William y Harry inauguran juntos una estatua en honor a su madre, Diana de Gales, con motivo de su 60 cumpleaños

  • Los hermanos se vieron por última vez el pasado mes de abril, en el funeral de su abuelo, en duque de Edimburgo.
  • La prensa británica ha destacado la actitud bromista de Harry frente a la seriedad del duque de Cambridge.
Los príncipes Harry y William inauguran una estatua en honor a su madre, Diana de Gales.
Los príncipes Harry y William inauguran una estatua en honor a su madre, Diana de Gales.
KENSINGTON ROYAL
Los príncipes Harry y William inauguran una estatua en honor a su madre, Diana de Gales.
KENSINGTON ROYAL

Guillermo de Inglaterra y su hermano Harry, Duque de Sussex, han bajado este jueves el hacha de guerra para inaugurar juntos una estatua en honor a su madre, Diana de Gales, quien hoy cumpliría 60 años. El acto ha tenido lugar en los Jardines Hundidos del palacio de Kensington, en Londres.

La estatua de bronce encargada a Rank-Broadley representa 1,25 el tamaño natural y muestra a Lady Di entre tres niños, lo que simboliza "la universalidad y el impacto generacional del trabajo de la princesa", tal y como ha informado a través de un comunicado el palacio de Kensington.

La princesa, que murió el 31 de agosto de 1997 en París, está reprensentada con un vestido basado en los que lució en sus últimos años de vida, cuando "ganó confianza en su papel de embajadora de causas humanitarias". 

Los hermanos presentaron el proyecto en 2017, época en la que compartían una relación excelente de la que ahora solo queda el recuerdo. Aunque, pese a mostrarse algo tensos, ambos han mantenido la compostura y han presidido el acto con formalidad y sonrientes. Eso sí, la prensa británica destaca que Harry se ha dejado ver más animado que William, que estaba visiblemente más serio.

"Hoy, en lo que habría sido el 60 cumpleaños de nuestra madre, recordamos su amor, fuerza y carácter, cualidades que la convirtieron en una fuerza para el bien en todo el mundo, cambiando innumerables vidas para mejor", han expresado los nietos de Isabel II en una declaración conjunta.

"Cada día deseamos que ella estuviese aún con nosotros y esperamos que esta estatua sea considerada para siempre como un símbolo de su vida y su legado. Gracias a Ian Rank-Broadley, Pip Morrison y sus equipos por su extraordinario trabajo, a los amigos y donantes que han ayudado a hacer esto realidad y a todos aquellos alrededor del mundo que han contribuido a mantener viva su memoria", han añadido antes de desvelar la estatua, que estaba cubierta con una lona de color verde.

Junto a los hijos de Diana de Gales también han estado sus hermanos, Charles, Jane y Sarah Spencer. Sin embargo, nadie de la casa real británica ha acudido al acto debido a las medidas impuestas frente a la Covid-19. Tampoco han estado presentes sus respectivas parejas, Meghan Markle y Kate Middleton, ni sus hijos.

El acto estaba previsto para el 20 aniversario de la muerte de Lady Di. No obstante, varios imprevistos han provocado que finalmente haya tenido que celebrarse este jueves, 1 de julio, dos meses después de que tuviera lugar el reencuentro de los hermanos en el funeral de su abuelo, el duque de Edimburgo.

Aquel día ambos vivieron una fuerte trifulca, según relató recientemente en una entrevista Robert Lacey, autor de Battle Of Brothers (La batalla de los hermanos). "El conflicto entre los dos hijos de Diana profundamente divididos no parece que vaya a terminar pronto", explicó el historiador.

Sin embargo, la prensa británica coincide en que los hijos de Carlos de Inglaterra han estado a la altura de la situación. Eso sí, según apuntan los expertos, ambos han escogido actitudes distntas. "William ha asumido 'el papel de hermano mayor' mientras que Harry ha sido 'extravagante pero tenso' en la inauguración", informan desde el Daily Mail.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento