Empiezan a derribar la estructura de los peajes de la C-32 y la C-33

  • La previsión es que el primero en desaparecer sea el de Vilassar de Dalt, a finales de esta semana.
Trabajos de derribo del peaje de la C-32 en Vilassar de Dalt (Barcelona) este lunes 20 de septiembre.
Trabajos de derribo del peaje de la C-32 en Vilassar de Dalt (Barcelona) este lunes 20 de septiembre.
JORDI PUJOLAR / ACN

La estructura física de los peajes de Vilassar de Dalt, Arenys de Mar y Santa Susanna, en la autopista C-32 norte en Barcelona, y el de Mollet del Vallès, en la C-33, también en la provincia de Barcelona, será historia en los próximos días. 

Tras el fin de la concesión de las autopistas, el 31 de agosto, esta semana se han iniciado los trabajos de derribo de las cabinas. Para poder trabajar en el tronco central de la autopista, el tráfico se desvía estos días por los carriles laterales que, después de esta actuación, quedarán fuera de la 'nueva' calzada de la autopista. 

De los 14 carriles que hay en el tronco central del peaje de Vilassar de Dalt habrá cinco –tres de un extremo y dos de otro– donde el derribo de la estructura se hará de noche para no afectar al tráfico

Los derribos se hacen en paralelo en los cuatro peajes y la previsión es que el primero en desaparecer sea el de Vilassar de Dalt, a finales de esta semana

Los operarios trabajan de día y de noche

La maquinaria pesada ha entrado este lunes a la autopista del Maresme. De los 14 carriles que hay en el tronco central del peaje de Vilassar de Dalt habrá cinco –tres de un extremo y dos de otro– donde el derribo de la estructura se hará de noche para no afectar al tráfico que circula por los carriles laterales. Los otros 9 ya se han comenzado a derribar.

El desmontaje se hace carril por carril y se elimina tanto la estructura de hormigón que hay sobre el asfalto como la estructura superior del característico color naranja. Para evitar que la estructura acabe cediendo de golpe por las sacudidas de la maquinaria, los operarios trabajarán en bloques de tres carriles y en algún momento puntual el desmontaje se hará también a mano.

Estos trabajos, según han comentado los responsables de la obra, podrían estar listos el jueves. En paralelo, sobre el asfalto de la autopista ya está marcado el punto en el que se tendrá que construir la nueva mediana, que conectará con la mediana ya existente a lado y lado de la antigua área del peaje.

Cuando acaben las obras, las cabinas y las estructuras de los peajes laterales –por donde circulan estos días los coches– quedarán de momento de pie e inutilizadas, a la espera de definir qué pasará con toda el área de autopista que ya no se usará tras la desaparición de los peajes.

El Departament de la Vicepresidència, i de Polítiques Digitals i Territori de la Generalitat calcula acabar con el desmontaje de las cabinas de los cuatro peajes durante el mes de octubre. Estos trabajos están incluidos en el contrato de mantenimiento de las autopistas, de 8,4 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento