El verdadero origen de los colonizadores de las Azores: llegaron al archipiélago 700 años antes que los portugueses

La isla portuguesa de Corvo, en las Azores.
La isla portuguesa de Corvo, en las Azores.
Luis Silveira / Wikipedia

Los primeros pobladores de las islas Azores (actual región de Portugal) llegaron al archipiélago 700 años antes que los primeros portugueses en el siglo XV. Así lo asegura un nuevo estudio llevado a cabo por un equipo de científicos que ha contado con la participación del CSIC

La investigación, que ha sido publicada en la revista PNAS, hace una reconstrucción sobre cómo y cuándo se habitaron estas islas por primera vez y el impacto de estos asentamientos sobre los ecosistemas. Para ello, han analizado los sedimentos de diversos lagos de las Azores. Otro de los resultados del trabajo revela que los primeros habitantes llegaban del norte de Europa.

Análisis de los sedimentos de los lagos de las islas

Hasta este hallazgo, la comunidad científica consideraba que las islas estuvieron despobladas hasta que llegaron los primeros portugueses, en torno al año 1427 a la isla de Santa Maria y en 1452 a la isla de Corvo y Flores. Sin embargo, este nuevo trabajo sitúa la llegada de los primeros pobladores al final de la Alta Edad Media.

"El trabajo pone de manifiesto que, todavía teniendo una abundante información histórica disponible que permite tener una idea muy precisa de lo que ocurrió en el pasado, es necesario fomentar el trabajo interdisciplinar entre las Humanidades y las Ciencias Naturales, para saber realmente cuál ha sido nuestra historia", detalla el investigador del Instituto de Geociencias de Barcelona y uno de los autores, Santiago Giralt.

Como explica el CSIC en un comunicado, los expertos analizaron los sedimentos recuperados del fondo de los lagos de las islas de San Miguel, Pico, Terceira, Flores y Corvo a través de técnicas geológicas, químicas, físicas y biológicas. Así, fueron capaces de detectar esteroles, esto es, una fracción de la materia orgánica muy abundante en las heces de los mamíferos que interpretaron como indicadores de actividad humana.

¿Qué evidencias encontraron?

"Los intestinos de los mamíferos producen en abundancia esteroles fecales y estanoles que se preservan bien en los sedimentos lacustres, y son un indicador único e inequívoco de la presencia de grandes mamíferos en determinados periodos del pasado", indica al respecto Timothy Shanahang, científico de la Universidad de Texas en Austin (EE. UU.) y coautor del trabajo.

Por otro lado, "los compuestos producidos por los intestinos humanos (ricos en coprostanol) y del ganado (abundantes en estigmastanol) son diferentes, lo que nos permite distinguir entre ellos", añade el experto.

De tal manera que la aparición de coprostanol en estos sedimentos se atribuye a la presencia de seres humanos "y la del estigmastanol a rumiantes, como vacas, cabras u ovejas", subraya Santiago Giralt.

¿Alteraron los primeros habitantes el ecosistema?

Respecto al impacto que tuvieron los primeros asentamientos en los ecosistemas de las islas, corroborando una "alteración ecológica y ambiental profunda", explica Pedro Raposeiro, investigador de la Universidad de las Azores y primer autor del artículo. "

Asimismo, los investigadores llevaron a cabo simulaciones para entender cómo eran las condiciones climáticas bajo las cuales se produjeron los primeros asentamientos en las islas. En base a estos análisis, los autores sugieren que los primeros en llegar fueron personas de los pueblos nórdicos de Europa. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento