Cuidados de la dalia: tipo de riego, época de cultivo y poda

Imagen de la flor de una variedad de dalia.Gelbe Pompondahlie.
Imagen de la flor de una variedad de dalia.Gelbe Pompondahlie.
GTRES

La dalia es una de las flores que pueden cautivar y llamar la atención en el jardín por sí sola, ya que su forma y sus colores hacen de ella una especie muy exótica que, aunque estemos acostumbrados a verlas en los jardines de forma habitual, proviene del Viejo Continente. 

Así, tratándose de una planta de exterior, todas las personas que tengan la suerte de tener un patio o jardín no pueden dejar pasar la oportunidad de disponer entre sus ejemplares de una bonita dalia, aunque hay que tener muy en cuenta sus cuidados y necesidades. 

¿Cómo se cuida la dalia? 

El momento perfecto para plantar la dalia es a principios de año, justo antes del comienzo de la primavera. Eso sí, al ser una planta tropical se debe resguardar bien de las posibles heladas que puedan darse durante estos primeros meses del año, ya que no soporta esas bajas temperaturas.

Por otro lado, al buscar la ubicación perfecta para ella, hay que tener muy en cuenta la luz. Las dalias necesitan un lugar con mucha luminosidad, lo que no quiere decir que les tenga que dar el sol directamente, algo que podría acabar por dañar las flores de la planta. 

Al igual que es muy importante que tengan mucha luminosidad sin recibir luz solar directa, es importante colocarla en un lugar donde quede resguardada de las posibles corrientes de frío, ya que esto también podría ser letal para la planta. Además, antes de plantarla, es recomendable añadir al suelo un poco de fertilizante para que esta pueda crecer y desarrollarse mejor. 

Otro factor clave es el riego, una de las necesidades más importantes para la planta, ya que necesitan tener humedad constante en el suelo en el que crecen. Esto no quiere decir que haya que regarlas excesivamente. Este exceso de agua o encharcamiento puede dañar el bulbo donde crecen, según Verdecora, por lo que será importante contar con un buen sistema de drenaje. 

Después de tener todas estas consideraciones en cuenta, solamente hay que tener cuidado de ella y observarla para ver posibles plagas y ponerle remedio antes de que se echen a perder sus flores, además de entutorarlas para que el tallo no se quiebre a medida que vaya creciendo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento