Secuestrados desde enero, amenazas de muerte... detienen en Portugal el padre de los niños Kristian y Amantia Toska

Imagen difundida por SOS Desaparecidos de Kristian y Amantia Toska ya localizados.
Imagen difundida por SOS Desaparecidos de Kristian y Amantia Toska ya localizados.
SOS DESAPARECIDOS

El hombre alemán acusado de secuestro parental al que buscaban en Tenerife ha sido detenido en Portugal, donde estaba con sus dos hijos, de 11 y 10 años, que también han sido localizados, han informado fuentes de la Policía Nacional.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Santa Cruz de Tenerife amplió el pasado lunes al ámbito internacional la orden nacional de detención y presentación que había decretado la semana pasada, ya que en un principio se les buscaba en el sur de Tenerife, donde se supone que se habían establecido sin el permiso de la madre.

La asociación SOS Desaparecidos difundió durante la última semana carteles de desaparecidos con los datos de los dos menores, Kristian y Amantia Toska, de 11 y 10 años, que ya han sido sustituidos por una publicación donde se confirma que ya han sido localizados.

"Si va a la policía le matará a ella, a su familia y a los niños"

Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos, explicaba la semana pasada a 20minutos que "tras varios episodios de violencia el matrimonio se separo en 2013, así lo refleja los autos judiciales en Alemania, que dan la custodia entera a la madre por estos episodios violentos". De hecho, añadía, "posteriormente la madre estuvo protegida en un piso tutelado y hubo una denuncia al padre por falsificar su firma para poder sacar a los niños del país".

Los hechos empezaron a comienzos de este año, cuando el 17 enero venció el plazo del padre para devolver a los hijo a la madre. Alertada por una posible huida, trató de contactar sin éxito con el padre, hasta que los últimos días de ese mes, "Amantia, la niña, le manda un mensaje por Whatsapp a una amiga diciéndole que esta en un país donde todo el mundo habla español y que es una isla", explicaba Amills.

Desde ese momento la progenitora siguió tratando de contactar con el padre, hasta que finalmente lo consiguió y, aunque al principio este niega estar en España, tras la insistencia de ella termina reconociéndolo. "Ante la presión de la madre un día se le escapa que está en Tenerife. Es ahí cuando empiezan las amenazas del padre, que se repiten constantemente desde el mes de junio, donde le dice que si va a la policía le matará a ella, a su familia y a los niños y ya no los volverá a ver", explica el presidente de SOS Desaparecidos.

La madre viajó a España el 20 de julio e interpuso una denuncia ante el juzgado de violencia de genero y la Policía Nacional.

Pese a ello, fuentes de la Policía Nacional informaron días después que si bien al principio existía "el convencimiento de que estaban en Tenerife" luego se descartó, como finalmente se ha demostrado. 

Aunque no ha trascendido si la madre de los niños ya se encuentra en Portugal o está rumbo al país ibérico, tras casi ocho meses de angustia, la búsqueda de Kristian y Amantia ha finalizado. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento