Carlos Baute: del galán de telenovela al padre responsable

<p>El cantante Carlos Baute, posa en el photocall de los premios ARI, el pasado mes de abril en Madrid.</p>
El cantante Carlos Baute.
GTRES

Carlos Baute se ha tornado parte de la actualidad corazonera porque hace unos días decidió compartir en sus redes sociales una fotografía junto a Jose Daniel Arellan, su hijo ilegítimo. Después de años de batallas legales y de ausencias marcadas, el cantante reconocía públicamente la consanguinidad y brindaba por recuperar el tiempo perdido.

Padre e hijo están dispuestos a empezar una nueva vida sin que entre ellos haya resquicios de enemistad. Se han retirado las demandas de reclamación de pensiones y ambos prometen que la comunicación será fluida para evitar nuevos escándalos.

Con la instantánea compartida en Instagram, Baute daba por finalizada una polémica que le ha acompañado durante años y que, sin duda alguna, afectó a esa imagen blanca, casi celestial, con la que logró hacerse archifamoso.

Su mujer, Astrid Klisans, tuvo mucho que ver en el cambio de postura. Ella, que es templanza y seguridad, le hizo recordar los días difíciles en esa Venezuela en la que nació, donde triunfó con el grupo Los Chamos, pero de la que logró escapar con poco más de 20 años para instalarse en España.

No le costó convencer al público de que en su viaje también llevaba al talento en la maleta. Baute se convirtió en muy poco tiempo en un soplo de aire fresco en una industria que merecía cambios. Su porte de galán de telenovela, sus contoneos en el escenario y una simpatía envidiable hicieron que el artista se convirtiera en estrella.

Sus discos empezaron a venderse con el mismo entusiasmo con en el que conquistaba a mujeres de relumbrón. Todas querían vivir un affaire con el venezolano de moda. Pero él, hombre de una sola pareja, apostó por Astrid, a la que conocía desde pequeño porque, ironías del destino, su padre era su abogado.

Ella bebía los vientos por él desde muy pequeña y nunca pensó que aquel flechazo de juventud acabaría siendo su relación más estable. Una historia de amor de la que se sienten muy orgullosos y que comparten con sus seguidores y admiradores, a los que también muestran los avances de sus tres hijos en común: Markuss, Álisse y Liene.

Carlos es padre por encima de todo. Familiar y casero, no llevó demasiado bien los rumores que le relacionaron en lo sentimental con Marta Sánchez. Lidió con informaciones que llegaron a asegurar que la separación matrimonial de ella había estado provocada por su romance clandestino. Ambos lo negaron durante aquella gira interminable en la que, eso sí, demostraron una gran complicidad.

A fin de cuentas, Marta fue hada madrina o golpe de suerte, pues junto a ella grabó el que, hasta el momento, ha sido su mayor hit, Colgando en tus manos. Una colaboración que fue regalo y condena, puesto que los intérpretes acabaron enfrentados por temas económicos derivados del single. Acusaciones, malos entendidos y reproches que se saldaron poco después gracias a la intermediación de amigos en común. No fue una etapa fácil porque, a la presión mediática, se sumaron comentarios de miembros destacados de la industria que señalaban envidias, recelos o rivalidad.

Baute no necesita enfrentamientos. Actor y presentador, es uno de los rostros conocidos más amables y respetados. Invitado habitual en los espacios de televisión más punteros, nunca se ha mostrado reticente a hablar sobre sus sentimientos y emociones. Tiene en su haber dos Premios Ondas, varios Premios Cadena Dial y reconocimientos internacionales.

Aunque no le gusta referirse a él como uno de los artistas que mejor funcionan, lo cierto es que todo aquello en lo que se enrola se convierte en éxito. Que se lo digan a Bertín Osborne, con el que ha grabado una canción, A fuego lento, que ya acumula cerca de 200.000 reproducciones en Spotify.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento