Ocho menores declaran ante un juzgado de Motril por supuestos abusos de un monitor de baile

  • La denuncia se realizó en octubre de 2021. Actualmente, el denunciado tiene una orden de alejamiento de 500 metros.
  • Los familiares de los menores afirman que dicha orden no se está cumpliendo, ya que viven en el mismo barrio.
Imagen de la sala de la Audiencia de Granada.
Imagen de la sala de la Audiencia de Granada.
Pool

El Juzgado de Instrucción número 4 de Motril (Granada) está tomando declaración este martes a ocho menores de entre 13 y 15 años después de que sus padres denunciaran que un monitor de baile, vecino de su barrio, supuestamente ha estado intercambiando conversaciones e imágenes de contenido sexual con sus hijos a través de perfiles falsos creados en Instagram.

Este joven, de 22 años, fue detenido y se encuentra en libertad provisional con prohibición de comunicarse con los menores o acercarse a ellos a menos de 500 metros a raíz de que denunciaran este asunto, que ahora investiga el citado juzgado, el cual está tomando declaración a los niños y a sus familiares, algunos de los cuales también han denunciado presuntos tocamientos, según ha detallado a Europa Press el letrado Rafael González, que representa a tres de los menores.

Todos, incluido el joven que ha sido denunciado, viven en el pequeño barrio de Varadero-Santa Adela de Motril, por lo que la prohibición de que se acerque a los menores a menos de 500 metros "no se está cumpliendo y se cruzan constantemente con él", según ha denunciado en declaraciones a Europa Press una de las madres, la cual relata que algunos de los niños "no quieren salir a la calle ni ir al colegio", pues están "asustados" y lo están "pasando mal".

Las familias han lamentado la "lentitud" con la que se está investigando este caso, que ha avanzado Onda Cero Granada y que fue denunciado ante la Policía Nacional el pasado octubre. El asunto llegó al juzgado en diciembre y es ahora cuando se está tomando declaración a los adolescentes, según relata esta madre, que fue quien se percató de lo que supuestamente estaba ocurriendo al mirar el móvil de su hijo.

Las familias piden que el juzgado adopte medidas para que los menores no se crucen "constantemente con este joven mientras dure la instrucción", pues ya desde su casa está incumpliendo la orden de alejamiento porque el barrio es muy pequeño, y en todo caso reclaman que se haga "justicia" lo antes posible.

Algunas de los padres prevén solicitar el ingreso en prisión provisional del joven denunciado por entender que es lo "más prudente" y ante la "posibilidad de que pueda eludir la acción de la justicia", según ha relatado a los medios otro de los letrados de los menores, Fabio Barcelona. Este martes se ha producido una concentración a las puertas de los juzgados de Motril en apoyo a estas familias bajo el lema 'Los niños no se tocan'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento