Lecquio, sobre la boda de Kiko Rivera e Irene Rosales: "Con ellos todo es falsedad. Son unos estafadores"

Imagen de archivo de Kiko Rivera e Irene Rosales el día de su boda.
Imagen de archivo de Kiko Rivera e Irene Rosales el día de su boda.
Instagram

La noticia 'bomba' del fin de semana ha centrado todos sus proyectiles en la familia Pantoja. Esta vez, sus protagonistas han sido Kiko Rivera e Irene Rosales que, al parecer, no habrían formalizado legalmente su matrimonio hasta dos años después de la celebración del enlace.

Este hecho ha provocado el enfado de muchos programas de corazón y las opiniones se han dividido. Tanto es así, que la propia Irene Rosales ha tenido que explicar que todo se debe a un fallo administrativo y que ella se dio cuenta de que su matrimonio con el DJ no estaba legalizado cuando intentó inscribir a su hija Carlota en el registro civil.

Irene Rosales se muestra tajante sobre su boda con Kiko y defiende su verdad. (EP)

Sin embargo, las palabras de la sevillana no han servido para que todos cambien su opinión acerca de la pareja. Así, en El programa de Ana Rosa, Alessandro Lecquio se ha mostrado implacable contra la pareja: "Que Kiko monte una boda solamente para vender la exclusiva es algo que nos creemos todos, pero si encima lo pudo hacer sin casarse de verdad es que es del manual del perfecto Pantoja", ha comenzado el conde su argumento.

"Con los Pantoja no falla, ellos son así, lo mismo les da fingir una boda que una deuda. Con ellos todo es falsedad", ha agregado Lecquio. "Irene dice que esta noticia deja a Kiko de mentiroso y a ella de tonta y no es cierto: los deja a los dos de estafadores porque intentaron vendernos una boda que nunca existió".

Además, el colaborador del matinal de Telecinco ha precisado que, aunque Irene intente quitar culpa a su marido, la pareja podría haber ido "al notario, casarse y luego ajustar ellos mismos la agenda". Por su parte, Irene Rosales ha desmentido a través de un vídeo que Kiko no la engañó al celebrar la boda sin firmar los papeles necesarios para legalizar el enlace, pues ella sí era consciente de que la ceremonia no tenía validez legal.

Lecquio, no obstante, ha insistido en el matinal de Telecinco que "Kiko no tenía intención de casarse y que imaginaba que Irene jamás se iba a enterar". El resto de colaboradores sí han creído la versión ofrecida por Rosales y han destacado que, según ellos, "en esa casa los papeles y las gestiones no las lleva Kiko Rivera".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento