El estreno de Isabel Rodríguez: buenas palabras, pocas respuestas

Isabel Rodríguez, portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial.
Isabel Rodríguez, portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial.
EFE

Isabel Rodríguez, nueva portavoz del Gobierno, se estrenó este martes ante la prensa, 72 horas después de recibir el encargo de Sánchez para asumir el Ministerio de Política Territorial. En su primer test en Moncloa, esta exconsejera castellanomanchega empleó un estilo amable y un tono menos combativo con la oposición que su predecesora –María Jesús Montero, ministra de Hacienda–, pero esquivó muchas preguntas.

Rodríguez pidió "comprensión" para cuando los "ritmos" de la prensa y del Ejecutivo no encajen, admitió sus "nervios" del primer día y, para relajarse, citó a Rubalcaba, "el mejor portavoz que ha tenido este país", y que años atrás le entregó un "decálogo del buen portavoz". "Aún lo conservo", añadió la ministra, que recitó el primer punto de aquella lección: "No des un titular. Más bien, da el titular que tú quieras dar".

El objetivo, este martes, se cumplió a medias: fue difícil forzar un desliz o arrancarle un mal titular, pero también deducir cuál era el que realmente quería dar. Y, por momentos, el intercambio de preguntas y respuestas se convirtió en un partido de tenis, donde las cuestiones iban y venían sin quedar zanjadas.

Así sucedió, por ejemplo, con la cuestión de Cuba. "¿Es Cuba una dictadura?", se le preguntó. "España es una democracia plena", respondió. "Fue difícil forzar un desliz o arrancarle un mal titular, pero también deducir cuál era el que realmente quería dar"

"Fue difícil forzar un desliz o arrancarle un mal titular, pero también deducir cuál era el que realmente quería dar"

Cuestionada por la posición de UP, que no cree que Cuba sea una dictadura, se escudó en que su papel no es "interpretar el ideario" de otro partido, incluso si es su socio de coalición y, ante las insistentes repreguntas, se ciñó al guión, dijo que el Gobierno está muy pendiente de los acontecimientos y que no podía "avanzar nada más", entre otras cosas, porque en la sala de prensa no hay cobertura y no estaba recibiendo las últimas novedades sobre la situación en aquel país.

Tampoco hubo respuesta sobre el ex jefe de Gabinete de Sánchez, Iván Redondo, sobre cuya salida –un movimiento que no estaba en las quinielas– circulan versiones contradictorias: ¿Se fue él mismo? ¿Lo echó el presidente Sánchez? La pregunta quedó en el aire

Y con la cuestión catalana no hubo mucha más suerte, pese a que esta materia compete de lleno al Ministerio que pilota y que ha ‘heredado’ de Miquel Iceta, quien llegó a especular con un referéndum sobre un acuerdo político con Cataluña. "¿Comparte ese planteamiento?", se interesó la prensa. "No entro a valorar la opinión de ningún ministro", se excusó.

¿Crees que Sánchez debería ser más contundente y condenar al régimen cubano?

En cualquier caso, Rodríguez se mostró dispuesta a responder a los medios y prometió estar "siete días, veinticuatro horas" a disposición de la prensa. "Espero estar a la altura", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento