Víctor, creador de la escuela mecánica de bicis que arrasa en Barcelona: "Los primeros cursos los daba en la autoescuela de mi hermana"

  • Víctor Fernández dejó su trabajo en una multinacional para dedicarse al mundo de la bicicleta.
  • En 2013 fundó la Escuela Mecánica de la Bicicleta (EMEB), que atrae alumnos de toda España.
  • "No es solo un aprendizaje, es una experiencia. Algunos salen por primera vez de su pueblo".
Alberto Pérez, creador de la Escuela Mecánica de la Bicicleta (EMEB) en Barcelona.
Víctor Fernández, creador de la Escuela Mecánica de la Bicicleta (EMEB) en Barcelona.
Miquel Taverna

“Queremos ser la Monlau de la mecánica de bicis”. Así de decidido se muestra Víctor Fernández al hablar de su proyecto. Él es el creador de EMEB, la Escuela Mecánica de la Bicicleta con sede en Barcelona que recibe alumnos de toda España y que es la única con el certificado de la Asociación de Marcas de Bicicletas Españolas (AMBE). Imparten siete cursos distintos, por los que ya han pasado más de 2.500 personas.

Su historia comenzó en el año 2005, cuando Fernández dejó su trabajo en una multinacional del sector del vidrio para coger una tienda de bicicletas en traspaso en Cunit (Tarragona). “Decidí hacer el cambio porque me gustaba la mecánica de las bicis. Los primeros años fueron muy bien, pero con la crisis de 2008 comenzó a ir cuesta abajo”, explica.

Buscando alternativas, al final dio con la idea ganadora: impartir un curso de mecánica de bicicletas. “Invertí 50 euros en Google Ads, hice una página web y en dos semanas tenía 15 plazas cubiertas”. Al principio, los primeros cursos los daba en un aula de la autoescuela de su hermana, que se la dejaba prestada los fines de semana, y después se trasladó a un centro cívico. Era el año 2012.

“Invertí 50 euros en Google Ads, hice una página web y en dos semanas tenía 15 plazas cubiertas”

Durante cinco meses, Fernández estuvo compaginando la tienda con los cursos, hasta que llegó un punto en que tuvo que elegir: “La tienda no iba muy bien y, cuando vi el rendimiento que tenían los cursos, decidí cerrarla”. Así, en 2013 abrió el primer local de EMEB en Calafell (Tarragona), donde estuvo un año y medio, y posteriormente se trasladó a Barcelona. Siete años después siguen allí, en un local situado en la calle Leiva, en el distrito de Sants.

Una clase en EMEB.
Una clase en EMEB.
Miquel Taverna

Pero el verdadero subidón llegó tras el confinamiento, cuando la AMBE le otorgó su licencia y profesionalizó la escuela. “Esto hizo que saliéramos multiplicando los cursos y la facturación, después de nueve años picando piedra”, cuenta Fernández visiblemente orgulloso.

Una meca para los ciclistas

"Cuando abrimos la primera escuela en Cunit, ya desde un principio notamos que venía gente de toda España; porque lo bueno de esta profesión es que hay un componente de pasión muy grande. Te gusta la bici tanto para hacer deporte como para aprender a repararla, y esto mueve montañas. Hace que gente que está en Galicia, Andalucía o el País Vasco se desplacen y vengan a hacer el curso”.

"Cuando abrimos la primera escuela en Cunit, ya desde un principio notamos que venía gente de toda España"

“De hecho, por eso cogimos este local en Sants, porque está cerca de la estación y de plaza España, donde para el bus del aeropuerto. A los alumnos que vienen de fuera les informamos de alojamientos cercanos a la escuela, formas de desplazarse hasta aquí… Se lo damos todo un poco masticado y les quitamos un peso de encima. No como antes, que tenían que ir hasta Calafell”.

Escuela Mecánica de la Bicicleta (EMEB).
Escuela Mecánica de la Bicicleta (EMEB).
Miquel Taverna

Fernández señala la atención al estudiante como una de las claves del éxito de la escuela: “Todo gira en torno al alumno. Después de cada curso, les hacemos una encuesta de satisfacción que nos sentamos a analizar. Porque no es solo un aprendizaje, es una experiencia. Vienen de lejos, algunos salen por primera vez de su pueblo, y les tenemos que hacer sentir bien, que cuando se marchen se lo hayan pasado bien, hayan hecho amigos… Es todo un ‘pack’".

"No es solo un aprendizaje, es una experiencia. Vienen de lejos, algunos salen por primera vez de su pueblo"
Alberto Pérez, creador de la Escuela Mecánica de la Bicicleta (EMEB) en Barcelona.
Víctor Fernández, creador de la Escuela Mecánica de la Bicicleta (EMEB) en Barcelona.
Miquel Taverna

Sus alumnos: desde aficionados hasta 'influencers'

Uno de los estudiantes que se ha desplazado expresamente a Barcelona es José María Fernández, quien ha venido desde Valencia: “Descubrí la escuela por Facebook, me estuve informando y me animé a venir”, cuenta. Su intención es encontrar trabajo en el sector, pero también poder cuidar él mismo de su bici: “Salgo en bici siempre con mi hija. Nos encanta. Pero para cualquier reparación tengo que acudir a un taller, cuando me gustaría hacerlo yo mismo”.

Otro alumno que se ha matriculado en sus cursos es Raphael Menu, conocido por ser uno de los creadores de la página de Instagram de temática ciclista Tibidabo Cycling Club (@tibidabocyclingclub), que en poco más de un año ha conseguido más de 60.000 seguidores. Él es francés y lleva poco más de un año viviendo en Barcelona, donde creó su proyecto "en base a esta comunidad ciclista que hay en Barcelona, en el Tibidabo", cuenta a 20 Minutos.

Menu explica que decidió inscribirse en EMEB para mejorar sus publicaciones: “Una de las temáticas que más interés generaba por parte de nuestros seguidores eran los contenidos que compartía sobre mecánica. Explicaba conceptos súper básicos sobre cómo hacer mantenimientos de la bicicleta, y me he dado cuenta de que estos vídeos generaban mucho interés”.

Raphael Menu (@tibidabocyclingclub), durante una clase en EMEB.
Raphael Menu (@tibidabocyclingclub), durante una clase en EMEB.
Miquel Taverna

“Hace un año yo nunca había hecho un ajuste mecánico, pero desde hace unos meses estoy intentando aprender cada día algo nuevo sobre mi bici. Estudio la teoría, lo pongo en práctica y lo comparto en Instagram. Pero me di cuenta de que mi conocimiento era limitado. Sentí que me faltaba dar un paso más para ser un experto en mecánica y empecé a buscar escuelas y encontré esta. Confío en que voy a aprender muchísimo y me va a ayudar para el futuro”, afirma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento