ha dicho que no.

Lo ideal para España sería que, tras escuchar sus argumentos y este nuevo compromiso de que un eventual precio máximo del gas sería estrictamente temporal y solo para el gas que se utilice para generar electricidad, la Comisión abriera la jornada de este viernes con una nueva propuesta que incluya el planteamiento ibérico, algo que de momento no está garantizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento