El Gobierno deroga el sistema de tasas universitarias de Wert y negociará una bajada con las comunidades

  • Según el Ejecutivo, el precio de las tasas universitarias ha crecido un 17% de media desde 2012.
  • "El objetivo es bajar este primer año el precio de la primera matrícula de grado", señala María Jesús Montero. 
  • El ministro Castells se reunirá a partir del jueves con las autonomías para fijar un precio máximo.
Estudiantes universitarios
Estudiantes universitarios
COMPROMÍS - Archivo

El Consejo de Ministros aprobó este martes la derogación del sistema de tasas universitarias aprobado en 2012 por el entonces ministro de Educación del PP, José Ignacio Wert, por el cual se elevaron los precios de la educación superior en una parte de las comunidades. Según anunció la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, para el próximo curso el Ejecutivo fijará un precio máximo para las matrículas universitarias con las autonomías.

El sistema recién derogado por el Gobierno consistía en que los usuarios pagasen un porcentaje del coste real de su educación universitaria, cuya cuantía crecía según la matrícula para una determinada asignatura se hiciera por primera, segunda, tercera o cuarta vez. En la primera matrícula, los estudiantes pagaban entre el 0% y el 25% del coste total de la enseñanza (el porcentaje exacto lo fijaba la comunidad); en la segunda, entre el 30% y el 40%; y en tercera matrícula, entre el 65% y el 75%.

En cuarta matrícula, los alumnos podían tener que sufragar entre el 90% y el 100% del coste, lo que redundaba en matrículas muy caras y, en ocasiones, inasequibles para los ciudadanos con más dificultades económicas. De hecho, según sostuvo Montero, la aplicación de este sistema de porcentajes ha incrementado el precio de las tasas universitarias desde el año 2012 en un 17% de media, aunque en comunidades como Madrid o Cataluña los aumentos han sido mayores.

Según explicó la portavoz del Gobierno, este sistema de porcentajes desaparecerá y será sustituido por un tope en el precio máximo que las universidades públicas pueden cobrar por cada crédito matriculado. "El objetivo es bajar este primer año el precio de la primera matrícula de grado e ir bajando progresivamente el resto de las tasas", sostuvo Montero, que insistió en que la determinación de este tope será consensuado con las comunidades.

Fuentes del Ministerio de Universidades confirman que el próximo jueves se mantendrá una primera reunión con los responsables de las comunidades para la educación superior, que es de competencia autonómica. El objetivo final, señala Universidades, es rebajar el precio de las tasas universitarias a niveles previos a los de 2011.

El curso presencial que viene, aún en el aire

En la misma línea, el ministro de Universidades, Manuel Castells, explicó hace unos días que su departamento está estudiando fórmulas para permitir a algunos estudiantes que su matrícula no se encarezca al año que viene si no pueden aprobar este curso una asignatura por causa del coronavirus. Eso sí: para ello, en todo caso, tendrán que solicitarlo antes de hacer el examen, avisó.

Castells también abrió la puerta a que, en función de cómo evolucione la situación sanitaria, el curso que viene tenga que llevarse a cabo a través de internet, al menos en parte. "El curso próximo puede incluso ser presencial, pero mi impresión subjetiva es que se volvería al curso en los plazos habituales y, a partir de ahí, podrían adoptarse medidas para frenar las posibilidades de contagio", aventuró entonces el ministro, que apostó en varias ocasiones por una "enseñanza bimodal".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento