Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid deberán rebajar el precio de los grados universitarios el próximo curso

Un hombre en la Facultad de Filología y Comunicación Universidad de Barcelona, el edificio central de la Universidad de Barcelona, el primer día de clase presencial tras la Navidad, en la plaza Universitat, a 10 de enero de 2022, en Barcelona, Catalunya, (España).
Un hombre en la Facultad de Filología y Comunicación Universidad de Barcelona, en la plaza Universitat, a 10 de enero de 2022, en Barcelona, Catalunya, (España).
David Zorrakino / Europa Press
Un hombre en la Facultad de Filología y Comunicación Universidad de Barcelona, el edificio central de la Universidad de Barcelona, el primer día de clase presencial tras la Navidad, en la plaza Universitat, a 10 de enero de 2022, en Barcelona, Catalunya, (España).

Las comunidades autónomas tienen deberes para septiembre: bajar las tasas universitarias. Todas, salvo Asturias, deben reducir los precios para los másteres habilitantes; y siete deberán hacer lo mismo para los grados antes de que empiece el próximo curso. Así consta en el último informe realizado por el Observatorio del Sistema Universitario (OSU) en el que se analiza el grado de cumplimiento del acuerdo alcanzado en mayo de 2020 entre las autonomías y el Ministerio de Universidades para fijar los límites máximos del precio de las primeras matrículas de grado y máster.

Y es que las autonomías se comprometieron con el Ministerio -entonces liderado por Manuel Castells- a rebajar considerablemente los precios de las primeras matrículas universitarias hasta el curso 2022-2023. Quedó en sus manos cómo llevar a cabo esa reducción (progresivamente o de golpe), pero el pacto debía cumplirse para paliar con el disparado aumento de las tasas motivado por la reforma del exministro de Educación del PP, José Ignacio Wert, en 2012. Otros dos acuerdos siguieron al primero en marzo y abril de 2021, respectivamente, para hacer lo mismo con los precios de los másteres habilitantes y para acordar también un tope a las segundas y sucesivas matrículas universitarias.

Con todo, dos años después del primer acuerdo, las reducciones de los precios de la primera matrícula de grado han sido "mínimas", según señala el informe, y tres comunidades autónomas todavía "no han dado ningún paso" para cumplir: Baleares, que debería reducir el precio medio en 29 euros; Madrid, que tiene que hacerlo en 290 euros, y País Vasco, cuya bajada debería ser de 48 euros. Además, las otras cuatro autonomías que deben reducir los precios -Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura y Navarra- lo han hecho, pero no lo suficiente para alcanzar el tope acordad. Cantabria bajó también los precios un 1,1%, pese a que el acuerdo no la obligaba a ello.

Según lo pactado, todas las comunidades autónomas que tuvieran precios públicos de primera matrícula superiores a 18,46 euros el crédito, deberían reducirlo, como mínimo, hasta ese límite; mientras que, las que ya cumplían, podían abstenerse de hacerlo si así lo consideraban. Se planteó también como opción voluntaria reducir los mínimos de las tasas universitarias.

Así, para el próximo curso 2022-23, los estudiantes de siete comunidades autónomas se verán beneficiados por la bajada de precios respecto al año pasado. A Cataluña, que ya bajó 710 euros este último curso, todavía le queda camino hasta alcanzar la reducción pactada de 843 euros. La Comunidad Valenciana debería bajar las tasas en 131 euros (las redujo en 70 este curso), Extremadura tiene que reducir unos 37 euros (ha aplicado reducciones de 23), y Navarra ha disminuido en 66 euros, cuando la reducción debía ser de 83 euros. Estas cuatro, junto a Madrid, Baleares y País Vasco (que no redujeron nada en este último curso) deben acortar sus tasas para el próximo curso universitario si quieren cumplir con el acuerdo.

Máster habilitante: solo Asturias ha completado la reducción

En una segunda parte del acuerdo, se pactó también fijar unos topes para los másteres habilitantes (los que hay que hacer obligatoriamente para ejercer determinadas profesiones, como ingeniería o abogacía), cuyo precio debe equipararse a la tasa media de la primera matrícula de grado. Sin embargo, el grado de cumplimiento de este apartado es mucho menor. En el informe señala que tan solo ocho comunidades autónomas han comenzado a reducir los precios, "a pesar de que todas ellas deben hacerlo". Además, de las ocho que lo han bajado, solo Asturias ha completado ya toda la reducción acordada. 

En cuanto al resto de másteres, pese a no haberse acordado, tres comunidades han reducido sus precios "de forma significativa": en Castilla y León han bajado 430 euros por curso (-18%); Cataluña lo ha hecho 1.106 euros (-40%); y La Rioja otros 270 euros (-11,5%). Aun así, la OSU advierte: los acuerdos para limitar los precios públicos "afectan a todos los grados, pero solamente al 8,1% de los másteres oficiales". 

Por último, los precios públicos universitarios de las segundas y posteriores matrículas han experimentado cambios que han ido "en direcciones distintas. Mientras Cataluña y Aragón los han reducido, Cantabria los ha incrementado. Concretamente, Aragón bajó entre un 2 y un 3% las segundas y terceras matriculas de grado, entretanto que los precios de las cuartas y sucesivas se han mantenido intactos. Cataluña, por su parte, redujo un 1,2% las segundas y sucesivas matrículas de los másteres habilitantes y un 21,2% las de los 'normales'. En el lado contrario se sitúa Cantabria, que ha incrementado el precio de las segundas y sucesivas matrículas de sus másteres habilitantes entre un 11,8 y un 23%. 

¿Cuánto cuesta estudiar en cada comunidad?

Los precios de la primera matrícula son muy dispares según la región. Cataluña se erige como la comunidad en la que más caro supone matricularse en cualquiera de las carreras clasificadas de nivel experimental más alto (más del doble que Andalucía). Y Madrid, según el informe, "destaca porque estudiar una carrera considerada de grado de experimentalidad más bajo cuesta dos veces y media lo que cuesta en la comunidad más barata, Asturias". Aun incluso si se contemplan las carreras más baratas de la Comunidad de Madrid, estas siguen costando más que las carreras más caras de 12 comunidades autónomas.

Respecto a la primera matrícula de los másteres habilitantes, un año después del acuerdo, las diferencias de precios también son "muy acusadas", según el OSU. De nuevo Madrid es la comunidad más cara, con precios que varían entre 591 y 2.110 euros por curso. El informe destaca también que solo cinco comunidades autónomas cuentan con un precio único fijado para todos sus másteres habilitantes: Asturias (761 euros), Andalucía (821), Aragón (1.212), Castilla y León (1.349) y Cataluña (1.660)

Puesto a que el 91,9% de los másteres de España no son habilitantes ni están vinculados al ejercicio de una profesión concreta, el informe alerta de que la mayoría de ellos quedan al margen de ese recorte de precios acordado. Así, hablan de diferencias "extremas" en los precios entre comunidades. "El precio del curso de máster no habilitante más caro (en Murcia) es 4,7 veces el del más barato (en Galicia), y ello sin tener en cuenta la existencia de másteres a precios diferenciados, cuya cobertura legal no resulta clara desde ya hace unos años", señala el documento. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento