Reducir las terrazas en bulevares, cerrar a las 23h, no apilar mesas en la calle... las exigencias de vecinos a la ordenanza

Más de 1.500 de las 3.579 terrazas Covid en Madrid son nuevas y el resto ampliaciones de las originales
Terraza en un bulevar de Madrid.
Josefina Blanco

Este lunes finaliza el periodo de alegaciones para mejorar la futura ordenanza de Terrazas, que sustituirá a la del 2013. Los vecinos, uno de los principales sectores afectados por esta norma, han presentado 60 exigencias a través de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (Framv). Su presidente, Quique Villalobos, ha elaborado un texto de la mano de los 21 distritos de la capital, tal y como explica a 20minutos.

Estos vecinos consideran, primero, que la propuesta del Ayuntamiento "no responde a un interés general" dado que solo mira por el bien de la hostelería, un colectivo "minoritario" en este debate que cambiará las reglas de la ciudad. Asimismo, la Fravm explica que este proyecto municipal no justifica la ocupación de espacio público.

"No se encuentra una justificación razonada y documentada por la que se pueda constatar que existe 'la nueva realidad en el ámbito de las terrazas y quioscos de hostelería y restauración', ni 'los cambios provocados por la innovación empresarial y las ideas emergentes para la ocupación de los espacios públicos'".

Por último, los vecinos creen que en esta propuesta se consolida la "tierra conquistada" por la hostelería, como ya ocurrió con la ley antiitabaco la cual diseñó casi por completo la aún vigente ordenanza. 

Por todo ello, la primera alegación es empezar de cero. "Creemos que el Ayuntamiento de Madrid debería actuar con sensatez y retirar este proyecto de modificación de la Ordenanza de Terrazas y Quioscos de Hostelería y Restauración de la ciudad Madrid, para abrir un verdadero proceso de análisis, evaluación, debate".

Esta asociación no podrá votar la ordenanza en el Pleno de diciembre, eso solo lo harán los grupos municipales. En todo caso, la delegada de Coordinación Territorial, Silvia Saavedra, se ha comprometido a escuchar a todas las partes para llegar "al mayor consenso posible". Estas son las principales alegaciones de la Framv al texto. 

Fuera los 'foodtrucks' y sus terrazas. La ordenanza incluye la aceptación de los foodtrucks, como si fueran quioscos de temporada. "La propuesta es contradictoria en sí misma porque mientras en los segundos "se expenden productos que no precisan elaboración o que ya estén cocinados", los foodtruck son "vehículos para la preparación y venta de alimentos y bebidas", señala la asociación madrileña que tampoco conciben que un foodtruck tenga terraza. "Se trata de un vehículo de venta callejera de comida rápida que, por lo general, da servicio en ferias, por lo que el uso y disfrute del servicio de hostelería no implica pararse a disfrutar in situ de la consumición. Del mismo modo que no imaginamos un puesto de venta de castañas con terraza, ni una churrería ambulante con terraza", justifican.

Barra libre de terrazas es igual a inseguridad jurídica. El texto propone la posibilidad de autorizar terrazas a negocios que dispongan de licencia de hostelería y restauración como una actividad secundaria o accesoria de la principal que desarrollan. "Esto equivale a tener barra libre de terrazas en cualquier lado y bajo cualquier circunstancia. Y esto genera una inseguridad jurídica".

Los veladores son excluyentes. Quique Villalobos propone eliminar los veladores de las calles porque resta espacio público. También se pregunta si podrá abrirse la puerta de un coche en parada o estacionamiento si junto al bordillo de la acera hay un velador. En este sentido propone que la distancia a aplicar sea 1,50 metro y que se especifique que dicha distancia se medirá desde la línea de unión entre la acera y el bordillo.

Fuera las sillas altas. La autorización de las mesas altas de baja capacidad con dos taburetes "parece ir dirigida a poder colocar terrazas en aceras estrechas", dice. Por eso los vecinos proponen que solo se autoricen para las terrazas mesas, sillas y sombrillas.

Los maceteros quitan espacio público. "¿Por qué deben emplearse de manera preferente elementos de jardinería como elementos separadores?", se pregunta la Fravm. Para ellos las macetas tienden a ser más anchas que una mampara y necesitan mantenimiento. Por eso "deberían desaparecer".

Sombrillas cerradas. Las sombrillas ubicadas en terrazas ocupan mucho espacio, a ojos de los vecinos. Por eso proponen que siempre se cierren cuando no se esté consumiendo en esa mesa y en caso de que se ubique delante de un establecimiento comercial.

Dónde prohibir terrazas. Para los vecinos la norma debe ser más estricta en los siguientes casos: "no se podrá autorizar terrazas en el frente de fachada de portales y garajes, sea cual sea el ancho de la acera". Tampoco en los edificios cuya esquina esté limitada con la calzada ni en zonas ajardinadas o sobre zonas con rejillas. Las construcciones ligeras no deberían autorizarse en calles de un ancho menor de 10 metros, donde no podrán ocupar más de la cuarta parte de esta anchura. También deberán guardar una separación mínima de un metro con respecto a los árboles

Asimismo exigen ampliar de dos a cuatro metros la distancia entre terraza y el acceso a las bocas de metro. O guardar un mínimo de 1,50 metros a las estaciones de BiciMad. En calles peatonales, solo se podrá admitir la instalación de terrazas en aquellas que tengan al menos 9 metros de ancho. En ningún caso se podrán autorizar más sillas en las terrazas que el aforo reflejado en la licencia al que está ligada la autorización solicitada. Proponen eliminar la posibilidad de autorizar el apilamiento de mobiliario en la calle.

Restringir horarios. Para garantizar el descanso vecinal, la Fravm pide que ninguna terraza en zona residencial debería opere más allá de las 23.00 horas.

Cómo autorizarlas. Las autorizaciones de terrazas deben ser preferentemente estacionales durante los meses estivales del año- dicen-, quedando el resto de posibilidades restringidas a justificación claramente beneficiosa para el interés general del distrito o ciudad. Asimismo, los horarios de terraza a autorizar sólo podrán ser diurnos y vespertinos según la actual OPCAT municipal, piden.

Mercadillos municipales. La autorización de una terraza "sólo podrá otorgarse a los titulares de los establecimientos de hostelería y restauración cuyas fachadas tengan acceso desde la vía pública, en cuyo caso, sólo podrán utilizar el ancho de fachada correspondiente a su local".

Bulevares. Los vecinos piden que a los bulevares se les trate en un apartado específico como se hace con las plazas. Piden que en un bulevar la terraza nunca ocupe más del 50% del espacio destinado al tránsito peatonal, siempre garantizando un mínimo de 2,5 m para el tránsito peatonal.

Más distancia con los monumentos. Si en la plaza existe alguna escultura, elemento o fuente bajo protección histórico o artística, la distancia mínima debe ser de cinco metros.

Eliminar las estufas de gas. Piden que no sean autorizables los sistemas activos de climatización en terrazas, es decir, las estufas de gas, eléctricas o de cualquier tipo, así como los aires acondicionados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento