Sánchez pide "responsabilidad" a la oposición para no convertir los fondos europeos en "una cuestión partidista"

  • El presidente del Gobierno señala que son "una oportunidad de país" tras las críticas de algunas comunidades.
  • La portavoz del Ejecutivo añade que el control de los fondos fue aprobado por el Congreso.
  • El PP deslizó que su gestión podría traer "corrupción" y sus barones plantean llevarla al Supremo.
El nuevo canciller alemán, Olaf Scholz (i), es recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d)
El nuevo canciller alemán, Olaf Scholz (i), es recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d)
EFE
Los fondos europeos son "una oportunidad de país". Es por ello que, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha pedido a la oposición y a las comunidades autónomas no convertirlos ni en una "cuestión partidista" ni en una "polémica" tras la decisión de algunas autonomías de llevar ante la Justicia su reparto, que desde el PP critican que se hace "a dedo".
Externos

Los fondos europeos son "una oportunidad de país". Es por ello que, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha pedido a la oposición y a las comunidades autónomas no convertirlos ni en una "cuestión partidista" ni en una "polémica" tras la decisión de algunas autonomías de llevar ante la Justicia el reparto, que desde el PP critican que se hace "a dedo". En este sentido, la portavoz gubernamental y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha respondido a las dudas vertidas por la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso: "Cree el ladrón que todos son de su condición".

“Los fondos son una gran oportunidad, como lo fueron los fondos de cohesión, para dar el salto que necesita este país que logre modernizar y cambiar nuestro modelo productivo”, ha respondido Sánchez en la escalinata de La Moncloa, escenario donde él y el canciller alemán Olaf Scholz han dado una rueda de prensa tras celebrar un almuerzo de trabajo del que ha salido el compromiso de realizar “lo más pronto posible” una cumbre entre ambos países. En su intervención, el presidente ha pedido tanto a la oposición como a las comunidades autónomas "responsabilidad" para que los fondos no sean "una cuestión partidista". Asimismo, ha llamado a "consolidar" las cifras de empleo: “Tenemos más de 20 millones de personas ocupadas y son ya 10 meses consecutivos bajando la tasa de paro”, ha destacado.

Más tajante ha sido la portavoz del Gobierno. Rodríguez ha señalado que España "ha cumplido" con los requerimientos de la Unión Europea y por ello ha recibido ya 19.000 millones de euros (el montante total entre ayudas a fondo perdido y préstamos asciende a 140.000 millones hasta 2026). Así, ha acusado al PP de estar cada vez "más irreconocible" y les ha acusado de "dejar de lado" el hecho de ser un partido de Estado. "No responde al interés general del país", ha dicho.

Asimismo, ha tirado de refranero para señalar, al ser preguntada por Ayuso, que "cree el ladrón que todos son de su condición" y le ha instado a "implementar" los fondos. También ha asegurado que el recurso de la Comunidad de Madrid no tendrá recorrido. Y es que, la presidenta madrileña fue la primera en anunciar que su Gobierno trabaja en un contencioso que presentarán ante el Tribunal Supremo por la decisión del Ministerio de Trabajo, comandado por la vicepresidenta Yolanda Díaz, de otorgar una ayuda de nueve millones de euros a País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana y Extremadura. "En nuestra opinión esto es un uso arbitrario de los fondos y si no levantamos el dedo podíamos encontrarnos con que este fuera el primero de una larga serie", dijo el consejero de Hacienda de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty.

A la inciativa de Ayuso le siguió Pablo Casado, presidente del PP, y también otros barones populares. En este sentido, el líder de la oposición aseguró, además, que la única fórmula aceptable para la gestión de estas ayudas es que las centralice un organismo independiente y con transparencia. Porque un reparto "a dedo" como el que dice se ha decidido, "es clientelar y puede llevar a la corrupción".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), recibe al canciller alemán, Olaf Scholz, en el Palacio de la Moncloa, este lunes.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), recibe al canciller alemán, Olaf Scholz, en el Palacio de la Moncloa, este lunes.
EFE

Una recuperación "digna" para Europa

Precisamente los fondos europeos han sido uno de los ejemplos en los que se ha basado Sánchez para señalar que la propuesta socialdemócrata para Europa se basa en "la revolución del respeto, de la dignidad". De ello han hablado el presidente y el canciller, que han iniciado hoy una etapa de colaboración para que la opción política que representan se haga fuerte en Europa.

El encuentro es el primero que celebran siendo ambos jefes de Estado, aunque Moncloa ha afirmado que su relación personal es buena desde hace años. En la cita también han hablado sobre la pandemia de Covid, la cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid o las amenazas recibidas por Ucrania por parte de Rusia, a quien ambos han pedido rebajar las hostilidades. Asimismo, han charlado sobre el proceso de vacunación. Y es que, Alemania se plantea ya la obligatoriedad de la vacuna, aunque Sánchez ha vuelto a negar que sea un escenario que se plantea. "Debe gestionarlo cada gobierno o cada sociedad", ha concluido.

Debate sobre las reglas fiscales europeas

Ambos dirigentes han debatido sobre las reglas fiscales que rigen Europa, que están actualmente suspendidas, pero que marcan el nivel máximo de deuda en el 60% del PIB y de déficit anual en el 3% por país. El presidente español ha asegurado que ambos ejecutivos coinciden en que "son demasiado complejas y difícilmente cumplibles" en pandemia. Por ello, ha insistido en la necesidad de reformarlas, algo que Scholz no ha apoyado con palabras. El canciller se ha limitado a declarar que el pacto de estabilidad ha dado el marco necesario para lograr los fondos europeos de recuperación y ha añadido que Alemania quiere "seguir construyendo sobre las experiencias del pasado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento