Siguen en comisaría los tres jóvenes detenidos como presuntos autores de la brutal paliza en grupo que causó la muerte de Samuel

El joven había ido a cenar con su amiga Lina, cuando decidió salir a hacer una videollamada con otra de sus amigas, Vanesa. Fue en ese momento cuando el agresor, pensando que le estaba grabando, se abalanzó hasta él.
Samuel, en una imagen de archivo.
Foto de archivo de Samuel Luiz.
Europa Press

La Policía Nacional mantiene detenidos este miércoles en comisaría a los tres jóvenes de entre 20 y 25 años, una mujer y dos varones vecinos de A Coruña, como presuntos autores de la agresión violenta que acabó el pasado sábado con la vida de Samuel Luiz, de 24 años de edad, en una operación que sigue abierta y en la que no se descartan nuevos arrestos.

"La investigación continúa abierta hasta el total esclarecimiento de los hechos. No se descartan más detenciones en próximas horas", ha informado la Policía.

Por el momento, fuentes del Tribunal Superior de Justicia no han podido precisar cuándo van a pasar a disposición judicial estos tres detenidos. Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha confirmado la detención de estos tres jóvenes, residentes en A Coruña, pero no ha querido precisar si los investigadores trabajan con alguna hipótesis concreta sobre el móvil de la agresión y se ha limitado a pedir a los medios de comunicación que dejen "trabajar con sosiego" a la Policía, que está realizando un labor "relevante".

Marlaska ha insistido en que todos los elementos "incriminatorios" se están analizando, así como otros que puedan determinar lo sucedido. Todas las vías de investigación continúan abiertas, si bien los primeros indicios apuntan a que el móvil de la agresión no fue homófobo.

15 personas han declarado ya

Un total de 15 personas habían acudido hasta el momento a la Comisaría de la Policía Nacional de A Coruña para prestar declaración en relación al crimen, según confirmó este mismo martes, en declaraciones a Radio Voz, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones. Sin embargo, no aclaró si entre estas personas se encontraba alguno de los autores de la agresión mortal, dado que la investigación se encuentra bajo secreto de sumario.

Los agentes de la Brigada de Policía Judicial abrieron una investigación por estos hechos en los que, según los amigos de Samuel, mediaron expresiones homófobas por la orientación sexual del joven en un contexto en el que pudo haber una confusión por una videollamada, al entender los agresores que le estaban grabando con el teléfono móvil.

Los agentes se encuentran analizando las imágenes captadas por las cámaras de la Policía Local y de las empresas privadas en el lugar de los hechos para tratar de "esclarecer el detalle de lo ocurrido" y hacerlo "bien", según subrayó Miñones, sobre la posibilidad de que hubiese motivación por la orientación sexual de Samuel.

Por su parte, testigos presenciales han asegurado, en declaraciones a los medios, que una pandilla de "12 latinos" que -según sus estimaciones- no superaban los 30 años de edad fue la que propinó la paliza que acabó con la vida del joven en la madrugada del sábado.

Cuando el joven, que trabajaba como auxiliar de enfermería en la Fundación Padre Rubinos y era vecino de Culleredo, fue atendido por el 061 presentaba varios hematomas e importantes golpes en la cabeza. Dada la situación en la que se encontraba, precisó la intervención del personal sanitario durante dos horas para tratar de reanimarlo, aunque el fallecimiento se produjo finalmente en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento