Las restricciones que propusieron los expertos al Gobierno y que Darias se negó a aplicar

La ministra de Sanidad, Carolina Darias.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias.
EFE
Carolina Darias durante una rueda de prensa.
EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido este domingo desde Barcelona para hacer una declaración institucional. Aunque no ha anunciado ninguna restricción, ni mucho menos confinamientos, los datos de contagios de coronavirus, disparados por ómicron a las puertas de Navidad, han llevado al jefe del Ejecutivo a dar la cara de nuevo y avanzar que la Conferencia de Presidentes tendrá lugar este 22 de diciembre.

El crecimiento de la sexta ola, si bien no está atorando aún la asistencia sanitaria, es todo un desafío cuando quedan pocos días para la Nochebuena, cuando millones de familias de distintos núcleos domésticos se junten para cenar, sin mascarilla y sin distancia. 

El Gobierno tiene encima un panorama que ya conocía de antemano. Desde principios de este mes, el grupo de expertos que asesora al Ejecutivo remitió a éste un documento con recomendaciones de cara a Navidad. El Gobierno y en concreto el Ministerio de Sanidad rechazaron aplicar estas medidas.

Los expertos del propio Ejecutivo le pedían recientemente "limitar el número de participantes" a diez comensales en el "ámbito familiar y social", con la distancia mínima recomendada de 1,5 metros aproximadamente, y recomendaban no asistir a las reuniones navideñas ante cualquier síntoma catarral o gripal.

También que las personas se hicieran un test de antígenos antes de cada encuentro, reducir a la mitad el aforo de restaurantes y discotecas y adelantar la hora de cierre o incluso clausurar sus interiores. La mascarilla, la higiene de manos frecuente, la distancia física, la máxima ventilación, minimizar el número de contactos o el "me quedo en casa" ante la aparición de síntomas, un positivo o un contacto positivo son las seis reglas que los expertos insisten que deben observarse en todas las circunstancias.

Otras medidas, como prohibir el consumo en barras, limitar celebraciones como la cabalgata o la Misa del Gallo o favorecer un incremento de las frecuencias en el transporte público también se pusieron sobre la mesa.

Todas estas exigencias han sido desoídas por el Gobierno, y la propia ministra de Sanidad, Carolina Darias, a preguntas de 20minutos esta semana en rueda de prensa, no quiso entrar a comentar la existencia de este documento y evitó su valoración.

El motivo: no parar la economía

El Gobierno ya tenía claro a principios de este mes que no iba a aplicar restricciones en Navidad. La portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, confirmó que la prioridad de Moncloa era "no parar la economía", sobre todo en sectores muy castigados en los últimos dos años, como la hostelería.

"La senda de más de 15 meses combatiendo al virus nos ha dado también herramientas para ir parándolo al tiempo que no paramos la economía", dijo Rodríguez, que afirmó que la receta era "parar al virus sin parar la economía".

Los datos de primeros de mes no eran ni de lejos los de esta segunda mitad de diciembre, pero pese a ello el Gobierno y el Ministerio de Sanidad van a dejar que llegue la Navidad sin tomar medidas pese al consejo de los expertos. Lo que ocurra después será otra historia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento