Un "paréntesis primaveral" en Nochevieja podría dejar las temperaturas más altas en los últimos 20 años

Malagueños, turistas y visitantes llenan las calles de Málaga en un domingo de Navidad con los comercios abiertos y temperaturas de 20º en el Paseo Marítimo de Pedregalejo a 26 de diciembre de 2021 en Málaga, Andalucía.
Malagueños, turistas y visitantes llenan las calles de Málaga en un domingo de Navidad con los comercios abiertos y temperaturas de 20º en el Paseo Marítimo de Pedregalejo a 26 de diciembre de 2021 en Málaga, Andalucía.
Álex Zea / Europa Press
Los termómetros superarán los 20 grados en algunos puntos del país, llegando incluso a los 25 grados en ciertas zonas. 

Si 2020 se despidió con bajas temperaturas y se entró en un nuevo año con la bienvenida pasada por nieve de Filomena, la Nochevieja de 2021 se prevé singularmente cálida. Lo más seguro es que este fin de año se celebre más bien con una sensación de estar en primavera que en invierno. De hecho, según avanzan los meteorólogos, podría dejar las temperaturas más cálidas en esta época desde hace 20 años, con una diferencia de hasta 15 grados respecto a 2020. 

¿El culpable? Está por ver. Los expertos descartan atribuir las temperaturas anómalas al cambio climático. Al menos no hasta que se lleven a cabo estudios que así lo demuestren. Con todo, esta rareza se debe a una suma de ingredientes meteorológicos, "que van desde estructuras a gran escala, como un anticiclón que lleva asociado aire descendente que calienta las temperaturas en niveles más bajos; hasta los efectos locales de la orografía tan singular de la Península", explica a 20minutos Francisco Martín, meteorólogo de Meteored. 

"No se puede atribuir a una sola causa. Es un conjunto de circunstancias las que hacen que un fenómeno -en este caso altas temperaturas diurnas y nocturnas- sea más acusado de lo normal, tanto en intensidad, como en extensión y duración", detalla. Esto sucede, explica, debido a la llegada de un potente anticiclón con fuertes descendencias, ya que "cuando el aire desciende, se calienta"; pero también al llamado 'efecto foehn', que afecta localmente al norte peninsular cuando el viento viene de componente sur, y a la parte oriental cuando viene del oeste. 

Ahora mismo, detalla, "estamos teniendo 20 grados en las zonas del País Vasco a las 11 de la mañana, que eso sí que es singular. Hay viento del sur, y por eso toda la cornisa cantábrica está con temperaturas de 15 a 20 grados". 

Así, durante la última semana de 2021 y los primeros días de 2022, las temperaturas podrán ser hasta 15 grados más altas de los valores normales en esta época del año, y se notará especialmente en el norte de España. Sin embargo, "no hay ninguna zona que se salve", afirma Martín, asegurando que esa subida generalizada de las temperaturas se va a notar en todo el país, donde en muchas zonas se superarán los 20 grados, pudiendo alcanzar incluso los 25. Pero no se trata de una ola de calor, según indica, pues es únicamente un "periodo de altas temperaturas" que afecta también a otras partes de Europa. "Esto es un paréntesis bastante primaveral que también se está notando en Francia y Reino Unido", afirma.

Un fenómeno que ocurre cada 30 o 40 años

"El 31 de diciembre puede ser el más cálido de los últimos 20 años en España", señala el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología de España (AEMET), Rubén del Campo. Según detalla el experto, han deducido este dato atendiendo a un parámetro del Centro Europeo de Predicciones a Medio Plazo denominado 'Índice EFI'. "Este índice de manera muy básica, trata de cuantificar cómo de extraño es un fenómeno (temperatura, precipitación, viento, etc.)", explica. 

No obstante, "no es nada extraordinario", subraya Martín, reconociendo que "es muy raro, pero se ha dado otras veces". Esta subida de las temperaturas en los termómetros "puede ser parte de nuestro clima", señala, ya que hay estudios que indican que en otros finales de años ha ocurrido una situación parecida. "Puede ser parte del ciclo natural que la Península Ibérica, Baleares y Canarias tiene cada 30 o 40 años. Lo mismo que una Filomena aparece cada 60 u 80 años", asegura el meteorólogo. "Lo que pasa es que nuestra memoria climatológica es muy precaria", añade, incidiendo en que el cambio ha sido más destacado por la diferencia con el año pasado. 

Ahora bien, ¿hasta cuándo van a permanecer estas anómalas subidas? "El invierno es largo y duro", incide Martín, avanzando que "todavía queda la bajada de temperaturas". Según cuenta, en los primeros días del año, entre el 2 y el 4 de enero, la situación volverá a la normalidad. "El viento va a entrar de componente norte en gran parte de la península y ya podríamos volver a las temperaturas normales de la época, o incluso un poco más bajas", concluye. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento