Más condiciones de los 'carmenistas' a la ordenanza de Almeida: convertir en vía urbana la A-5 y peatonalizar Peña Gorbea

Recupera Madrid alegará contra suspensión del grupo mixto y confían en que se levante para centrarse en "mejorar Madrid"
Marta Higueras y Luis Cueto, miembros de Recupera Madrid.
20M EP
Declaraciones del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, este lunes.
Europa Press

A cinco días del debate de la nueva ordenanza de movilidad, los 'carmenistas' son la única esperanza de Almeida. Tan solo representan un cuarteto en un Pleno al que este viernes asistirán 98 concejales de distintos colores. Sin embargo, el voto de Marta Higueras, José Manuel Calvo, Luis Cueto y Felipe Llamas será crucial para el futuro de la ciudad, que el 15 de septiembre podría quedarse sin una base legal dado que se cumple la sentencia judicial que anula Madrid Central.

Almeida necesita cuatro votos -además de los del PP y Cs- para aprobar su proyecto estrella, la que sustituirá al de Carmena. Y hasta ahora solo se ha ganado el 'sí' de este cuarteto, quienes le garantizan su voto si el Pleno se lo permite y si Almeida accede a sus condiciones. Estas son, entre otras, que se vuelva a cerrar al tráfico el bulevar de Peña Gorbea y transformar la A-5 en vía urbana priorizando la conexión entre los cuatro barrios que hoy quedan aislados por la carretera: Campamento, Batán, Aluche y Lucero. Si Almeida quiere sacar adelante su plan Madrid 360 deberá pagar este nuevo precio, tal y como avanza a 20minutos la plataforma Recupera Madrid -en la que están agrupados los díscolos-.

Se tratan de dos iniciativas que quedan fuera de la propia ordenanza, dado que esta no contempla proyectos. Sin embargo, el apoyo de los díscolos a la ordenanza incluye estas medidas. La primera, la de peatonalizar Peña Gorbea, es una obra del gobierno de Manuela Carmena que más tarde retiró el PP. Su exigencia es volver a cambiar la señalización para que sea otra vez peatonal. Una medida que podría ver la luz esta misma semana. Según indica el portavoz José Manuel Calvo a 20minutos, el área de Medio Ambiente y Movilidad ha accedido a cerrar el tráfico de este bulevar como lo estableció Carmena, "incluso antes del pleno de este viernes". 

La segunda, pasa por formar un grupo de trabajo para revisar y trabajar el proyecto de transformación de la A-5 en vía urbana priorizando la conexión entre los barrios mencionados frente a la obra del túnel. "Esto no implica que se renuncie al túnel, que tiene sentido para vehículos de alta ocupación, como los autobuses que vienen de fuera de Madrid, pero nuestra prioridad son los cuatro barrios de Madrid", señalan desde Recupera Madrid. Este grupo de trabajo estaría integrado por técnicos municipales y por ellos, con participación proactiva y directa. "Nosotros no confiamos del todo en que este gobierno esté plenamente comprometido con la movilidad sostenible, y no vamos a cometer el error de regalarles el acuerdo como hizo Más Madrid con los Acuerdos de la Villa", apuntan las fuentes.

Y a estas líneas rojas se suman 28 enmiendas que presentó el pasado viernes Recupera Madrid en calidad de grupo mixto. Estas podrían no llegar a ser formales, pues los tribunales aún estudian si este cuarteto pueden formarse bajo grupo mixto o deben volver a Más Madrid. En todo caso, son medidas simbólicas que Almeida debe aceptar para que, en caso de que se acepte el voto individual de cada concejal -por regla general el voto es del grupo- apoyen la ordenanza.

"Nuestro apoyo (a la ordenanza de Movilidad) no es un cheque en blanco. Solo apoyaríamos una ordenanza razonable y esta pasa porque se acepten nuestras enmiendas", apunta la portavoz Marta Higueras. Por ejemplo, reducir la velocidad de 20 a 15 km/h, en calles de plataforma única y que en las que tienen dos carriles por sentido, que el de la derecha tenga una velocidad limite de 30 km/h (como ocurre en las de un único sentido). También, bajar prohibir a las motos aparcar en las calles que existe bandas de aparcamiento y, como alternativa, habilitarles zonas para aparcar en dichas bandas. En relación a Madrid Central, volver al horario de motos hasta las 22.00, en lugar de las 23.00 horas o reservar un espacio en todos los aparcamientos municipales para distribución de ultima milla. En definitiva, un conjunto de medidas que, según creen desde Recupera Madrid, serán aceptadas por el Gobierno municipal "obligados por las circunstancias".

El no rotundo de Más Madrid

Más Madrid -el grupo del que formaban parte los de Recupera Madrid- ha presentado su enmienda total a la Ordenanza de Movilidad y ha presentado 53 parciales. Algunas de ellas son mantener y ampliar Madrid Central, crear la Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección (ZBEDEP) de Plaza Elíptica; adelantar la Zona de Bajas Emisiones Madrid; ZBEDEP en todos los distritos; pacificación del tráfico con más calles a 30 km/h; creación de la figura de calle escolar para proteger los centros educativos; sin vehículos compartidos (patinetes, bicis y motos de alquiler) en las aceras; fomento del uso de la bici; y puesta por las Zonas de Aparcamiento Vecinal en los distritos exteriores a la M-30.

De las más de 7.688 enmiendas que ha presentado el grupo, el gobierno municipal ha aceptado un 5%, "cuando en 2018 se aceptaron un 25% de las 1.057 planteadas", critica la portavoz Rita Maestre.

La línea roja del PSOE: Mantener Madrid Central

"Mantener Madrid Central en sus condiciones actuales es una de las líneas rojas innegociables para el PSOE si de verdad Almeida quiere movernos del voto en contra", apunta el concejal socialista, Ignacio Benito. Su grupo ha presentado 59 enmiendas como mantener el nombre de Madrid Central, que permanezcan los criterios de acceso a esta zona de bajas emisiones o una distancia de seguridad de al menos seis metros cuando un vehículo motorizado circule detrás de una bicicleta, en vez del mínimo de cinco metros.

De las 59 enmiendas, el gobierno municipal ha aceptado un total de 13 de ellas, "ninguna de las más importantes", criticó Benito su reunión con el delegado el pasado viernes. Aun así, el concejal socialista va a seguir negociando: "Hay enmiendas que mejoran algo el texto pero están muy lejos de los objetivos que, ya no el Grupo Municipal Socialista sino el conjunto de la ciudadanía madrileña, se merece".

Derogar Madrid Central, el pacto de investidura con Vox

"El PP dijo que terminaría con Madrid Central. Resulta que eso se llevó al pacto de investidura suscrito entre PP y VOX, por el que hoy es alcalde José Luis Martínez-Almeida", apunta Ortega Smith que esta semana tiene previsto reunirse con el equipo de Gobierno. De ahí que Vox haya presentado una enmienda a la totalidad y 40 parciales. Por ejemplo, reducir las restricciones, permitir la circulación siempre que los coches hayan pasado la ITV y cumplan la normativa, que las motos puedan estacionar en las aceras siempre que no impidan el paso de peatones, notificar individualmente a las comunidades y comercios antes de que se hagan peatonalizaciones para que puedan hacer alegaciones, ampliar el horario de reserva de estacionamiento de motos... y acabar con Madrid Central así como convertir Plaza Elíptica en otra zona de bajas emisiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento