Igualdad quiere que la educación sexual sea obligatoria en los colegios: "Es un mandato constitucional"

La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, comparece en la comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, este martes en el Congreso de los Diputados de Madrid.
La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, comparece en la comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, este martes en el Congreso de los Diputados de Madrid.
EFE/ Fernando Alvarado

El Ministerio de Igualdad quiere que la educación sexual y la educación en igualdad pase a ser algo obligatorio a impartir en los colegios españoles. Así lo transmitió este martes la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, en el Congreso de los Diputados. Lo que plantea su departamento es incluir esta medida en la reforma de la ley del aborto en la que trabajan, en línea con uno de los pilares que ya vienen avanzando en los últimos meses y que consiste en fomentar la educación sexual en todas las etapas de la vida.

Se trata, según aseveró Rodríguez, de uno de los "retos pendientes" de Igualdad. "No puede haber un niño que termine la educación obligatoria sin que le hayan explicado que la violencia de género está mal", señaló durante su comparecencia en la comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Según denunció, las reformas educativas de 2002 y 2013 retiraron todas las asignaturas que abordaban de alguna manera estos asuntos, lo que propició que hubiera una generación que creciera "sin la educación sexual suficiente". Así, la secretaria de Estado de Igualdad quiso poner en valor unos datos que calificó como "preocupantes": desde 2013 hasta 2019 (cuando se tienen los últimos datos), España ha pasado de detectar 3.315 casos de infecciones de transmisión sexual a un total de 12.359. "La cifra es 'preocupantísima' y habla de cómo nuestros adolescentes no tienen las suficientes herramientas", lamentó, apelando a "reflexionar" sobre la obligatoriedad los contenidos en materia de educación sexual. "No es adoctrinamiento, es un mandato constitucional", incidió.

La última reforma educativa de 2020, la LOMLOE "es un avance" reconoció. También lo es, según añadió, la ley de libertad sexual (conocida como ley del 'solo sí es sí'). "Pero queremos que sea obligatorio. El currículo educativo debe contener contenido en materia de educación sexual de manera obligatoria, porque nuestros niños y adolescentes se merecen recibirlo, independientemente de quienes sean sus padres, porque esto es lo que garantiza que en el futuro no sigan existiendo casos de violencia machista", aseveró.

Ofrecer la educación sexual en todos los niveles educativos ya es algo en lo que hizo hincapié también la ministra de Igualdad, Irene Montero, la semana pasada en el Congreso. Supondría un cambio en la enseñanza, según recalcó, mediante el cual los jóvenes "aprendan" a relacionarse "desde el respeto y los buenos tratos"; a conocer sus cuerpos, "las diferentes posibilidades de vivir y sentir la sexualidad"; y para "conocer los diferentes tipos de anticonceptivos y la importancia de utilizarlos y cómo acceder a ellos, también para prevenir las infecciones de trasmisión sexual".

La medida fue especialmente criticada por la portavoz de Vox en la comisión, Carla Toscano, quien reprochó a Rodríguez que plantear que los niños no pueden acabar la escuela sin saber que la violencia está mal, "es un delito de odio". "Nos oponemos al adoctrinamiento de los menores, en primer lugar porque la constitución reconoce el derecho a los padres a educar a los hijos según sus convicciones. Después porque lo que proponen de educarles en ideología feminista es presuponer que el hombre es violento, que no hay que pegar a la mujer", aseveró.

Lo cierto es que con la actual reforma educativa que viene impulsando el Ministerio de Educación, sí que se han introducido de forma transversal aspectos que mencionan la educación en igualdad, el respeto por la diversidad y la educación afectivo-sexual en los distintos currículos educativos. Según se estableció en la LOMLOE, corresponde al Gobierno fijar el 60% de las enseñanzas mínimas (el 50% para las comunidades con lenguas cooficiales), como base para que luego cada autonomía amplíe los conocimientos que considere. 

Se trata de revertir con ello la reforma educativa de 2013 (la LOMCE) que eliminó todo el contenido relacionado con la sexualidad de los currículums educativos, y situarse a la par de otros países europeos que llevan años impartiendo la educación sexual de forma obligatoria. Suecia fue el primero en hacerlo en 1955, y luego le siguieron países como Alemania, Austria, Dinamarca, Eslovaquia, Francia, Portugal o Irlanda. Con todo, es algo que Igualdad deberá negociar ahora con el departamento de la ministra de Educación, Pilar Alegría, para ver en qué términos se incluye en la enseñanza en los colegios.

Plan estatal contra la violencia digital

El Ministerio de Igualdad pretende también hacer frente a la violencia que se ejerce mediante Internet contra las niñas y mujeres. El objetivo, según avanzó este martes la secretaria de Estado contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, es hacerlo mediante un plan específico que aborde cualquier tipo de acoso, manipulación, extorsión y otros tipos de "violencia digital" que se dan en este ámbito. 

"Creemos que lo que está sucediendo con la violencia digital en este momento nos tiene que preocupar. La violencia que se da online, y que además sufren en su mayor parte las mujeres más jóvenes, es algo a lo que debemos dar una respuesta efectiva", aseveró Rodríguez durante su comparecencia en la Comisión del Pacto de Estado contra la Violencia de Género en el Congreso de los Diputados. 

Según detalló, lo que pretende el Ministerio de Igualdad es "ir más allá" e impulsar un plan estatal para "prevenir" y "combatir" la violencia en línea contra las mujeres y niñas. "Y lo queremos hacer porque pensamos que no es asumible el dato que tenemos ahora mismo encima de la mesa", añadió la secretaria de Estado, indicando que, según la ONU, el 52% de las mujeres han sufrido violencia en línea en el mundo; porcentaje que en el ámbito europeo es del 23%.

Así, pretenden erradicar cuestiones como el control de los dispositivos, la manipulación de la información, el acoso digital, los insultos, las amenazas, la difusión de información íntima sin el consentimiento, la extorsión, el desprestigio y la trata de la explotación sexual que se da en los ámbitos digitales, detalló Rodríguez. 

La propuesta que sugiere Igualdad pasa por incorporar también una "medida específica" en la futura Estrategia Estatal para la erradicación de las violencias machistas que se presentará próximamente para que las administraciones puedan poner en marcha las políticas públicas necesarias para luchar contra todas las formas de violencia contra las mujeres. 

Se trataría, destacan fuentes del departamento dirigido por Irene Montero, de la primera política estatal que incorpora medidas específicas en violencia online. "La magnitud del problema y de su dimensión necesita además de un plan específico que refuerce todas las acciones posibles en materia de prevención, sanción penal, recuperación y reparación", concluyen. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento