El mercado de futuros apunta al invierno más caro: la luz y el gas mayorista costarán cinco veces más que en 2020

Gráfico: evolución del precio de la luz,
Gráfico: evolución del precio de la luz,
20MINUTOS

El invierno se acerca y España (y buena parte del continente europeo) afrontan una de las temporadas frías más difíciles y complejas que se recuerdan. Con los precios mayoristas de la electricidad y del gas disparados hasta cifras sin precedentes, el periodo del año donde más se gasta en energía amenaza los bolsillos de los consumidores, especialmente de los más vulnerables. 

Los datos que llegan de los mercados energéticos son alarmantes. La temporada de calefacciones arrancó el pasado 1 de octubre con unos precios del gas de 92,7 euros el megavatio hora (€/Mwh). Entre octubre y diciembre del año pasado (ambos incluidos) el coste mayorista del gas marcó un promedio diario de 15,2 €/Mwh, una cifra que en 2019 fue incluso menor (12,8 €/Mwh). 

Sin embargo, los precios que se están registrando en lo que llevamos de mes y las subastas en el mercado de futuros apuntan a unas cifras que previsiblemente multiplicarán por seis lo registrado en los dos años previos. Hasta este viernes el gas mayorista había promediado un precio de 90€/Mwh, según datos del Mercado Ibérico del Gas (Mibgas). Sin embargo, los futuros del gas ya arrojan resultados de 95 €/Mwh diarios de media para noviembre e incluso de 100 €/Mwh el próximo diciembre. Además, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) prevé que los precios de este bien se mantengan excepcionalmente altos al menos hasta mayo.

En lo que atañe a la energía eléctrica el panorama es igual de desalentador. Mientras que entre octubre y diciembre de los dos años previos los precios mayoristas de la electricidad promediaron los 40 €/Mwh diarios, en el presente ejercicio esta cuantía podría quintuplicarse. Al menos, en esa dirección apuntan los datos de octubre, un mes que hasta ahora ha promediado 200 €/Mwh diarios en el mercado mayorista. En este caso, el mercado de futuros está cerrando subastas por un valor promedio diario de 220,5 €/Mwh para los meses de noviembre y diciembre.

Los futuros eléctricos auguran que los precios mayoristas de la electricidad se mantendrán por encima de los 210 €/Mwh al menos hasta febrero y que no se registrará una bajada significativa hasta abril del año próximo. Para esa fecha, las subastas reflejan un precio medio diario de 95,7€/Mwh de media, un coste todavía superior a lo que se ha pagado este año. 

Los precios mayoristas de luz y gas no tienen porque traducirse necesariamente en subidas automáticas y equivalentes en la factura que finalmente llega a los hogares y empresas. Quienes lo están notando más directamente son los consumidores que pertenecen al mercado regulado -en torno al 40% del total-, donde una parte de la factura está vinculada a las subastas del mercado al por mayor.

El ejemplo de la factura eléctrica es muy ilustrativo. Mientras que los precios mayoristas se incrementaron un 272% entre septiembre de 2020 y de 2021, en ese mismo periodo, el componente de gasto en electricidad de los hogares -el IPC eléctrico- se incrementó un 44%.

En el caso de la factura del gas el impacto en los hogares se ha notado aún menos, entre otros motivos porque la escalada de precios se ha producido fuera de la temporada de calefacciones, donde se concentra el mayor consumo energético en esta partida. 

Asimismo, la tarifa regulada del gas funciona de manera diferente a la luz: se actualiza cada trimestre en función de los precios de las materias primas. En la revisión prevista para los meses de octubre a diciembre, que entró en vigor el primer día de mes, el Gobierno limitó la subida a una media del 4,3%. De no haber actuado, sostiene el Ejecutivo, el precio se habría disparado un 35%.

El Gobierno también ha aprobado una serie de medidas para mitigar el impacto en la factura de la luz, entre las que se encuentran la rebaja temporal del IVA en la factura del 21 al 10% y del impuesto eléctrico del 5 al 0,5% o retirar algunos de los "beneficios caídos del cielo" que reciben las eléctricas. Además, también amplió el pasado julio la prohibición de cortar luz y gas por impagos hasta el 31 de octubre.

Más de un 10% de los hogares tendrá problemas

Como siempre ocurre cuando se disparan los precios, quienes más difícil lo tendrán para hacer frente al invierno serán los más vulnerables. Aunque es complicado obtener una cifra exacta de cuántas familias están en esta situación, los indicadores de pobreza energética dan una idea aproximada de quienes parten en peor situación.

Según los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del INE del año 2020, el 10,9% de los hogares españoles no podían mantener la vivienda con una temperatura adecuada y otro 12,2% afirmó haber tenido retraso en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal (entre los que se incluyen el alquiler, la hipoteca o las facturas de luz y gas).

Además, con datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico correspondientes a 2019, el 16,7% de los hogares dedicaban más del doble del porcentaje de sus ingresos que lo que dedica la mediana nacional a pagar las facturas de luz y gas y un 10,6% gastaban en energía menos de la mitad que la mediana nacional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento