ARRÁSTRAME AL INFIERNO: UNA DEUDA ATERRADORA

Arrástrame al infierno - cartelAunque a simple vista puedan parecer lejanos, hay pocos géneros tan afines como la comedia y el cine de terror. Comparten muchas veces público –juvenil–, desenfado y tendencia al exceso, cosas que Sam Raimi conoce bien gracias a su trilogía Terroríficamente muertos, imprescindible muestra de cómo el pánico, con un poco de locura,  puede transformarse en risa.

Otrora realizador de culto, Raimi evolucionó hacia el cine tradicional con Darkman o Un plan sencillo, antes de recolectar taquillazos como responsable de las tres entregas de Spiderman. Ahora, con los bolsillos repletos, el director recupera un guión original escrito junto a su hermano para regresar al terror, aunque sin olvidar su querencia por las bromas –de mal gusto–.

En Arrástrame al infierno la víctima de su perversión es Christine, una joven apoderada de banco que, para retener a su novio y ascender en la empresa, desahucia a una anciana incapaz de pagar su casa. Una historia de plena actualidad que, en manos de otro director, no pasaría de ser un cuento moral, pero que con Raimi se transforma en una alucinación de pesadilla cuando la víctima del embargo resulta ser una bruja capaz de arruinar la vida de Christine.

Más cuidada que sus primeras obras pero a años luz de la corrección de Spiderman, Raimi mezcla espíritus malévolos con momentos sacados de una comedia romántica, para subirnos así a su montaña rusa de carcajadas y sustos.

EE UU, 2009. Dir.: Sam Raimi. Int.: Alison Lohman, Justin Long y Lorna Raver. Dur.: 99 min.

Desgracia - cartel
DESGRACIA


David Lurie, profesor de Universidad cincuentón y divorciado, vive una apacible existencia apenas alegrada por puntuales citas con una profesional del sexo. Pero, inseguro y caprichoso, Lurie seduce a una de sus jóvenes alumnas, lo que desembocará en una hecatombe que terminará llevándole a la ignota granja en la que vive su hija.

Esta historia de caída, culpa y presunto arrepentimiento es el punto de partida de Desgracia, del Premio Nobel de Literatura J.M. Coetzee. Diez años después de publicarse se estrena en España su adaptación cinematográfica, que pretende reproducir casi todo lo bueno del original aportándole la interpretación de John Malkovich.

Aunque adaptada y dirigida por australianos, la cinta no rehuye uno de los temas perennes en Coetzee: la difícil reconciliación de un país, Sudáfrica, fracturado por un convulso pasado. Pero, como es tradición, la acritud y dureza del original literario son dulcificados en su salto a la gran pantalla.

Australia, 2008. Dir.: Steve Jacobs. Int.: John Malkovich, Jessica Haines, Eriq Ebouaney. Dur.: 120 min.

Ashes of time redux - CARTELASHES OF TIME REDUX

A mediados de los 90, Wong Kar Wai estrenó una historia de artes marciales marcada por el amor y la venganza. El director siempre reconoció que esa versión no era de su agrado, y tras triunfar con Deseando amar o My blueberry nights firma una versión renovada de la película.

Hong Kong/China/Taiwán, 1994. Dir.: Wong Kar Wai. Int.: Leslie Cheung, Maggie Cheung, Tony Leung Chiu Wai. Dur.: 93 min.

Rojo Oriental - cartelROJO ORIENTAL

Desde Túnez llega este drama rodado en 2002, a medio camino entre el musical y el romanticismo.

Túnez, 2002. Dir.: Raja Amari. Int.: Hiam Abass, Hend El Fahem, Maher Kamoun. Dur.: 100 min.

Sex Drive - cartelSEX DRIVE

Comedia adolescente y gamberra sobre el disparatado viaje por carretera de un joven y sus amigos para perder la virginidad.

EE UU, 2008. Dir.: Sean Anders. Int.:  Seth Green, James Marsden. Dur.: 109 min.

Un trabajo embarazoso - cartelUN TRABAJO EMBARAZOSO

La polémica Lindsay Lohan protagoniza esta comedia, sobre una joven que, por miedo a perder su empleo, finge estar embarazada. Los problemas surgen cuando gracias a su nuevo –y falaz– estado empieza a ascender profesionalmente.

EE UU, 2009. Dir.: Lara Shapiro. Int.:  Lindsay Lohan, Cheryl Hines, Bridgit Mendler. Dur.: 89 min.