Con queso

Los investigadores identifican el mecanismo que provoca la mortalidad del COVID-19
Los investigadores identifican el mecanismo que provoca la mortalidad del COVID-19
20M EP

Nos la dan con queso y parece como si esta práctica fuera ya normal o nos diera igual. No sé cuántas veces algunos hemos dicho, del derecho y del revés, que los gobiernos del mundo mundial no nos dicen las cifras reales de muertes causadas directamente e indirectamente por la pandemia de la Covid-19.

El prestigioso semanario internacional The Economist, de tendencia liberal, publicó, la semana pasada, un informe en que, entre otras muchas cosas, se nos dice que en el mundo no han muerto 4,5 millones de personas, cifra oficial, sino que la cifra real de muertos podría estar entre los 9,3 y 18,1 millones, siendo 15,2 millones posiblemente el dato más certero. 

Una desviación del 340% en la cifra de muertos por Covid no es un error, sino una política deliberada de mentir, de no decir la verdad a los ciudadanos. Y si no lo es, que vuelvan a la escuela

Fíjense, de 4,5 millones oficiales a 15,2, es decir, que una desviación del 340% no es un error, sino una política deliberada de mentir, de no decir la verdad a los ciudadanos. Y si no lo es, que vuelvan a la escuela.

En Asia, la cifra de muertes reales sería un 700% superior, de 1.046.113 a 3,4 y 12 millones; en América Latina y el Caribe, la desviación sería del 50%, de 1.444.894 a entre 2 y 2,2 millones; en Europa (UE incluida), del 60%, de 1.180.159 reales a 1,8 – 1,9 millones; en África, del 800%, de 197.763 a entre 850.000 y 2,2 millones; en Norteamérica, del 30%, de 676.071 a entre 780.000 y 870.000; en la Unión Europea, del 9%, de 757.688 a entre 810.000 y 850.000; y, por último, en Oceanía, serían menos los muertos que se han declarado.

Por países, los autores del estudio documentan que, solo en China, la desviación sería del 12.000%. Oficialmente, las autoridades comunistas solo reconocen 4.636 muertes, cuando, en realidad, los muertos podrían ir de los 150.000 al millón y medio. Es decir, que todos, en mayor o en menor porcentaje, mienten. Luego nos preguntamos por qué, generalmente, los ciudadanos dudamos de los que se nos dice desde el poder. En fin, ustedes mismos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento