Detención de Puigdemont: expertos difieren sobre en qué países estaba suspendida la euroorden

El eurodiputado Carles Puigdemont y su abogado, Gonzalo Boye, en una imagen de archivo.
El eurodiputado Carles Puigdemont y su abogado, Gonzalo Boye, en una imagen de archivo.
ACN

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha llegado este lunes a Bruselas desde Roma, donde ha hecho escala después de coger un vuelo a Alguer (Cerdeña) a primera hora de la mañana. El expresidente fue detenido el pasado jueves por la noche en el Aeropuerto de Alguer (Cerdeña, Italia). Este suceso ha avivado el debate de sobre si estaban o no activas las euroordenes contra él y los otros eurodiputados independentistas huidos, Toni Comín y Clara Ponsatí.

El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) dejó el pasado 30 de julio sin inmunidad parlamentaria a los tres políticos, tal como había decidido previamente el Parlamento Europeo. En su auto, el TGUE alegó que los políticos no corrían peligro de ser detenidos porque “no había ninguna euroorden vigente”, tal y como habría asegurado España en aquél momento. Ahora bien, la gran duda ahora es si la euroorden estaba suspendida en los 27 países de la UE, o si solo se aplicaba en Bélgica -donde reside Puigdemont- y Francia -donde se encuentra el Parlamento Europeo-.

20 Minutos ha consultado a dos catedráticos de derecho internacional para arrojar luz en este asunto, y ha constatado que existen diferencias en la interpretación del auto del 30 de julio de este año.

Araceli Mangas Martín, catedrática Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid, ha asegurado en declaraciones a este diario que “el auto del 30 de julio deja muy claro que, mientras se mueva de su lugar de residencia en Bélgica y los lugares de trabajo del Parlamento Europeo, está protegido". Asimismo, "deja abierto que, si se sale de este circuito, entra la euroorden”.

“El auto deja abierto que, si se sale del circuito entre Bélgica y Estrasburgo, entra la euroorden"

Ahora bien, en el último párrafo del auto sí se especifica que “si fuera detenido, entonces puede pedir las cautelares al TGUE y examinar de nuevo la situación”, y esto es precisamente lo que ya ha anunciado que hará el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye.

"Número" de Puigdemont para ser indultado

En vista de lo que apunta la catedrática, es inevitable preguntarse: si realmente estaba tan “claro” que la suspensión de la euroorden solo afectaba a Bélgica y Francia, ¿Cuál ha sido el motivo de la visita de Puigdemont a Italia, más todavía teniendo en cuenta que se trataría de una persona bien asesorada jurídicamente? Sobre la mesa está, por un lado, la opción de que realmente tanto él como su abogado pensaran que la suspensión de la euroorden se aplicaba en los 27 países de la UE. Por otro lado, está también la opción de que lo hubiera hecho “provocadamente”, queriendo ser detenido. En su caso, la catedrática de la UCM se decanta por la segunda.

“Siempre le han gustado las batallas judiciales contra España”, dice la experta, y añade que ahora “la situación ha cambiado después de los indultos”: “Nunca podrá ser indultado si no es trasladado. Si no regresa a España, estará condenado a vivir siempre en Bélgica. Es posible que haya montado este número para que luego se abra un posible proceso judicial, sea indultado y así pueda volver a su vida normal en Girona”.

"Es posible que haya montado este número, para que se abra un posible proceso judicial, sea indultado y así pueda volver a su vida normal en Girona”

"Confusión" por parte de España

Distinta es la opinión de Antoni Pigrau, catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad Rovira i Virgili, quien ha considerado en declaraciones a 20 Minutos que el TGUE levantó en julio la inmunidad de Puigdemont, Comín y Ponsatí “partiendo de la idea de que las ordenes de detención estaban suspendidas”, tal y como indicaría el auto, según su interpretación.

“De hecho, el texto dice que España ha indicado que la ejecución de las órdenes de detención europeas habían sido suspendidas. Entonces, lo que dice el vicepresidente del TGUE es que levanta la inmunidad porque no aprecia que peligre su actividad normal como eurodiputado, y de hecho concreta que la inmunidad continúa intacta para que pueda acudir a las sesiones del Parlamento Europeo”.

“Otra cosa interesante que dice el auto es que, aunque considera que no se ha demostrado que haya riesgo de detención de estas personas, dice que si fueran detenidas por una autoridad de uno de los estados miembros, pueden volver a pedir que se apliquen medidas cautelares de protección de la inmunidad”.

"El auto dice que si fueran detenidas por una autoridad, pueden volver a pedir que se apliquen medidas cautelares de protección de la inmunidad"

Por lo tanto, apunta el experto, existe la posibilidad de que España “llevara a confusión” al tribunal diciendo que estaba suspendida la euroorden. “El vicepresidente del TGUE toma la decisión contando con que están suspendidas las órdenes de detención. Por lo tanto, aquí hay un debate sobre el papel que está jugando el poder judicial en nuestro país, que parece que va por libre”, asevera.

“El vicepresidente del TGUE toma la decisión de retirar la inmunidad contando con que están suspendidas las órdenes de detención"

De hecho, la nota del TGUE, que ha sido consultada por este diario, dice textualmente: “Habiéndose suspendido el proceso penal de que se trata mediante esta petición, la ejecución de las órdenes de detención europeas también ha sido suspendida, como ha indicado España, que interviene en apoyo del Parlamento”.

“Como ha indicado España”. ¿Qué significa esto? El catedrático explica que, cuando el Parlamento Europeo quitó a los tres diputados la inmunidad, presentaron una demanda de medidas provisionales ante el TGUE, y pedían que se suspendiera la decisión. Cuando el TGUE actúa, da audiencia a las partes antes de tomar la decisión: a los interesados, a representantes del Parlamento Europeo y al Gobierno de España -este último representado normalmente por abogados del Estado-.

"Por lo tanto, según lo que se desprende del texto, quién ha dicho que las euroordenes estaban suspendidas habría sido este representante español. Si ahí dijo que las órdenes estaban suspendidas y después no lo estaban, el TGUE puede sentirse bastante molesto, y la imagen española puede no quedar muy bien”, considera el catedrático.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento