Caos humanitario en Ucrania: denuncian la falta de vías seguras en medio del mayor éxodo de refugiados en décadas

Un niño en el centro comunitario creado como refugio para las personas que huyen de Ucrania hacia Eslovaquia.
Un niño en un refugio para personas que huyen de Ucrania hacia Eslovaquia.
EFE/EPA/MARTIN DIVISEK
ACNUR informó este miércoles de que un millón de refugiados han huido de Ucrania.
Atlas

Que la población civil es siempre la más afectada en un conflicto es algo que no sorprende a nadie, y la guerra en Ucrania no será una excepción. La invasión rusa ha detenido la vida de un país que, sin embargo, debe seguir respondiendo a las necesidades básicas mientras las existencias de alimentos y medicinas van mermando. Al mismo tiempo, más de un millón de ucranianos han salido en masa del país, antes de que el empeoramiento de la situación militar y el temido cerco de las ciudades impidan el transito.  

A principios de esta semana, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, y el responsable de esta agencia en Europa, Hans Kluge, advirtieron de que el suministro de oxígeno estaba alcanzando "un punto muy peligroso" en los hospitales ucranianos. Las necesidades de oxígeno han aumentado desde la invasión rusa hasta un 25% y, en su mensaje, los dirigentes de la OMS expresaban su temor de un agotamiento inminente: "Esto pone en peligro miles de vidas".

La necesidad de crear un corredor humanitario es ya un imperativo, sobre todo en aquellas zonas donde la presión rusa se ha hecho insostenible, como es el caso de Kiev, Járkov y el resto de regiones asediadas.

"Las personas tiene derecho a recibir una asistencia neutral e independiente por actores profesionales ajenos al conflicto, y eso se negocia", afirma a 20minutos Vicente Raimundo, director de Cooperación Internacional de Save the Children. "Las partes del conflicto deberían ponerse de acuerdo cuanto antes".

"Tiene que haber un alto el fuego pactado entre todas las partes"

Este martes un kilométrico convoy de tropas rusas penetró en Ucrania, con el objetivo de dar soporte a la invasión que comenzó el jueves pasado y que se ha ralentizado por la resistencia ucraniana. De finalmente rodear las ciudades y crear un cerco en torno a ellas, los civiles quedarían a expensas de Rusia para la entrada y salida de víveres, medicamentos y personas, sirviendo también como presión para en el conflicto.

Los suministros médicos ya se han visto afectados en buena parte del país, tanto en hospitales como en farmacias. El Ministerio de Sanidad ucraniano publicaba este martes en redes sociales una lista de las farmacias donde se podía encontrar insulina y emplazaba a los pacientes a llamar a los establecimientos para comprobar que efectivamente estaban abiertos.

Para que se creen esos corredores humanitarios es necesario que las negociaciones entre Rusia y Ucrania avancen y pacten vías seguras. Este miércoles estaba previsto que las delegaciones rusas y ucranianas se volvieran a reunir en Bielorrusia para tratar de frenar el conflicto, tras una primera reunión el lunes que terminó sin avance ni alto el fuego. No obstante, problemas logísticos de la delegación ucraniana han pospuesto a este jueves el dialogo, aunque por el momento no ha sido confirmada.

Para Iñigo Vila, director de la Unidad de Emergencias de Cruz Roja, "la situación es muy complicada, porque mientras siga habiendo enfrentamientos, bombardeos y suenen las sirenas la seguridad del personal no está asegurada", según reconoce a esta medio. "Tiene que haber un alto el fuego pactado entre todas las partes para que la ayuda humanitaria se pueda mover de un lado a otro".

"El personal que está allí es el que habla con las partes para que nos permitan hacer esos corredores y que logísticamente nos podamos desplazar de un lado a otro", afirma Vila, que añade que desde Cruz Roja "informan en todo momento a las partes del conflicto para intentar que no haya lo que militarmente llaman 'daños colaterales' y que todo vaya lo mas fluido posible".

Camino de la mayor crisis de refugiados en Europa  

En cuanto al éxodo humano que se está produciendo desde el jueves pasado, ya son más de un millón personas las que han huido de Ucrania, más de la mitad de ellos hacia Polonia, según los datos actualizados este miércoles por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

De seguir a este ritmo, esta situación podría convertirse en la mayor crisis de refugiados de Europa en lo que va de siglo, según ACNUR, que ya asegura estar movilizando recursos para responder de la forma más rápida y eficaz posible.

La agencia tiene confirmados en Polonia unas 547.982 llegadas, mientras que en Hungría se superan las 133.009. Moldavia, Eslovaquia y Rumanía han registrado 97.827, 72.200 y 51.261 refugiados desde que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, diese orden de invadir Ucrania el jueves.

"Son en su mayoría niñas, niños y mujeres que llegan en malas condiciones. Son personas que han pasado días tratando de salir, viviendo una tensión enorme,  que se han tenido que separar de familiares y con incertidumbre absoluta por lo que vendrá en un futuro", sentencian desde Save The Children.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento