Los científicos detectan un aumento del 70% del hidrógeno atmosférico en los últimos 150 años

  • La mayor parte del crecimiento en H2 es atribuible a las actividades humanas.
<p>Una central eléctrica de carbón vierte gases a la atmósfera.</p>
Una central eléctrica de carbón vierte gases a la atmósfera.
GTRES

Un análisis de aire atrapado en capas de hielo compacto en la Antártida ha revelado un 70% de aumento en el hidrógeno atmosférico durante los últimos 150 años.

El H2 es un subproducto de la combustión de combustibles fósiles, la quema de biomasa y la oxidación del metano, entre otras fuentes, y tiene un impacto en el calentamiento global y la capa de ozono.

Investigadores de la Universidad de California Irvine, a los que se unieron científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), la Universidad de Colorado Boulder y UC San Diego, descubrieron que el hidrógeno molecular aumentó de 330 a 550 partes por mil millones en la atmósfera de la Tierra desde 1852 hasta 2003, el lapso de tiempo medido en el primer aire recogido cerca del Polo Sur en Megadunes.

El equipo informó sus hallazgos en un artículo publicado recientemente en Proceedings of the National Academy of Sciences. "El aire envejecido está atrapado en la capa de nieve perenne sobre una capa de hielo, y el muestreo nos da una descripción muy precisa de la composición atmosférica a lo largo del tiempo", dijo en un comunicado el autor principal John Patterson, estudiante de posgrado en el laboratorio de Eric Saltzman, profesor de Ciencias de Sistemas de la Tierra de la UCI. "Nuestra reconstrucción paleoatmosférica de los niveles de H2 ha mejorado enormemente nuestra comprensión de las emisiones antropogénicas desde el comienzo de la revolución industrial".

Las noticias no son exactamente buenas. Resulta que es posible que hayamos subestimado significativamente nuestras emisiones de hidrógeno. 

Se debe a actividades humanas

Patterson dijo que la mayor parte del crecimiento en H2 es atribuible a las actividades humanas, especialmente aquellas que resultan en emisiones provenientes del transporte, pero una parte del aumento aún no se contabiliza. "Las políticas gubernamentales sobre las emisiones de los tubos de escape han llevado a una disminución del monóxido de carbono en la atmósfera, por lo que deberíamos haber esperado ver el mismo impacto en el hidrógeno molecular, pero ese parece no ser el caso", dijo. 

"No hay evidencia de que las emisiones atmosféricas de hidrógeno molecular hayan disminuido en el siglo XX, por lo que es probable que estemos subestimando las fuentes no automotrices del gas".

Los investigadores dijeron que puede haber una nueva fuente de emisiones de H2 que se avecina en el horizonte a medida que más personas adopten energía de hidrógeno sin carbono para automóviles y otras necesidades, lo que lleva a la posibilidad de fugas a la atmósfera.

Los científicos ahora se encuentran investigando la misteriosa fuente de hidrógeno que parece que hemos estado perdiendo todo el tiempo. Si al menos una parte resulta ser una fuga, el futuro del hidrógeno verde podría tener un problema que debe resolverse.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento