Lo que significa ser "neutral": así sería la entrada de Ucrania a la UE siguiendo el mismo modelo que usan Austria y Suecia

Ciudadanos portando banderas de Ucrania en Kiev.
Ciudadanos portando banderas de Ucrania en Kiev.
ZURAB KURTSIKIDZE

La negociación que mantienen este martes Rusia y Ucrania ha ofrecido un avance significativo. Según fuentes cercanas a la negociación que cita el FInancial Times, Rusia ya no pide que Ucrania sea "desnazificada" y aceptaría que entrase a formar parte de la UE siempre que permanezca neutral en términos militares.

Ahora mismo, oficiosamente, hay nueve países neutrales en el mundo, o al menos considerados como tales. Son Finlandia, Malta, Irlanda, Japón, Liechtenstein, Suiza, Suecia, Turkmenistán y el Vaticano. Y Rusia quiere que Ucrania siga ese mismo camino, siguiendo modelos como el austriaco o el sueco, aunque en plena invasión de su territorio Kiev no lo ve con buenos ojos y terminó rechazando esa oferta. ¿Qué supondría para Ucrania una neutralidad de este tipo y hasta qué punto podría servirle a Rusia para parar la guerra?

¿Qué podría significar la neutralidad?

Antonio Alonso, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad CEU San Pablo, explica a 20minutos que "esa neutralidad es una posibilidad" porque cuando se habla en esos términos se habla de la OTAN. "Sería una opción hipotética pero realmente es poco aceptable por parte de Rusia porque lo que persigue no es la neutralidad sino la dependencia de Ucrania". Alonso asegura que la opción de la neutralidad existe, pero "no es realista" si se atienden los intereses de Moscú.

Por su parte, el profesor colaborador de los Estudios de Ciencias Políticas de la UOC Ernesto Pascual va más allá y recuerda que esa neutralidad "ya estaba recogida en los Acuerdos de Minsk" firmados en 2015 por el Cuarteto de Normandía (Alemania, Francia, Rusia y Ucrania). "Entonces no había una mención expresa a la OTAN sino que se hablaba de una Ucrania dividida en federaciones". Esto se apoyaba en el hecho de que la Alianza establece que un Estado no puede entrar si dos federaciones están en contra. "En este caso las federaciones serían las zonas del Donbás". Para el experto los nuevos acuerdos, de llegar, irán precisamente ahí pero de forma ampliada. "Ahora Rusia ya querrá directamente la neutralidad" sin necesidad de entrar en lo territorial, y el Donbás se quedará como unas "repúblicas satélites" de Moscú.

¿Es Austria neutral aunque sea miembro de la UE?

En el caso de Austria, está obligada a la neutralidad por el Tratado de Estado Austriaco de 1955 y por su propia Constitución, que prohíbe la entrada en alianzas militares y el establecimiento de bases militares extranjeras en territorio austriaco. La neutralidad austriaca es en realidad una neutralidad forzada. El territorio de Austria estuvo ocupado por fuerzas aliadas hasta 1955. 

Ese mismo año, la Unión Soviética, en el memorando de Moscú, exigió la neutralidad de Austria según el modelo de Suiza y expresó su disposición a que las cuatro potencias se comprometieran con la integridad e inviolabilidad del territorio austriaco. Todos los países con los que Austria mantenía relaciones diplomáticas ratificaron el documento por el que Viena, de momento, no puede moverse hacia la OTAN, aunque sí sea Estado miembro de la UE.

"Hay que ir a la letra de la ley y Austria, como otros países de la UE, sí son neutrales, pero al ser Estados miembros de la UE cuentan con la claúsula de asistencia mutua", prosigue Alonso, antes de calificar esto como una situación "extraña" porque Austria, Suecia u otros "se benefician de la Alianza Atlántica pero sin participar en ella". Es decir, son protegidos pero no protectores.

¿En qué consiste la neutralidad de Suecia?

¿Y Suecia? A diferencia de Austria, Estocolmo sitúa la neutralidad del país en la tradición, pero no en los Tratados internacionales. Durante los conflictos militares de la primera mitad del siglo XIX, Suecia mantuvo este estatus, declarado directamente por el rey Gustavo XIV en 1834. Suecia fue durante mucho tiempo una fuerte potencia militar, pero adaptó la política de neutralidad a sus propios intereses políticos. En 1941 permitió el tránsito de fuerzas alemanas a través del territorio sueco hacia el frente finlandés, y al mismo tiempo protegió a los refugiados del nazismo. 

Después de 1945, Suecia optó por mantenerse neutral y entonces esa posición suya dependía en gran medida del estatus de Finlandia e indirectamente también de la política de la URSS hacia Helsinki. En todo caso, Suecia sí ha desarrollado, sobre todo en los últimos años, una importante fuerza militar.

¿Qué significa 'finlandización'?

Finlandia se ha convertido en un modelo de neutralidad a partir del tópico de la 'findalización', que en cierto modo tiene trampa. Finlandia no es un país neutral por elección, sino por obligación. La política de neutralidad de Finlandia se remonta al periodo inmediatamente posterior a la Segunda Guerra Mundial. Su interés por permanecer neutral en los conflictos entre grandes potencias fue reconocido por primera vez en un tratado entre Finlandia y la URSS en 1948 (el Tratado de Amistad, Cooperación y Asistencia Mutua). El Tratado prohíbe a los firmantes unirse a una alianza militar contra el otro, y Finlandia no podía permitir que su territorio fuera utilizado para un ataque contra la URSS. Ese equilibrio con los soviéticos fue forzado para evitar precisamente un choque con el régimen.

Finlandia también estaba obligada a preservar su neutralidad mediante unas fuerzas armadas adecuadas. No obstante, ese estatus no está arraigado en el derecho internacional, y no hay compromisos internacionales para su neutralidad. Esto con los acontecimientos recientes ha cambiado, y tanto Finlandia como Suecia se han mostrado dispuestas a acercarse a la OTAN y, de hecho, el ex primer ministro finés, Alexander Stubb, recordó que esa neutralidad no es firme del todo si se tiene en cuenta la existente colaboración con la Alianza Atlántica.

¿Qué papel tienen el resto de países neutrales?

En el resto de países neutrales, más allá de Suiza -que representa el paradigma de este estatus- hay otros modelos. Irlanda, por ejemplo, cumple con un papel distinto dada su relación con el Reino Unido. Como otros Estados, ese posicionamiento se remonta a la II Guerra Mundial. En 1949 se invitó a Irlanda a ingresar en la OTAN, pero no aceptó porque el Reino Unido formaba parte de la misma. Al hacerlo, Irlanda estableció como condición la unificación de Irlanda, algo inaceptable para Londres por aquel entonces (y todavía ahora). 

En realidad, durante el periodo de la Guerra Fría Irlanda pertenecía a Occidente en el sentido político, y por lo tanto estaba de facto protegida por la Alianza Atlántica. Esa opción sería otra para Ucrania aunque exigiría una cesión mayor por parte de Rusia si tenemos en cuenta que supondría un acercamiento muy claro hacia los aliados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento